Schapendoes Neerlandés

El Schapendoes neerlandés es un perro de tamaño mediano, ligeramente recubierto y largo. Sus movimientos son suaves y elásticos y su asombrosa habilidad para saltar lo hace sobresalir en agilidad y otros deportes caninos. Con un carácter atento y valiente, es inteligente, vigilante, animado y sociable, lo que le hace un gran perro de compañía.

Los Schapendoes estaban muy presentes Países Bajos a fines del siglo XIX y principios del XX. Pero su número disminuyó drásticamente cuando comenzaron a importarse Border Collies para trabajar en los campos. Tal fue la magnitud del descenso de perros que en 1947 se tuvo que fundar el  Nederlandse Schapendoes con el fin de resucitarla.

Schapendoes Neerlandés
El Schapendoes Neerlandés destaca por su pelo lanudo. Foto: Sannasara

Características del Schapendoes Neerlandés

El Schapendoes Neerlandés es un perro pastor habituado a las labores de trabajo. Durante siglos ha pastoreado ovejas en zonas casi despobladas. Por esa razón, debía mantenerse alerta ante cualquier problema y hoy día continua atento a lo que ocurre a su alrededor.

Es considerada una de las razas más leales e inteligentes, con un fuerte sentido de compromiso con sus propietarios, que lo hace especialmente adecuado como mascota familiar. Tiene una personalidad animada y es extremadamente amigable, aunque esto quizás lo hace menos adecuado como perro guardián. Le encanta jugar, pero ocasionalmente puede excederse en sus juegos y causar problemas.

Es un perro muy versátil, que ha llegado a usarse en labores de rescates en catástrofes. Su gran inteligencia y sus ganas de agradar, son valores suficientes para poder entrenarlo en tareas tan específicas como esta. Esa misma versatilidad le permite realizar grandes papeles en concursos de agility y obediencia.

Necesidades específicas

Como buen perro pastor, está cargado de energía. Por eso va a a exigirte realizar largas sesiones de paseo y alguna que otra carrera. Aunque es un perro que se adapta al interior de la vivienda, disfrutará teniendo acceso a un patio o un jardín. Y tu agradecerás que corra libre hasta cansarse. Puedes aprovechar sus necesidades de deporte para practicar con él o adiestrarlo para alguna competición.

Recuerda que es un perro de trabajo, por lo que es muy activo y se aburrirá si no tiene nada que hacer. Únele que es muy inteligente y ya sabrás que el resultado del aburrimiento no será bueno para ti. Así que trata de tenerlo ocupado siempre. La suerte es que es muy hábil aprendiendo por lo que siempre podrás enseñarle cosas nuevas.

Aspecto físico

Es un perro de tamaño mediano, que alcanza los 50 cm y pesa unos 20 kg. Una constitución ligera que parece más robusta por culpa de su capa de pelo largo. Pero no debemos olvidar que es un perro de pastoreo, que necesita velocidad, resistencia y fuerza para llevar a cabo su cometido.  Su cráneo es casi plano, con el puente de la nariz ligeramente debajo de la línea del cráneo y con un hocico bien definido.

Los ojos deben ser marrones y los blancos solo deben verse cuando el perro mira hacia los lados. Su cuerpo es ligeramente alargado, dando un aire refinado a su comportamiento y a sus movimientos. La cola, que se utiliza como un timón durante el salto, debe mantenerse alta y recta.

La característica definitoria de Schapendoes es su pelaje lanudo, que puede crecer hasta 7 cms de largo, especialmente en la parte posterior del perro. El cabello debe tener una textura seca, en lugar de lisa, sedosa o encrespada. Una capa inferior densa sirve para impermeabilizar. El alegre vello facial, con su largo flequillo, barba y bigote, le da a la raza su aspecto icónico. Los Schapendoes pueden ser de cualquier color, pero el azul y el gris son los preferidos en los concursos.

Personalidad

El Schapendoes es un perro cariñoso y divertido, que irradia alegría a su paso. Es una raza muy cooperativa y leal que siempre quiere complacer a su gente. Y, al ser una raza enérgica, es una excelente compañera de juego para los niños. Además, al contrario de otros perros pastor, este sí que saben cómo interactuar con los más pequeños.

Aunque no es excesivamente protector ni agresivo, tiene una capacidad de vigilancia natural y puede alertar a su familia de intrusos. Exhibe un comportamiento de pastoreo típico y puede tratar de empujar a las personas.

Aun así, suelen ser reservados con los extraños. Esto puede deberse a su pasado como perro pastor en zonas aisladas. Debían ser autónomos y valientes, pero también estar atentos a los enemigos. Por suerte, son de naturaleza sociable, por lo que solo tienes que acostumbrarlos a estar con gente extraña. Pero no esperes que sea un perro guardián, aunque puede ladrar para alertarte, no será bueno esa labor.

El Schapendoes Neerlandés con niños y otros animales

Al ser un perro tan enérgico y alegre, es muy bueno con los niños. Como siempre, hay que tener cuidado con niños muy pequeños, ya que los perros pastor tienden a pastorear a su manada. Lo bueno, es que el Schapendoes no usa el mordisco en su labor, sino que empuja con el hocico o con el lomo para conseguir su objetivo. Así que no te extrañe ver  a tu perro conduciendo a tus hijos de una habitación a otra.

Además, al estar cargado de energía y ser tan jovial, aceptará con agrado los juegos y tardará en cansarse de ellos. Pero te vendrá bien, para agotar a tu perro y ahorrarte largas sesiones de ejercicio.

Con otras mascotas y perros

Al no ser un perro con instinto de caza y no ser posesivo, se llevará bien con otros perros y animales. Si son más pequeños de él, y se han criado juntos, los adoptará como parte de su rebaño. Se llevará bien con gatos y otras mascotas pequeñas, pero puede tratar de coger a cualquier animal desconocido. No por instinto de caza, sino por juego.

Nota sobre la raza

Antes de concluir con las características de la raza, queremos dejar clara una cosa:  el Schapendoes Neerlandés NO ES el Pastor holandés (o Hollandse Herdershond). Decimos esto porque muchas páginas webs parecen confundir a ambos animales y tratarlos como si fuesen el mismo, cuando no es así.

El Pastor holandés es primo hermano del Pastor Belga -con el que comparte raíces e historia hasta bien entrado el siglo XX- y el Pastor Alemán. El Schapendoes Neerlandés pertenece a las razas de perros pastores de pelo largo. Este ‘error’ parece nacer de que la traducción de uno y otro al inglés es la misma (Dutch Schapendoes), pero estamos ante dos perros totalmente diferentes, que solo comparten origen geográfico.

Información básica

Altura a la cruz: de 43 a 50 cm.

Peso: de 12 a 25 kg.

Capa: negro, negro y blanco, marrón y blanco, gris y blanco, tricolor y azul-gris.

Promedio de vida: de 12 a 15 años.

Carácter: vivo, inteligente, independiente, sociable, alerta y vigilante.

Relación con los niños: muy buena.

Relación con otros perros: generalmente, buena.

Aptitudes: perro pastor y perro de compañía.

Necesidades del espacio: se adapta al interior, pero necesita ejercicio diario.

Alimentación: según tamaño y peso -puede variar mucho físicamente.

Arreglo: cepillado regular.

Coste mantenimiento: moderado.

Clasificación

Clasificación FCI: Grupo 1: Perros de pastor y perros boyeros (excepto perros boyeros suizos). Sección 1: perros de pastor.

Diferencia pastor holandés
Arriba tenemos un Pastor holandés, abajo nuestro Schapendoes Neerlandés. Como se aprecia, no estamos ante el mismo perro

Historia

A finales del siglo XIX y principios del XX, los Schapendoes holandeses aparecieron en los Países Bajos, donde eran principalmente perros de pastoreo de ovejas. Los pastores los valoraban por la incansable tenacidad y pasión que mostraban en su trabajo y por su inteligencia. Pertenece a un amplio grupo de razas de pastoreo de pelo largo y está relacionada con el Collie barbudo, Puli, el perro pastor polaco de las llanuras, Bobtail, Briard, Bergamasco y con el perro pastor alemán originario de Hesse, Odenwald y el distrito de Niederrhein.

El siglo XX

Durante la Segunda Guerra Mundial, la raza casi desapareció, pero P.M.C. Toepoel, supo despertar el interés de la gente por el perro pastor y buscó los Schapendoes que podían usarse para reproducir a la especie, salvandolo de la desparición a la que parecía destinada.

El Club de la Raza para Nederlandse Schapendoes fue fundado en 1947 y, en 1952, la raza fue reconocida provisionalmente por el Raad van Beheer. En 1954, se estableció el primer estandar y se inició un Stud Book. El reconocimiento definitivo siguió en 1971. Desde entonces, solo se han criado perros registrados.

Reconocimiento internacional

La FCI reconoció a la raza de forma definitiva en 1991, publicando su estándar oficial al año siguiente. En español se publicó en 1999. La AMC por su parte no la reconoció hasta el año 2005.

Educación y entrenamiento

El entrenamiento para deportes caninos como la agilidad, la obediencia y el rally pueden ser una excelente forma de ejercitar a su perro a la vez que lo educas. Teniendo en cuenta que es un perro muy nervioso, es importante que le eduques usando refuerzo positivo, paciencia y, en ocasiones, adiestramiento de cajones. De esa forma, le darás un lugar seguro que te permitirá encerrarlo breves periodos de tiempo.

Schapendoes Neerlandés
El Schapendoes Neerlandés es un perro pastor alegre y vital. Foto: Lovisa

Salud

El Schapendoes generalmente es muy saludable, es propenso a sufrir dos enfermedades que debemos conocer. Por suerte, ninguna de ellas supondrá peligro para la vida de nuestro perro

Displasia de cadera

La displasia de cadera es una de las dolencias más comunes en perros. De origen genético, afecta a los cuartos traseros del animal, que mostrará cojera y puede sentir dolor, dependiendo de la gravedad de la dolencia. Se debe a una mala alienación de la articulación de la cadera.

Atrofia progresiva de la retina

La atrofia progresiva de retina es una enfermedad muy común entre los perros. Es hereditario, y tiende a iniciarse y mostrar los síntomas cuando los perros son ya adultos, aunque en ocasiones aparecen cuando son jóvenes. La atrofia es degenerativa y, por desgracia, no tiene cura, pudiendo provocar ceguera total en el perro.

Cuidados básicos

El Schapendoes necesita mucho ejercicio. Correr diariamente durante una hora lo mantiene en forma y previene el nerviosismo. El ejercicio también puede venir en forma de actividades de interior, como esconderse, buscar una pelota rodando por el suelo o aprender nuevos trucos.

Ciertas actividades al aire libre como la natación y la recuperación de balones o discos voladores pueden proporcionar una buena salida para gastar energía. Si vives en un apartamento, incluso los paseos cortos en los pasillos pueden hacer que tu perro haga algo de ejercicio, especialmente durante las inclemencias del tiempo.

Higiene y cepillado

El Schapendoes tiene una capa doble densa con el pelo fino. Teniendo en cuenta la cantidad de abrigo que tiene, los Schapendoes son bastante fáciles de arreglar, ya que no requieren recortes continuos. Es normal que se vea un poco descuidado.

Es importante revisarlo un par de veces a la semana para ver tiene enredos y cepillarlo en consecuencia. Por suerte, no tendrás que preocuparte de mucho más, ya que arroja muy poco pelo y solo necesita un baño cuando sea realemente necesario, al no tener olores fuertes.

Alimentacion

A los Schapendoes les va bien con una comida para perros de alta calidad, ya sea fabricada comercialmente o preparada en casa con la supervisión y aprobación de su veterinario. Debemos tener cuidado con las cantidades, ya que algunos perros son propensos a tener sobrepeso.

Cómo conseguir un Schapendoes Neerlandés

En España podrás encontrar algunos criadores de la raza, pero debes tener cuidado con los anuncios de camadas de particulares ya que es frecuente que se confunde con el Pastor holandés. Por lo que te recomendamos que te pongas en contacto con la Real Sociedad Canina Española para conocer las camadas disponibles en la zona.

Otros perros similares