Perro Cimarrón uruguayo

El Perro Cimarrón Uruguayo es un perro de trabajo multipropósito nativo de Uruguay, donde es la única raza nativa reconocida. La raza es descendiente de perros importados a Uruguay por colonos europeos que posteriormente se volvieron salvajes. Reconocido en su tierra natal por su increíble capacidad para sobrevivir, el Cimarrón Uruguayo es la mascota del ejército uruguayo y la raza nacional no oficial de Uruguay.

El Cimarrón Uruguayo hoy se usa principalmente como animal de protección y de compañía, pero en el pasado los ancestros de la raza también se usaban para la caza, el pastoreo, la conducción de ganado y la guerra. En el curso de la historia de la raza, ha tenido muchos nombres:, Cimarrón criollo, Perro criollo, Moloso uruguayo, Mastín uruguayo, Perro Gaucho uruguayo, Perro Granate, Perro Cerro Largo, Perro de Cerro Largo y Cimarrón de Cerro Largo, entre otros.

Cimarron-uruguayo
El Cimarrón uruguayo es un perro realmente poderoso

Características del Cimarrón uruguayo

El Cimarrón Uruguayo se usa comúnmente como perro guardián en Uruguay, una tarea en la que esta raza sobresale. Se dice que entregará sin vacilación su vida para defender a su familia y sus propiedades. Es naturalmente protectora y muy sospechosa de los extraños. Por eso, la socialización son absolutamente esenciales para asegurar que el Cimarrón Uruguayo sepa quién y cuáles son las verdaderas amenazas. Si bien no es una raza agresiva, puede desarrollar problemas de agresión hacia humanos si se cría incorrectamente. Esta es definitivamente una de esas razas cuyo ladrido es peor que su mordedura. Pero no olvides que los cimarrones uruguayos recurrirán a la violencia física si lo consideran necesario.

Aspecto físico

El Cimarron Uruguayo es generalmente similar a otros perros tipo Moloso, pero tiene una de las apariencias más distintivas de cualquier miembro de ese grupo. El Cimarrón Uruguayo es una raza grande o muy grande, aunque no debería ser masiva. Es una raza increíblemente atlética y musculosa que parece tan físicamente capaz como lo es en realidad. Aunque esta raza parece poderosa, también debería aparecer siempre ágil. La Cola del Cimarrón Uruguayo es de longitud media pero bastante gruesa. Cuando está en movimiento, la cola generalmente se sostiene con una ligera curva hacia arriba.

La cabeza y la cara del Cimarron Uruguayo recuerdan mucho a otros Molosos, pero son más estrechos y refinados. El cráneo de esta raza debe ser proporcional al tamaño del cuerpo del perro, pero también debe ser un poco más ancho de lo que es. La cabeza y el hocico son solo parcialmente distintos y se mezclan muy bien entre sí. El hocico en sí es relativamente largo, casi tan largo como el cráneo, y también bastante ancho. Los labios superiores cubren completamente los labios inferiores, pero nunca deben estar colgantes. A diferencia de otros Molossers que a menudo tienen picaduras, el Cimarron Uruguayo siempre debe exhibir una mordida de tijera.

Orejas y capa de pelo

Las orejas del Cimarrón Uruguayo se cortan tradicionalmente en una forma redonda que se asemeja a las orejas de un Puma, pero siempre deben mantener al menos la mitad de su longitud natural. Este procedimiento se está perdiendo y actualmente está prohibido en algunos países. Aunque, de forma natural, las orejas del Cimarrón Uruguayo son de longitud media y forma triangular. Caen pero no cuelgan cerca de los lados de la cabeza. La expresión general de la mayoría de los miembros de la raza es inquisitiva, segura y poderosa.

El pelaje del Cimarrón Uruguayo es corto, liso y denso. La raza también posee una capa inferior más suave, más corta y más densa debajo de su capa externa. Se encuentra en dos colores: atigrado y cervatillo. Los perros bermellones son de color marrón o beige con rayas negras, y todos los tonos de cervatillo son igualmente aceptables.

Temperamento

El Cimarrón Uruguayo es, ante todo, un perro de trabajo, y muestra el temperamento que uno esperaría de tal raza. Debido a que la raza se mantiene principalmente como un perro de trabajo, no hay mucha información disponible sobre su temperamento fuera de un entorno de trabajo. Se dice que esta raza es muy leal y apegada a su familia. Pero, debido a que la raza tiende a ser dominante y desafiante, no es una buena opción para el dueño de un perro novato.

Esta raza también es conocida por exhibir problemas sustanciales de agresión, en todas sus formas. Incluyendo dominación, territorio, posesividad, del mismo sexo y depredadora. El entrenamiento y la socialización pueden reducir en gran medida los problemas de agresión del perro, pero no necesariamente los eliminan por completo, especialmente en el caso de los machos. Los uruguayos de Cimarron se desempeñan mejor en una sola casa para perros o en una con un solo miembro del sexo opuesto.

El Cimarrón uruguayo con los niños y otros perros

Aunque es un perro que puede ser familiar, debe ser cuidadosamente entrenado y socializado para aceptar niños, y siempre debe ser monitoreado cuando estén en su presencia. Recuerda que es un perro de trabajo y que ha vivido salvaje durante un largo periodo histórico y que eso ha marcado su carácter. Su reciente entrada en los hogares no nos permite decir con exactitud cómo se comportaría sin socialización frente a los niños.

Con perros y otras mascotas

La única manera de que los cimarrones uruguayo sobreviviesen en el desierto çera cazar, y se convirtió en un cazador magistral. Como resultado, suelen ser muy agresivos con los animales. Estuvo obligada a perseguir, atrapar y potencialmente matar a cualquier criatura que viese, y es lo suficientemente poderosa para derribar cualquier cosa más pequeña que un ciervo por sí solo. La mayoría de los Cimarrones uruguayos aceptarán mascotas individuales como gatos, pero solo si se han criado juntos.

Información básica

Altura a la cruz: de 56 a 63 cm.

Peso: de 34 a 45 kg.

Capa: atigrado y cervatillo.

Promedio de vida: de 12 a 15 años.

Carácter: alerta, dominante, agresivo y trabajador.

Relación con los niños: debe ser educado para estar con niños.

Relación con otros perros: muy mala.

Aptitudes: perro pastor de guarda y de compañía.

Necesidades del espacio: necesita espacio libre para correr.

Alimentación: dependerá de su actividad.

Arreglo: cepillado regular.

Coste mantenimiento: moderado.

Estándar

Clasificación FCI:  Grupo 2: Perros tipo pinscher y schnauzer – Molosoides – Perros tipo montaña y boyeros suizos. Sección 2: Molosoides. 2.1 Tipo dogo.

Cimarron-uruguayo
Con un buen entrenamiento será un perro noble

Historia

El Cimarrón Uruguayo se desarrolló por primera vez cientos de años antes de que se llevaran registros escritos de cría de perros, y pasó la mayor parte de su historia como un perro salvaje. Esto significa que la mayor parte de la historia de la raza se ha perdido en el tiempo, y la mayoría de lo que se dice es poco más que especulación y conjeturas educadas. Al utilizar la información disponible, los investigadores, sin embargo, han podido reunir una buena cantidad de la historia de la raza.

Los perros que trabajan con ganado eran aún más importantes en las colonias de Uruguay y Argentina que en la mayor parte de América Latina. Era una práctica común en España para los primeros descubridores europeos el liberar ganado dondequiera que descubrieran. El ganado se criaba libremente y poblaba el territorio, proporcionando alimentos para los colonos posteriores. En los pastizales pampeanos de Argentina y Uruguay, el ganado liberado encontró un paraíso: vastas extensiones de tierra con excelente pastoreo que estaban casi totalmente desprovistas de la competencia de otros herbívoros o depredadores capaces de acabar con un bovino adulto.

Los perros salvaje uruguayo: el cimarrón

El ganado salvaje de la pampa se multiplicó rápidamente, llegando a ser muy importante para la economía argentina y uruguaya. Los colonos españoles en Buenos Aires y Montevideo llevaron a los perros para someter a los nativos y trabajar con el ganado. El problema es que muchos se volvieron salvajes y, como el ganado que los precedió, encontraron una tierra con poca competencia y sin depredadores. Y estos perros salvajes se dieron a conocer en Uruguay como cimarrones, que se traducen libremente en «salvajes», «salvajes» o «escapados».

Los cimarrones uruguayos vivieron en un aislamiento relativo de la humanidad durante varios siglos. Probablemente se beneficiaron de la  turbulenta historia del país, que vio el territorio que ahora comprende Uruguay ocupado repetidamente por fuerzas españolas, argentinas, portuguesas, brasileñas y británicas, todos los cuales buscaron controlar la región y su gente. Incluso después de que Uruguay fuera reconocido internacionalmente como independiente en 1830, la nación se vio envuelta en una guerra civil.

La llegada de granjeros a la pampa: la domesticación del Cimarrón

Los colonos de Montevideo y otras regiones costeras se movían continuamente hacia el interior hasta que todo Uruguay estuvo habitado. Estos colonos eran principalmente granjeros y rancheros que querían ganarse la vida con la tierra. Y los cimarrones uruguayos descubrieron rápidamente que era mucho más fácil matar a una oveja domesticada atrapada en un corral que un ciervo salvaje que puede escapar a cualquier lugar que elija. Así se convirtieron en infames asesinos de ganado y fueron responsables de pérdidas agrícolas por valor de millones en los precios actuales.

Los granjeros uruguayos no estaban dispuestos a dejar que sus acciones fueran sacrificadas y comenzaron a perseguir al Cimarrón Uruguayo con todas las armas a su disposición, armas, venenos, trampas e incluso perros de caza entrenados. Los agricultores pidieron ayuda al gobierno, que recibieron en forma de ayudante militar. El gobierno uruguayo inició una campaña de exterminio diseñada para poner fin de manera permanente a la amenaza que los perros representaban para la economía de la nación. Se colocaron altas recompensas a los cazadores que llevarán perros muertos.

El siglo XIX: la matanza de perros

La matanza alcanzó su punto máximo a finales del siglo XIX, pero continuó hasta bien entrado el XX. Aunque sus números se redujeron considerablemente, el Cimarrón Uruguayo es un verdadero sobreviviente. Al mismo tiempo, la raza ganaba un número creciente de admiradores entre los mismos granjeros y rancheros que estaban tan dedicados a destruirla. Los uruguayos rurales comenzaron a capturar cachorros de Cimarron Uruguayo, a menudo después de que mataron a sus padres para domesticarlos. Rápidamente se descubrió que estos perros, que habían nacido salvajes, eran tan excelentes mascotas y compañeros como los otros perros domésticos, y que eran más útiles que la mayoría.

El Cimarrón Uruguayo era más que capaz de atrapar y arrear incluso el ganado pampeano más feroz y salvaje, tal como lo habían estado haciendo sus ancestros durante generaciones. Quizás lo más importante, la raza era saludable, extremadamente resistente y casi perfectamente adaptada a la vida en el Uruguay rural. A medida que más y más uruguayos se daban cuenta del gran valor de la raza, las opiniones comenzaron a cambiar sobre el perro.

Desarrollo y reconocimiento de la raza

Durante muchas décadas, no fue necesario que los agricultores criaran el Cimarrón Uruguayo, ya que los animales domesticados podían ser fácilmente reemplazados por animales salvajes. Sin embargo, a medida que la raza se volvía cada vez más escasa debido a la persecución, varios uruguayos comenzaron a criar activamente al perro para preservarlo. Inicialmente, estos criadores se preocupaban únicamente por la capacidad de trabajo y mostraron poco interés en ingresar a la raza en exposiciones caninas. Esto cambió en 1969, cuando el Cimarron Uruguayo hizo su primera aparición en una exposición canina en Kennel Club Uruguayo (KCU).

El KCU mostró gran interés en reconocer formalmente al Cimarrón Uruguayo, que es el único perro de raza pura nativo del país. Se organizaron criadores y se llevaron registros de cría. En 1989, el KCU otorgó pleno reconocimiento al Cimarrón Uruguayo. Aunque la raza sigue siendo principalmente un perro de trabajo, ha habido un interés sustancial en mostrar la raza entre sus aficionados. Pero, pese al crecimiento de la raza, hubo que esperar a 2017 para que la FCI lo haya reconocido oficialmente como raza. Año en el que también se publicó su estándar.

Educación y entrenamiento

Esta raza es considerada como muy inteligente y los ganaderos y granjeros de Uruguay que los han entrenado para ser perros de trabajo excelentes y con gran capacidad de respuesta. Además, los aficionados uruguayos han entrado en prácticamente todas las competiciones caninas, como la obediencia competitiva y la agilidad con gran éxito. Sin embargo, por lo general presenta importantes dificultades de entrenamiento. El Cimarrón no vive para complacer, y la mayoría de ellos preferirían hacer sus propias cosas que seguir tus órdenes.

Estos perros suelen ser muy tercos y, a veces, abiertamente desafiantes. También son muy conscientes de la posición social de todos los miembros de la manada y no seguirán las órdenes de nadie a quien vean como abajo en su pirámide social. Por esta razón, los dueños de estos perros deben mantener una posición constante de dominio. Nada de esto significa que el Cimarrón Uruguayo sea imposible de entrenar, pero sí significa que los propietarios tendrán que ejercitar más tiempo, esfuerzo y paciencia de lo que lo harían con la mayoría de las razas.

Y es fundamental al socialización. Al ser perros que mantienen un alto grado de agresividad, debemos cuidar ese aspecto. Debemos, desde cachorros, acostumbrarlos a estar con niños, animales y otras personas, o terminará atacando a alguno de ellos.

Cimarron-uruguayo
Es importante socializarlo para evitar problemas

Salud

No existen estudios de problemas de salud específicamente relacionados con el Cimarrón Urguayo. Sin embargo, dado su linaje y apariencia similares a otras razas estrechamente relacionadas, es razonable comparar su salud. Los problemas conocidos pueden incluir:

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo o las glándulas tiroideas poco activas se refieren a una producción inadecuada de hormona tiroidea. Este último impulsa el metabolismo del perro, y la insuficiente hormona tiroidea hace que el perro sea lento, letárgico y carezca de brillo. Los síntomas incluyen falta de energía, aumento de peso inexplicable, adelgazamiento de la capa e infecciones recurrentes de la piel. La condición es fácilmente diagnosticada por un análisis de sangre. El tratamiento es simplemente un suplemento oral de hormona tiroidea de por vida para que los niveles vuelvan a la normalidad.

Torsión gástrica

En común con muchos perros grandes con cofres profundos, el Cimarrón Uruguayo está en riesgo de hincharse (también conocido como torsión gástrica y dilatación gástrica y vólvulo o GDV). Esta es una condición potencialmente mortal que requiere una cirugía correctiva inmediata para que el perro sobreviva. La torsión gástrica ocurre cuando el estómago se voltea sobre sí mismo, sellando gas dentro de él. A medida que los contenidos del estómago continúan fermentándose, el gas atrapado se expande causando un estiramiento extremo del estómago. Esto causa una serie de complicaciones graves, como shock, toxicidad, insuficiencia orgánica y muerte celular, que en última instancia pueden llevar al colapso y la muerte.

Criptorquidia

Un perro macho normal tiene dos testículos, los cuales descienden hacia el escroto fuera de la cavidad del cuerpo. La criptorquidia es una condición por la cual uno o ambos testículos no siguen el camino esperado y se retienen en el cuerpo o la ingle. Los testículos retenidos conllevan un mayor riesgo de volverse cancerosos y también de torcer el suministro de sangre. Esto último provoca la estrangulación del testículo, y el perro se enferma bastante rápidamente. Si los testículos no han descendido en el momento en que el perro es un adulto joven, entonces es recomendable la desexpresión para prevenir complicaciones.

Obesidad

Como perro de trabajo, el Cimarrón Uruguayo tiene un metabolismo orientado a estar activo todo el día. Sin embargo, si el perro no hace suficiente ejercicio o está sobrealimentado, es probable que aumenten de peso. Un perro obeso tiene una esperanza de vida más corta y tiene un mayor riesgo de problemas de salud.

Displasia cadera y de codo

La displasia se refiere a la malformación o mala anatomía de las articulaciones de la cadera y el codo. Dado que estas articulaciones están constantemente en movimiento, cuando se ajustan mal, esto causa inflamación y dolor. Dependiendo de la gravedad del problema, esto puede hacer que el perro sea propenso a la artritis temprana. Esta afección se controla mediante una combinación de alivio del dolor, fisioterapia, control de peso y cirugía.

Cuidados básicos

Esta raza sobrevivió vagando por la Pampa sin fin. Posteriormente se ha transformado en un trabajador muy duro por los criadores agrícolas. Como es de esperar, tiene requisitos de ejercicio muy importantes. Debe recibir un mínimo de entre 45 minutos y una hora de actividad física vigorosa todos los días. Aunque es preferible que sea varias horas. También está dispuesto y ansioso por seguir a su familia en cualquier aventura. Debido a los requisitos de ejercicio muy altos de esta raza, se adapta muy mal a la vida en ciudad.

Higiene y cepillado

El Cimarrón Uruguayo es una raza de bajo mantenimiento. Estos perros nunca deben requerir una preparación profesional, solo un cepillado regular. Es muy recomendable que lo introduzcas en los procedimientos de mantenimiento de rutina. Enséñale a bañarse y cortarse las uñas desde una edad temprana.

Cómo hacerte con un Cimarrón uruguayo

Es un perro muy complicado de conseguir fuera de Uruguay, donde comienzan a existir criadores profesionales. Además, es un perro complejo por su temperamento, agresividad y por ser dominante. Se trata de un perro de trabajo aunque ha entrado poco a poco en los hogares. Por lo que en caso de querer buscar un perro como este debes tener muy claro que podrás con él.

Otros perros similares

Debido a todo lo que conlleva este perro, te recomendamos que busques otra raza. Un perro más sencillo de poseer y de conseguir. Tal vez, si deseas algunas de sus

¿Te ha resultado útil esta publicación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *