Mastín del Pirineo

El Mastín del Pirineo es un perro muy grande y esponjoso con un temperamento tranquilo y equilibrado. Lo que le convierte en un maravilloso perro para el hogar. Sobre todo por que es realmente dócil y se comporta bien en el hogar. Incluso se lleva bien con los niños. Es cierto que tiene mucha confianza en sí mismo y que en ocasiones es complicado de manejar. Pero si sabes educarlo tendrás un perro magnifico a tu lado.

Originariamente se crió como perro guardián en el Pirineo aragonés. Por lo que estamos ante una de las razas españolas de mayor tamaño. Con el tiempo fue entrando en los hogares de los pastores y bajando de la montaña a los pueblos y ciudades. Su docilidad y sus muestras de cariño facilitaron el resto. Hoy, pese a su tamaño, lo encontramos más como perro doméstico que como guardián de ganado. Función que no ha dejado de desempeñar, junto a la de guarda y defensa de fincas y zonas industriales.

Mastín del Pirineo
El Mastín del Pirineo es un gigante dócil

Características del Mastín del Pirineo

El mastín de los Pirineos es un perro amigable con los humanos. Lo que le hace ser un buen compañero tanto de trabajo como de vida. Es un animal tranquilo, noble y muy inteligente, facilitando así tenerlo en un hogar, aunque, obviamente, necesita espacio para gastar energía y poder moverse.

Al mismo tiempo, es valiente y se muestra alerta frente a los extraños, de quienes nunca se aparta como queriendo imponer con su presencia. Quizá se trate un recuerdo de su pasado como perro guardián de ganado. Razón por la que sigue siendo muy usado como perro guardián, aunque debes tener en cuenta que intimida más por su tamaño que por su ladrido. Eso sí, cuando ladré, sabrás que algo está pasando, a que no es un ladrador habitual.

Al ser un perro pastor (de guarda, realmente), tiene muy poco instinto de presa y casi ninguna agresividad. Eso hace que sea un perro bondadoso y agradecido, sobre todo con su familia.Y ese cariño lo demuestra, también, con todos aquellos a los que no considera como una amenaza. Sin embargo, todo ese amor puede ser un poco complicado; al igual que cualquier mastín, babean y bastante profusamente cuando están expuestos al calor, la comida o el agua. Así que si no te gusta estar empapado por las babas de tu perro, estás en un verdadero aprieto.

Un perro de energía media

No es un perro de gran energía, pero necesita tener tiempo de juego. Excepto justo después de comer, debido a que puede provocarle torsión gástrica.  Le viene muy bien caminar, pero no cuando es un cachorro, ya que crecen rápidamente y sus huesos son blandos y tardan mucho tiempo en endurecerse y madurar. Por eso debes asegurarte de caminar sobre tierra o caminos no pavimentados, siempre que sea posible. Los mastines pirenaicos son una raza relativamente tranquila, pero necesitan su ejercicio para mantenerse mental y físicamente en forma.

Aspecto físico

Es un perro de gran tamaño, musculoso y extremadamente potente, pero bien proporcionado. Además, no resulta torpe pese a ser muy robusto. Cuenta con una capa de pelo largo. Su cabeza es grande y robusta y sus  orejas son medianas y caídas, de forma triangular, planas, insertadas por encima de la línea de los ojos.  La cola es de inserción media y gruesa en el nacimiento. Fuerte y flexible, está muy poblada de pelo decididamente largo y suave. Cuando está activo o alerta, la levanta en forma de sable, enroscándose en la punta. Cuando está tranquilo, se muestra caída,

Personalidad

Por más grande que sea el mastín de los Pirineos, es una raza sorprendentemente tranquila y cariñosa. Fue criado para ser un guardián del ganado, por lo que conserva muchos de sus instintos protectores. Es más, no dudará en defender a su familia llegado el caso. Esto no quiere decir que se agresivo con las personas, aunque si muestra cauteloso con los extraños. Eso sí, es un perro manso, que obedecerá sin problemas. Más aun si hemos aprovechado su gran inteligencia para dotarlo de un buen adiestramiento.

En casa, sin embargo, será todo un derroche de amor y amabilidad. Disfrutando de estar en familia y de poder pasar tiempo con los más pequeños. Aunque, por su tamaño, deberás tener cuidado de que no se dañen ni el uno no los otros. Estamos ante un gigante bobalicón, si se permite la expresión, que, en ocasiones, puede mostrar cierta terquedad e imponerse. Afortunadamente, esto no suele ocurrir y con una buena educación no tendrás grandes problemas de convivencia.

El Mastín de los Pirineos con niños y otros animales

Debido a su falta de agresividad, su docilidad, carácter amable y cariñoso, es un perro que suele llevarse bien con los más pequeños de la casa. Su temperamento equilibrado hace que rara vez pierda la paciencia con los niños. Pero, debido a su tamaño debemos tener cuidado con los niños más pequeños. Piensa que, sin querer, puede dañarlo debido a su tamaño y fuerza. Además, tienes que recordar a los pequeños que este perro no es un caballo y que no pueden montarse en él. En caso contrario, podría sufrir daños irreversibles en la espalda. Así que deja que disfruten juntos, pero evita dejarlos solos hasta que los niños no tengan edad suficiente para comprender que deben actuar con cuidado.

Mastín del Pirineo
Este gigante se muestra proporcionado y ágil

Con otras mascotas

Al igual que otros perros de guardia de ganado, el Mastín del Pirineo carece de agresividad hacia otros animales. De hecho, celebra su compañía sin importar tamaños o razas. Por suerte, no es un perro territorial, lo que facilita que pueda compartir habitad con otras mascotas. Ya que, al carecer de instinto de presa, no siente la necesidad de atacar a animales más pequeños.

Información básica

Altura a la cruz:mínimo 77 cm.

Peso:unos 80 kg.

Capa:blanco puro o blanco nieve con manchas gris medio, dorado amarillo intenso, pardo, negro, gris-plata, beige claro, arena, o jaspeado.

Promedio de vida:de 12 a 14 años.

Carácter:manso, cariñoso, alerta y valiente.

Relación con los niños:excelente.

Relación con otros perros:muy buena.

Aptitudes:perro de guardia y defensa.

Necesidades del espacio:puede adaptarse al interior, pero necesita espacio.

Alimentación:variable durante el crecimiento, consultar al veterinario.

Arreglo:cepillado regular.

Coste mantenimiento:alto.

Estándar

Clasificación FCI: Grupo 2 Perros tipo Pinscher y Schnauzer, Molosoides, Perros tipo montaña y boyeros suizos. Sección 2: Molosoides. 2.2: tipo montaña.