El perro pastor polaco de Podhale también es conocido por su nombre inglés: Tatra Sheperd dog.
También es conocido como Polski Owczarek, Podhalanski o Pastor de los Tatras. En todo caso, es un perro que no debe ponerse en todas las manos. No debemos olvidar que es un perro de protección con un fuerte carácter.

Además, es un perro raro, de gran tamaño, criado para ser protector del ganado, pero también como perro de compañía. Es animal compacto y robusto, con apariencia general que da la impresión de movilidad y resistencia.

Perro pastor polaco de Podhale
El Perro pastor polaco de Podhale es un gigante bonachón. Foto: Egon Olsen

Características del Perro pastor polaco de Podhale

El perro pastor polaco de Podhale se  siente responsable de lo que ocurre alrededor, y, lo que es peor, quiere decidir por sí mismo. No es un perro para aquellos que aprecian la obediencia, la sumisión y el entrenamiento. Ya que no hace las cosas por obediencia, sino por convicción o, en todo caso, por respeto ante un líder solido.

Respetará a su dueño solo si es paciente, está lleno de confianza y realiza acompañamiento respetuoso sin aspavientos ni gritos. Además, el pastor de Tatras tiene una memoria prodigiosa y no olvidará la ofensa. Así que si quieres sacar lo mejor debes convertirte en el  ‘líder de la manada’. Y no dejes que tu autoridad sea desafiada. Con una educación blanda, habrás perdido cualquier opción con el pastor polaco de Podhale. Y es obligado establecer esta jerarquía desde cachorro.

Pese a su tamaño inmenso, el pastor polaco de Podhale es un perro muy noble y dócil si ha recibido una buena educación. Como otros perros pastores habituados al trabajo en el campo, es muy inteligente e independiente, por lo que debes ponerle límites para que no se convierta en el líder de la casa. Pero si lo consigues, tendrás un buen compañero.

También es un buen compañero, así como un excelente perro policía y militar, gracias a su gran inteligencia y capacidad de entrenamiento. Sin embargo, la raza requiere un manejo responsable y experimentado, ya que puede ser conflictivo en torno a perros y personas extrañas. Este es un perro guardián territorial y serio, que necesita socialización y entrenamiento temprano

Necesidad de espacio y tiempo

Es un perro de gran tamaño y energía, que no vale para vivir encerrado en un piso. Debe tener espacio y tiempo libre, sin sentirse observado ni perseguido De otra forma, debido a que es muy territorial, puede volverse dañino. Aun así, este gigante, no es agresivo por naturaleza, pero ladrará y, con su simple tamaño, intimidará a cualquiera que no lo conozca.

Necesita luz, sol, aire, viento y lluvia, debe poder correr, saltar como lo desee para que crezca su esqueleto y su musculatura. Es decir, no es para nada un perro doméstico aunque pueda ser un buen perro de compañía en zonas rurales.

El perro pastor polaco de Podhale en familia

No es perro muy sociable por naturaleza, pero se está adaptando cada días más al hogar. Por eso, desde cachorro, debemos sacarlo al menos dos veces a la semana y llevarlo a jugar con desconocidos.

Cuando ya no tiene un rebaño que cuidar, el pastor Podhale se une a su nueva manada: tu unidad familiar. Se convierte entonces en un compañero muy cercano a sus dueños, a veces incluso un poco invasivo, llegando a ser extremadamente afectuoso. Dedica una fidelidad ilimitada a sus amos,  y es particularmente atento con los niños con quienes mantiene una relación privilegiada.

Perro pastor polaco de Podhale
Habituado a trabajar con ovejas, necesita mucho espacio libre. Foto: Dolina Koscieliska

Aspecto físico

El largo y rico pelaje, que puede ser recto y ondulado, pero nunca rizado, es de color blanco uniforme. La nariz, los ojos y los labios deben ser negros, aunque a veces se pueden ver especímenes poco pigmentados en Occidente.

Aunque no es tan grande como en el pasado, el perro de pastor polaco de Podhale es una raza gigante. Con una altura que varía entre los 65 y los 70 cm en cruz, y un peso que puede alcanzar los 45 kg. Se trata de un perro musculoso usado para pastoreo y guarda.  La cabeza es ancha y grande, con un poderoso hocico y fuertes mandíbulas. El cuello es musculoso y el pecho es ancho.

Personalidad

Como una raza de pastoreo, el pastor polaco Tatra tiende a ser bastante independiente. Yo es un perro es excesivamente activo en el interior, aunque sí requieren mucho ejercicio diario. Además, como es muy independiente, no necesitan pasar cada minuto a tu lado. Pero también forman fuertes lazos con la familia si son usados como perros de compañía lejos del ganado. Y llegado ese caso pueden ofrecer mucho cariño, volviéndose extremadamente fieles  con su nueva familia.

son muy protectores y esa protección la dirijan hacía su manda, humana u ovina. Y al ser perros que suelen estar alertas y vigilantes, ladrarán ante cualquier movimiento extraño en vuestra cercanía. 

El Perro de pastor polaco de Podhale con niños y otros animales

Como otros perros pastores, suelen acepar  los niños como parte de su manada. Eso hace que se muestren muy celosos de su seguridad y se muestren atentos a cualquier riesgo que puedan tener. No es un perro juguetón, por lo que no esperes que se pase horas correteando con tus hijos. Los vigilará de cerca pero con tranquilidad y si nerviosismo.

Eso sí, por su tamaño y el exceso de celo protector, puede provocar algún accidente si cree que el juego del niño es un riesgo. O si, por ejemplo, otros niños se unen al juego y considera que están siendo atacados. Por lo que debes evitar dejarlos sin supervisión.

Con otras mascotas y perros

Al ser un perro excesivamente protector y, además, territorial, no dejará que ningún otro perro asuma el control de su manada. Lo que puede provocar enfrentamientos entre ambos canes. Sin embargo, si se ha criado con otros animales o se le enseña que su función es protegerlo, su instinto de pastor le llevará a protegerlo.

Pero con otros perros, como norma general, se mantendrá distante. Y siempre será mejor eso que un enfrentamiento. Trata de socializarlo desde cachorro para estar con otros perros y, quizá, logres un perro más cercano en la edad adulta.

Información básica

[one_half_first]Altura a la cruz: de 65 a 70  cm. Peso: de 30 a 45 kg. Capa: blanca Promedio de vida: de   años. Carácter: tranquilo, inteligente y vigilante. Relación con los niños: buena [/one_half_first]

[one_half_last]Relación con otros perros: problemática. Aptitudes: perro pastor, perro de guarda, perro de compañía. Necesidades del espacio: Casa de campo o zona con jardín amplio. Alimentación: según peso y tamaño, consultar con el veterinario. Arreglo: nulo. Coste mantenimiento:  alto [/one_half_last]

Estándar

Clasificación FCI: Grupo 1: Perros de pastor y perros boyeros (excepto perros boyeros suizos). Sección 1: perros de pastor.

Contenidos relacionados

Publicado por Javier Fornell

Redactor y comentarista freelance para diferentes plataformas digitales y amante de los animales. Novelista, historiador y bibliotecario. Como decía Borges 'los libros son el camino al paraíso'.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *