Pastor de Brie

Debajo del abrigo largo y peludo del Pastor de Brie se esconde un espíritu audaz y una gran inteligencia. Fiel a sus raíces francesas, puede ser distante con los extraños, pero es afectuoso y afectuoso con los miembros de su manada. Criado como un perro pastor, se usó de guardia para proteger a los rebaños y luchar contra los depredadores. Esto hizo que fuese adoptado como perro de trabajo durante la Primera Guerra Mundial, siendo utilizado por las tropas como centinelas, mensajeros y perros sanitarios.

Hoy, el Pastor Brie disfruta de la vida como un perro de compañía más. Aunque muestra su versatilidad y naturaleza trabajadora en competiciones de obediencia, agilidad, conformación, pastoreo, acarreo y seguimiento.

...

Características del Pastor de Brie

El Pastor de Brie es un gran perro de familia, lleno de cariño para los que están cerca de él. Esta raza parece estar dedicada a su dueño completamente y será feliz siguiéndote por la casa. Es un compañero ideal para alguien que quiere un perro adorable, pero no excesivamente dependiente. Este perro pastor, pesa alrededor de 35 k, pero que vive cómodamente en la ciudad, siempre y cuando esté con su familia y haga suficiente ejercicio.

Son perros muy inteligentes y que aprenden rápido cuando se trata del entrenamiento. Lo que no impide que pueda ser obstinado y querer hacer las cosas a su manera. Los propietarios deben estar preparados para establecer el liderazgo desde una edad temprana o es probable que el perro decida sobreponerse a su dueño.

Como ocurre con otros perros pastores, tiene un fuerte instinto hacia la manada y no es inusual que intente reunir o mantener a los niños (e incluso a los adultos) dentro de ciertos límites. Puede empujar, arrastrar o ladrar a su “bandada” para tenerlos controlados como haría con un rebaño de ovejas.

La cautela con los desconocidos  lo convierte en un excelente perro guardián. Estandosiempre listo para defender a su familia y su territorio si percibe peligro. Sin embargo, con la capacitación y la socialización adecuadas, puede alentarlo a que acepte mejor a los extraños.

Personalidad

El típico Pastor de Brie es valiente, leal e inteligente. Además, es bondadoso y cariñoso con su familia, y le gusta participar en actividades familiares. A pesar de su gran tamaño, es esencialmente un perro doméstico. Y aunque necesita espacio para jugar, también necesita entrar en la vivienda para poder estar cerca de los suyos.

Si se le puede poner un pero, es que en ocasiones es muy obstinado. Pero con una buena educación y paciencia se puede corregir este problema y sacar lo mejor de él. Ya que, además, es un perro obediente y de fácil aprendizaje.

El Pastor de Brie con los niños

Hay excepciones, por supuesto, pero en su mayor parte, Briard lo hace muy bien con los niños. Si traes un cachorro de Briard, o cualquier otro perro, a una casa con niños, es importante enseñarle a ambos cómo interactuar entre ellos. Si no tiene hijos, pero planea hacerlo en los próximos años, es esencial que socialice a su cachorro con los niños.

Información básica

Altura a la cruz: de 62 a 68 cm.

Peso: 30 kg aproximadamente.

Capa: todos los colores uniformes excepto el blanco, marrón, caoba y tonos desvaídos.

Promedio de vida: entre 12 y 14 años.

Carácter: valiente, leal, tierno y sensible.

Relación con los niños: buena.

Relación con otros perros: buena.

Aptitudes: perro de pastor, perro de guarda y defensa, perro de compañía.

Necesidades del espacio: exterior.

Alimentación: 500 gr aprox. de alimento completo seco.

Arreglo: cepillado regular.

Coste mantenimiento: elevado.

Estándar

Clasificación FCI: Grupo 1: perros de pastor y perros boyeros (except perros boyeros suizos). Sección 1: perros de pastor.

El Pastor de Brie es un perro pastor elegante
El Pastor de Brie es un perro pastor elegante

Historia de la raza

El Pastor de Brie se originó en Francia -en la región del mismo nombre- y puede remontarse su existencia hasta el siglo VIII. Era conocido como el Chien Berger de Brie, pero al ser un perro pastor, ha terminado siendo Pastor de Brie. Aunque es un perro común en otras regiones francesas.

También existe una explicación más romántica: el nombre es una distorsión de Chien d’Aubry. Una leyenda del siglo XIV afirma que Aubry de Montdidier, un cortesano del rey Carlos V, construyó una catedral en memoria de un valiente perro que salvó la vida de su hijo.

Independientemente del origen del nombre, esta raza puede vincularse con el emperador Carlomagno a través de su representación en los primeros tapices. Pero también se ha relacionado con Napoleón ya que era la raza oficial del ejército francés.

De perro pastor al uso militar

El Pastor de Brie forma parte de un amplio grupo de perros pastores. Siendo utilizado en sus primeros tiempos para controlar y defender los rebaños de oveja franceses -de ahí su uso como perro de defensa-. Pero el cambio en la raza vendría dado en la I Guerra Mundial. Al contrario de otras razas, que casi desaparecieron, el Pastor de Brie encontró acomodo en el ejército. Fue usado, principalmente, como mensajero y de apoyo a las fuerzas sanitarias, pero le valió ser conocido y reconocido por los soldados americanos, que comenzaron a llevarlos con ellos de vuelta a casa.

Se cree que Thomas Jefferson importó los primeros Pastores de Brie a los Estados Unidos, y el American Kennel Club reconoció la raza en 1928 con el nombre de Briard. Sin embargo, su expansión por Europa ha sido tardía y, por ejemplo en el Reino Unido no se introdujo hasta finales de la década de 1960. Y aunque la raza fue reconocida por la FCI en 1954, su estándar oficial no ha sido aprobado hasta 2008.

La salud

El Pastor de Brie es un perro generalmente sano, que no sufre graves enfermedades. Pero como todos los perros, es propenso a sufrir algunos males más que otros. Por eso, si estás pensando en hacerte con un ejemplar de esta maravillosa raza, es bueno que los conozocas de antemano para poder prevenirlos:

Displasia de cadera

Al igual que muchas razas grandes, puede verse afectado por este problema hereditario. La displasia impide que el el hueso del muslo encaje perfectamente en la articulación de la cadera. Algunos perros muestran dolor y cojera en una o ambas patas traseras, pero no siempre es así y puede que nuestro perro no muestre signos aparentes.

Displasia del codo

Similar a la displasia de cadera, pero en otra articulación, también es una enfermedad degenerativa. Se cree que es causada por un crecimiento y desarrollo anormal, que da como resultado una articulación malformada y debilitada. La enfermedad varía en severidad: el perro podría desarrollar artritis fácilmente o podría volverse cojo. El tratamiento incluye cirugía, control de peso, tratamiento médico y medicamentos antiinflamatorios.

Ceguera nocturna estacionaria congénita

Afecta a los perros en diversos grados. Puede ser tan leve como la dificultad para moverse con poca luz hasta la ceguera total en una luz tenue; también puede significar ceguera completa en cualquier luz. La investigación está en curso para las pruebas genéticas, por si tuviera un origen hereditario.

Hipotiroidismo

Se trata de un trastorno de la glándula tiroides. Parece que es responsable de afecciones como epilepsia, alopecia (pérdida de cabello), obesidad, letargo, hiperpigmentación, pioderma y otras afecciones de la piel. Se trata con medicamentos y dieta. Y el perro podrá tener una vida larga y placentera.

Atrofia progresiva de retina

Realmente se trata de una ‘familia’ de enfermedades oculares que involucra el deterioro gradual de la retina. Al principio de la enfermedad, los perros afectados se vuelven ciegos a la noche; pierden de vista durante el día a medida que la enfermedad progresa. Muchos perros afectados se adaptan bien a su visión limitada o perdida, siempre que su entorno permanezca igual.

Enfermedad de Von Willebrand

Esta enfermedad puede encontrarse tanto en perros como en humanos, se trata de un trastorno sanguíneo que afecta el proceso de coagulación. Un perro afectado tendrá síntomas tales como hemorragias nasales, encías sangrantes, sangrado prolongado por cirugía, sangrado prolongado durante los ciclos de calor o después del parto, y ocasionalmente sangre en las heces. Este trastorno por lo general se diagnostica entre los tres y cinco años de edad y no se puede curar. Sin embargo, puede tratarse con tratamientos que incluyen lesiones por cauterización o sutura, transfusiones antes de la cirugía y evitación de medicamentos específicos.

Cáncer

los síntomas del cáncer canino incluyen hinchazón anormal de una llaga o golpe, llagas que no sanan, sangrado de cualquier abertura del cuerpo y dificultad para respirar o eliminarse. Los tratamientos para el cáncer incluyen quimioterapia, cirugía y medicamentos. Y, al igual que en humanos, requiere sacrificio por parte del animal, que puede sentirse dolorido o decaído por el tratamiento.

Torsión gástrica

También conocida como hinchazón, esta es una afección potencialmente mortal que puede afectar a perros grandes y de pecho profundo, como los pastores de Brie. El problema se acrecienta si se les alimenta con una gran comida al día, comen rápidamente, beben grandes cantidades de agua después de comer o hacen ejercicio vigoroso después de comer. La hinchazón es más común entre los perros más viejos. Ocurre cuando el estómago se distiende con gas o aire y luego se retuerce (torsión). El perro no puede eructar o vomitar para deshacerse del exceso de aire en el estómago, y el retorno normal de la sangre al corazón se ve impedido. La presión arterial desciende y el perro entra en estado de shock.

Sin atención médica inmediata, el perro puede morir. Si tu perro tiene un abdomen distendido y está salivando excesivamente y vomitando sin vomitar debes llevarlo rápidamente al veterinario, ya que es síntoma de esta enfermedad.

Pastor de Brie
Podemos encontrarlo en varios colores, también en negro

Adiestramiento

El cachorro de Pastor de Brie debe saber quién es el líder de la manada o tratará de asumir el puesto; por lo tanto, el entrenamiento debe comenzar tan pronto como el cachorro llegue a casa. Esto no significa que deba saber los comandos avanzados antes de las 9 semanas de edad, pero debería estar aprendiendo los modales y las reglas de la casa de inmediato.

El entrenamiento con jaulas o cajas puede ser una ayuda importante. Piensa que es una buena herramienta para el entrenamiento en el hogar y mantiene a tu cachorro -y tu casa- seguro cuando no estás. Pero no lo tengas siempre en una perrera, ya que necesita el contacto tanto de la familia como de extraños para lograr una buena socialización.

Acompáñalo siempre del refuerzo positivo: una caricia, una chuchería o un par de buenas palabras harán el trabajo más sencillo. Recuerda que es un perro muy inteligente y de fácil aprendizaje, por lo que estas acciones acelerarán el proceso y te facilitarán tu labor.

Debido a que es naturalmente sospechoso con las personas ajenas a su rebaño, es importante alentarle a ser amigable con los extraños. Si un Pastor de Brie no está debidamente socializado y entrenado, puede llevar a la agresión hacia personas o animales que él considera una amenaza. Y no porque sea una raza agresiva, sino por tratar de defender a su familia.

Cuidados básicos

El Pastor de Brie se puede adaptar tanto a la vida de la ciudad o el campo. Es una raza bastante tranquila cuando está adentro de la casa, pero necesita de 30 a 60 minutos de ejercicio diariamente para mantenerse sano. Además, sin suficiente actividad, puede aburrirse, allanando el camino para comportamientos molestos o destructivos como ladrar, cavar, perseguir y masticar.

Puedes aprovechar sus cualidades innatas para que practique deportes caninos, especialmente los ensayos de pastoreo. Es una buena salida para toda la energía que acumulan mientras se divierten. Pero además del deporte, necesita cariño y contacto humano. Recuerda que en la actualidad se han adaptado al hogar y, aunque necesitan estar en el exterior, también requieren relax junto al sofá familiar.

Higiene y cepillado

El Pastor de Brie tiene una capa de pelo externa y una capa interna. La capa exterior es ligeramente ondulada con una textura gruesa, de aproximadamente 15 cm de largo, mientras que la capa inferior es suave y fina. Pero estas capas requieren mucho cuidado.

Lo primero que debes preguntarte es si tienes varias horas a la semana para dedicarte a arreglar tu perro pastor. Si la respuesta es no, considera otra raza. Su fabuloso abrigo requiere bastante cepillado, peinado y desenredos para que se vea bien. Se recomienda un cepillado completo todos los días, más un baño cada seis u ocho semanas. Al igual que todos los perros con abrigos esponjosos, puede ensuciarse fácilmente, por lo que te encontrarás con las patas embarradas, hojas o babas por toda la casa. Además, es frecuente encontrar heces en los cuartos traseros y una barba mojada y sucia.

De hecho, son tantos los cuidados de su pelaje, que se recomienda usar un peluquero profesional para completar el laborioso proceso del baño y secado de su pelaje al menos una ocasión al año.

Pastor de Brie
A la hora del baño: paciencia y buen humor

¿Cómo adquirirlo?

En la actualidad es bastante sencillo hacerse con un Pastor de Brie en España. Por lo que si tienes el tiempo necesario para su cuidado y estás decidido a hacerte con uno, lo tendrás fácil. Una rápida búsqueda por internet te permitirá localizar una docena de criadores de perros con pedigree o de raza. Como siempre decimos, la mejor forma de estar seguros de la calidad y profesionalidad del criador es acudir a la Real Sociedad Canina Española.

Pero también tienes la opción de buscar camadas en tu zona. En ese caso, pregunta a tu veterinario, que quizá tenga conocimiento del nacimiento de algunos cachorros. En todo caso, antes de aceptar uno, solicita una revisión y trata de conocer el estado real de los padres, ya que algunos de sus problemas de salud son hereditarios.

Otros perros similares

Si no tienes el tiempo necesario que requieren los cuidados del Pastor de Brie, tal vez puedas encontrar una opción mejor entre otros perros pastores. Para ayudarte en tu búsqueda, te dejamos un listado de perros similares: