El Cane Corso o Mastín italiano es una raza originaria de Italia -como indica su nombre- desarrollada para proteger propiedades y cazar grandes animales, como los jabalíes. Es una raza poderosa y atlética y se adapta mucho mejor a un propietario experimentado. Además, no es válido para cualquier vivienda, y necesita espacio para sentirse bien.

Aunque no aparece en las listas españolas de perros potencialmente peligrosos, es un perro de trato difícil. Con una buena educación será un buen perro de familia. Pero si no cuenta con un liderazgo fuerte, puede volverse agresivo y dominante. Además, si tienes niños en casa, es mejor que elijas otra raza.

Cane Corso
El Cane Corso o Mastín italiano puede ser muy pacifico o agresivo. según la educación que se le de

Características del Cane Corso o Mastín italiano

Se trata de una raza compleja para tener. Hay que pensar que el Cane Corso es un perro serio y necesita un dueño que se tome en serio tener un compañero como él. Por varías razones, pero la principal es que necesita una orientación firme y cariñosa para convertirse en el gran perro que es.

Esa seriedad también se transmite a su trato con las personas. Es cariñoso con su familia, pero punto. No esperes que se relacione con tus amigos o vecinos. Pero no es porque sea tímido, simple y llanamente, no le interesa hacer amistad con más personas de las necesarias. Eso sí, con su familia será leal y protector y, con los extraños, no se mostrará agresivo. A no ser, eso sí, que crea que quiere haceros daño.

Además, es un trabajador incansable al que no le gusta estar sin hacer nada. Así que no esperes que se quede todo el día tirado. Búscale algo que hacer o se lo buscará él, y eso puede ir desde correr y ladrar a cualquiera que pase junto a tu casa, hasta agujerear tu jardín o destrozará tus muebles. Si vives en una casa de campo y tienes otros animales, puede dedicarse a cuidarlos y eso lo mantendrá ocupado. En caso contrario, puedes adiestrarlo en agilidad u obediencia para que no caiga en el aburrimiento.

Aspecto físico

Es un perro de gran tamaño -puede llegar a los 68 cm- con aspecto robusto, en el que destaca una cabeza plana. Sus orejas son triangulares y colgantes. La cola es larga y alta, más gruesa en el inicio que al final. En algunas zonas del mundo, se le recorta sobre la segunda vertebra. Perro esta práctica de amputación está totalmente prohibida en España.

Personalidad

El cane corso ha sido descrito muchas como un perro con temperamento vigoroso y listo para enfrentarse a cualquier desafío. Pero ese tipo de temperamento puede ser una espada de doble filo. Con un dueño confiable y consistente que proporcione un buen liderazgo y evite que el perro se salte las normas, el Mastín italiano será un excelente perro de familia. Pero con una mala educación puede volverse agresivo, y con su tamaño y fuerza será capaz de causar mucho daño.

Pero el Corso ideal es dócil y afectuoso con su familia, incluidos los niños. Claro que para llegar a ese punto se requiere socialización y entrenamiento desde una edad temprana. A este perro no le irá bien en un hogar en la que alguno de sus miembros tema, o no le gusten, a los perros o que no pueda manejar a un perro grande. En ese caso, este mastín puede imponer su voluntad y hacerse dueño de la situación

Un perro de gran inteligencia

El Corso es altamente inteligente. Combine eso con su naturaleza de líder, y es fácil ver cómo podría llegar a dominar la casa sin liderazgo ni límites firmes. Te pondrá a prueba para ver hasta dónde puede llegar. Por eso, es muy importante hacerle saber desde el principio cuáles son las reglas y asegurarse de que todos los miembros de la familia comprendan las reglas también. Instituir una política de “nada en la vida es gratis” al exigirle que ejecute un comando como “Sentarse” o “Abajo” antes de recompensarlo con una comida, golosinas o un juguete.

El liderazgo firme no significa, nunca, golpear al perro. Eso no solo envía el mensaje incorrecto, sino que también puede ser peligroso con un perro grande y fuerte. Además, el Corso entiende el tono de voz y responde bien a las alabanzas y recompensas cuando ha hecho algo que te gusta, así como a las correcciones firmes y rápidas y la aplicación coherente de las reglas cuando no te gusta lo que está haciendo. Estar tranquil y seguro de ti mismo te llevará mucho más lejos con este perro que las bravatas enojadas. La consistencia te permitirá relajarte y a él saber que tú estás al cargo.

Cane Corso o Mastín italiano
El Cane Corso o Mastín italiano necesita una socialización temprana para evitar que se vuelva tímido o agresivo

El Cane corso o Mastín italiano con niños y otros animales

El Corso necesita una socialización temprana: exposición a muchas personas, paisajes, sonidos y experiencias diferentes, idealmente antes de cumplir los cuatro meses. La socialización ayuda a asegurar que tu cachorro Corso crezca y se convierta en un perro redondo, sin miedo a extraños, niños u otros animales, ni a que lo dejen solo cuando sea necesario. Sin mucha experiencia del mundo, fácilmente puede volverse temeroso o agresivo.

Con los niños

Cuando es criado, entrenado y socializado correctamente, el Corso puede amar y proteger a los niños. Sin embargo, es importante que a los cachorros y perros adultos no se les brinde ninguna oportunidad de perseguir a los niños y que los niños eviten hacer sonidos agudos en su presencia. Correr y chillar puede hacer que el Corso asocie a los niños con la presa.

Es mejor mantenerlo encerrado cuando los niños corran al aire libre y hacen mucho ruido, especialmente si tus hijos tienen amigos. El Corso puede pensar que es necesario intervenir y proteger a ‘sus’ hijos, y es poco probable que termine bien. Los juegos de búsqueda o que niños pequeños ayuden a sostener la correa durante los paseos, son buenas maneras para que los niños interactúen con esta raza.

Con otras mascotas y perros

El Corso puede llevarse bien con otros perros o gatos si se cría con ellos, pero es probable que vea animales extraños como presa y haga todo lo posible para matarlos. Es esencial poder proteger a las mascotas de los vecinos de él. Este es otro ejemplo en el que la socialización es imprescindible. Tu Cane Corso debe aprender desde una edad temprana a mantener la calma en presencia de otros perros. Si buscas un segundo perro, ya sea otro Cane Corso o una raza diferente, lo mejor es elegir uno del sexo opuesto.

Información básica

[one_half_first]Altura a la cruz: entre 64 y 68 cm. Peso: entre 45 y 50 kg. Capa: negra, gris plomo, gris pizarra, leonada clara, leonada oscura, atigrada o roja cervato. Promedio de vida: entre 12 y 15 años. Carácter: protector, inteligente, reservado. Relación con los niños: complicada. [/one_half_first]

[one_half_last]Relación con otros perros: muy díficil. Aptitudes: perro de compañía y perro guardián. Necesidades del espacio: necesita espacio. Alimentación: unos 500 gr de comida seca diaria. Arreglo: casi nulo. Coste mantenimiento: moderado [/one_half_last]

Estándar

Clasificación FCI: Grupo 2: Perros tipo Pinscher y Schnauzer Molosoides y perros tipo montaña y boyeros suizos. Sección 2: Molosoides.

Contenidos relacionados

Publicado por Javier Fornell

Redactor y comentarista freelance para diferentes plataformas digitales y amante de los animales. Novelista, historiador y bibliotecario. Como decía Borges 'los libros son el camino al paraíso'.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *