El Manchester terrier es un perro vivaz y enérgica lo que lo convierte en un verdadero terrier pero con aspecto de Pinscher. Criado en Manchester, Inglaterra, para matar ratas y correr tras los conejos, tiene mucho juego y le encanta mostrarlo. The Gentleman’s Terrier (como se le conoce en la Inglaterra victoriana) no es un perro de combate, pero adora una buena persecución, convirtiéndolo en una estrella de los concursos de agilidad.

Aunque su aspecto sugiere un Doberman en miniatura o un Pinscher miniatura grande, el Manchester Terrier es una raza propia. Un perro pequeño con un fuerte ladrido y con una gran personalidad: es leal, generoso y un excelente perro guardián que adora pasar el rato con su gente. Entre los terriers, el Manchester es conocido por ser una de las razas más educadas y receptivas.

Manchester Terrier
Que no engañe su aspecto el Manchester Terrier es un verdadero terrier

Características del Manchester Terrier

El Manchester Terrier es un perro alegre, muy inteligente y astuto que está ansioso por aprender. Muestra la verdadera naturaleza de terrier: independiente, fiel, alegre, deportivo y alerta. Discreto y devoto también, es un amigo leal y un excelente perro guardián.

En los Estados Unidos y Canadá, hay dos variedades del Manchester Terrier: el Toy y el Standard. En su Inglaterra natal, sin embargo, los dos tamaños se clasifican en diferentes razas: el inglés Toy Terrier y el Manchester Terrier. Sistema que también sigue la FCI por lo que no haremos referencias al Toy en este artículo.

Los Manchester Terriers son extremadamente leales a su gente. Anhelan la atención sin ser demasiado exigentes: no habrá tonterias ni suplicaran atención. Pero debido a que están totalmente dedicados al compañerismo, a los Manchesters no les va bien si los dejan solos por largos períodos de tiempo. Pueden sentirse aburridos y nerviosos en esas situaciones, lo que podría llevar a un comportamiento destructivo, como cavar hoyos. Una raza vocal para empezar, también pueden ladrar en exceso si se los deja divertirse.

Un perro deportista

El ejercicio es su mejor herramienta de prevención: cuanto más hacen, menos problemas tendrán. Nota: Si tiene problemas con su mascota que le trae criaturas pequeñas muertas y potencialmente no completas, es posible que debas considerar otra raza. Los Manchesters no tienen la filosofía de un gato, por lo que estos no son regalos de amor de un admirador: los bichos muertos son el botín de la guerra y van al guerrero que los derribó.

Como muchos terriers, Manchesters tiene mucha energía. Quieren agradar y aprenden rápido. Sin embargo, son perros sensibles y pueden ser ágiles cuando quieren que los dejen solos. Este rasgo los hace inadecuados para las familias con niños pequeños a menos que los adultos estén dispuestos a socializar y entrenar a su Manchester de manera constante.

Aspecto físico

Un perro pequeño, negro, de pelo corto con distintivas marcas de caoba y una cola de estilo cónico. En la estructura, el Manchester presenta un aspecto elegante, aunque robusto, y tiene una cabeza en forma de cuña, larga y limpia con una expresión aguda, brillante y alerta. El cuerpo liso, compacto y musculoso expresa gran poder y agilidad, lo que permite al Manchester matar a los bichos y participar en caza menor.

Personalidad del Manchester Terrier

Un Manchester Terrier adora a su gente y le gusta estar con ellos. Es una criatura social, y eso lo hace poco adecuado para estar solo todo el día. Su único objetivo es pasar tiempo contigo.

Si bien son más dóciles para el entrenamiento que otros, los Manchesters aún tienen la creencia de que dominan el mundo, y si no cambias esa percepción, es probable que termines con un pequeño Napoleón de cuatro patas.

Puede ser testarudo, protector y travieso si no se cría correctamente, por lo que estos perros deben ser socializados a fondo cuando son jóvenes para evitar posibles problemas. El Manchester Terrier necesita un entrenamiento minucioso y firme para protegerlo de las desventajas de su propia naturaleza.

El Manchester terrier con niños y otras mascotas

Por lo general, un Manchester terrier está dedicado a su familia y le gustan los niños, pero su pequeño tamaño lo hace vulnerable a quienes no son lo suficientemente mayores como para saber lo que duele cuando le metes los dedos en los ojos. Algunos criadores prefieren hogares sin niños muy pequeños. Ayuda a exponerlo a muchos niños, pequeños y no tan pequeños, cuando es joven.

Pero si muestras a tus hijos cómo acercarse y tocar a los perros no tendrás problemas. Aunque siempre es mejor si supervisas cualquier interacción entre perros y niños pequeños. Así podrás evitar cualquier mordedura o tirón de oreja o cola por parte de cualquiera de las partes.

Con perros y otros animales

Aunque no es particularmente agresivo, el Manchester es un terrier criado para matar animales pequeños, lo que significa que no es una buena idea que viva en la misma casa con hámsteres y los conejillos de indias.

Debes tener en cuenta que son menos listos que muchos terriers, pero no pierden de vista para qué fueron criados: matar alimañas. Eso hace que tengan un fuerte instinto de presa. Así que, aunque generalmente les va bien con otros perros, los gatos pueden estar muy nerviosos a su alrededor.

Información básica

[one_half_first]Altura a la cruz: 40 cm. aproximadamentePeso: 7,5 kg como máximo. Capa: negro brillante y manchas fuego caoba encendido.  Promedio de vida: entre 14 y 16 años. Carácter: independiente, fiel, alegre, deportivo y alerta Relación con los niños: mala con niños muy pequeños[/one_half_first]

[one_half_last]Relación con otros perros: puede ser buena Aptitudes: Perro guardián y de compañía. Necesidades del espacio: necesita pasar tiempo en el interior. Alimentación: según actividad, consultar con el veterinario. Arreglo: lavarlo con una toalla húmeda regularmente Coste mantenimiento: moderado. [/one_half_last]

Estandar

Clasificación FCI: Grupo 3:  Terriers. Sección 1: Terriers de talla grande y
media.

Manchester Terrier
Aprovecha su energía para mantenerlo entrenido

Historia

Mucha gente piensa que Manchester Terriers son pequeñas versiones de Dobermans. Todo lo contrario. Louis Doberman usó los Manchesters para criar al Doberman y los expertos en Pinscher Miniatura dicen que su raza no tiene un patrimonio compartido.

Los terrieres de Manchester son considerados por muchos como la más antigua de todas las razas de terrier identificables. Se mencionan en libros que datan de principios del siglo XVI.

El cazador de ratas

El Manchester Terrier desempeñó una función importante en Inglaterra. A principios de 1800, el saneamiento era pobre y las ratas eran una amenaza para la salud. La caza de ratas era un deporte popular, y un entusiasta llamado John Hulme cruzó un Whippet con un Black and Tan Terrier para producir un perro que sobresaliera en este deporte.

Incluso después de que el deporte fuera prohibido, los pequeños Terriers tenían mucho trabajo por hacer en las posadas públicas del país, la mayoría de las cuales estaban infestadas de ratas. Los hostales a menudo tenían casetas de los terriers, y después de cerrar por la noche, los trabajadores los soltaban para que se alimentarán con las ratas.

La raza desarrolló una reputación de tener gran espíritu y determinación al enfrentarse a un enemigo, incluso el doble de su tamaño. Billy, un Manchester de la década de 1820, todavía es recordado por haber matado a 100 ratas en solo 12 minutos. La práctica del recorte de las orejas comenzó a eliminar el riesgo de que las orejas se rasgaran en las peleas.

El siglo XIX: el desarrollo de la raza moderna

El Distrito de Manchester de Inglaterra fue el centro de reproducción a mediados de 1800 para estos pequeños Terriers, de ahí que recibiesen ese nombre. Como el público quería perros de menor estatura,  algunos criadores cruzaron sus perros con Chihuahuas para reducir aún más su tamaño. Esto causó numerosos problemas, especialmente abrigos finos, cabezas de manzanas y ojos saltones.

Los Manchesters más pequeños, aunque delicados y poco saludables, fueron populares durante muchos años en la época victoriana. Algunos propietarios tenían bolsas de cuero especialmente diseñadas para colgarse de sus cinturones y llevarlas cuando montaban a caballo, lo que les valió el apodo de ‘pieza de bolsillo del novio’. Pero incluso los más pequeños de Manchester Terriers conservaron su espíritu de lucha, sin embargo.

El siglo XX: el estándar definitivo

En 1937, se formó el Manchester Terrier Club británico. Sus miembros fueron fundamentales para salvar a la raza de la extinción después de la Segunda Guerra Mundial. Y para diferenciar a los toy de los Manchesters. 

Hasta 1959, el Standard Manchester y el Toy Manchester se registraron como razas separadas, aunque se permitió el mestizaje, en todo el mundo. Desde entonces, el American Kennel Club ha combinado las dos razas para formar una única el Manchester Terrier, con dos variedades: Toy y Standard.

Unión que no permite la FCI siguiendo los parámetros marcados por el Manchester Terrier Club británico. EN 1954 la FCI había reconocido a la raza como individual, pero hasta 2010 no se aprobó un estándar definitivo, entre otras cuestiones por la diversidad de opinión con respecto al English toy terrier. 

Educación y entrenamiento

Debería asistir a clases de obediencia desde una edad temprana, tanto para la socialización como para el entrenamiento, y debería continuar asistiendo a las clases o competencias que más disfruta para permanecer intelectualmente estimulado y físicamente agotado.

La misma actitud de ‘tengo un juego’ que tan hábilmente les permite filetear con pequeños roedores puede ser un obstáculo en el entrenamiento. Tienes que demostrar, sin falta, que eres el líder. La consistencia es crítica porque Manchesters es obstinado y determinado.

También son inteligentes, muy observadores y perceptivos, por lo que tú también debes cuidar todo lo que haces o le dices. De lo contrario, aprovecharán cualquier incoherencia para imponer sus ideas. Por lo que has de mostrarte firme y constante para conseguir una buena actitud.

Salud

Los Manchester Terrier son generalmente saludables, pero como todas las razas, son propensos a ciertas condiciones de salud. No todos los Manchesters contraerán ninguna o todas estas enfermedades, pero es importante conocerlas si estás considerando esta raza.

Glaucoma

Es una enfermedad dolorosa en la cual la presión en el ojo se vuelve anormalmente alta. Los ojos producen y drenan constantemente un fluido llamado humor acuoso: si el fluido no drena correctamente, la presión dentro del ojo aumenta y causa daños al nervio óptico y da como resultado la pérdida de la visión y la ceguera.

Hay dos tipos: el glaucoma primario, que es hereditario; y el glaucoma secundario, que es el resultado de una inflamación, un tumor o una lesión. En general, el glaucoma afecta primero a un ojo, que será rojo, lloroso, irregular y parecerá doloroso. Una pupila dilatada no reacciona a la luz, y la parte frontal del ojo tendrá una nubosidad blancuzca, casi azul. además, se producirá una pérdida de visión y finalmente ceguera, a veces incluso habiendo tenido tratamiento.

Enfermedad de Von Willebrand

Encontrada tanto en perros como en humanos, se trata de un trastorno sanguíneo que afecta el proceso de coagulación. Un perro afectado tendrá síntomas tales como hemorragias nasales, encías sangrantes, sangrado prolongado por cirugía, sangrado prolongado durante los ciclos de calor o después del parto, y ocasionalmente sangre en las heces.

Este trastorno por lo general se diagnostica entre los tres y cinco años de edad y no se puede curar. Sin embargo, puede tratarse con tratamientos que incluyen lesiones por cauterización o sutura, transfusiones antes de la cirugía y evitación de medicamentos específicos.

Golpes de calor

Que puede mostrar signos visibles a lo largo de la espalda si el Manchester permanece demasiado tiempo bajo el sol. Recuerda que tiene una capa de pelo negra y muy corta, que tiende a sobrecalentarse, por lo que siempre debe tener acceso a agua fresca y sombra.

Un golpe de calor extremo puede llegar a producir la muerte de nuestro perro, por lo que debemos estar atentos a los síntomas: exceso de sudoración, respiración forzada, cansancio,…

Manchester Terrier
Posee un gran parecido con el dobermann

Cuidados básico

Como grupo, los terriers son quisquillosos, animados, mandones, combativos, listos y voluntariosos. El Manchester no es una excepción. Debe tener oportunidades regulares para ejercitarse porque, realmente no quieres saber en qué tipo de problemas puede meterse cuando está aburrido. Piensa en la combinación de astuto y travieso y deja volar tu imaginación.

Debido a su pelo corto, no deben dejarse al aire libre. Cuando hace calor afuera, sus capas negras pueden sobrecalentarlas y cuando hace frío , pueden enfriarse mucho. Lo hacen mejor cuando se les permite permanecer en el interior con sus familias.

Higiene y cepillado

El Manchester es muy fácil de mantener. Un baño ocasional con un champú formulado para perros es todo lo que se necesita para que se vea bastante apuesto. Pero, como regla general, será suficiente con limpiarlo semanalmente con una toalla húmeda o un guante de perro. Eso le dará al abrigo un brillo saludable.

El recorte de las uñas se debe hacer cada dos semanas para mantener la alineación correcta de sus articulaciones. Las orejas deben limpiarse regularmente para mantenerlas libres de exceso de cera o desechos que pueden causar una dolorosa infección en el oído. El Manchester Terrier verá la limpieza como una experiencia de unión con el ser humano que ama. 

Cómo conseguirlo

El Manchester Terrier es un perro relativamente frecuente y eso hace sencillo conseguirlo. La opción más sencilla es ponerse en contacto con el Club Español de Terriers y preguntar por alguna camada. Aunque también puedes preguntar a tu veterinario si conoce algún particular dispuesto a dar en adopción uno de sus cachorros.

Otros perros similares

Si por cualquier razón no logras hacerte con un Manchester Terrier, o tienes niños pequeños en casa y prefieres otra raza, te ofrecemos algunas opciones similares en carácter que pueden cubrir tus necesidades: 

Contenidos relacionados

Publicado por Javier Fornell

Redactor y comentarista freelance para diferentes plataformas digitales y amante de los animales. Novelista, historiador y bibliotecario. Como decía Borges 'los libros son el camino al paraíso'.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *