De tamaño pequeño y carácter coqueto, el West Highland White Terrier no deja de ser un cazador nato. Su nombre no deja lugar a dudas sobre su origen: las Highland escocesas. Un perro enérgico que te seguirá allá donde vayas.

Si nunca has tenido cerca un ejemplar de Westy, debes saber que se trata de un perro vivaz, algo travieso y muy juguetón con sus amos. Eso sí, al igual que ocurre con el Pinscher Miniatura, hay que enseñarle desde muy joven a socializar con otros perros.

El Westy no deja de ser un perro terrier y si no aprende desde cachorro a canalizar su energía, las horas de paseo pueden convertirse en una auténtica tortura… tanto para el perro como para el humano.

Seguramente tras ver las imágenes ya tengas una idea clara de la apariencia del West Highland White Terrier Westy. ¿Te suena de algo y no sabes de qué? Es el perro de Tintín, Milú, gran conocido de los amantes de las aventuras de este intrépido reportero.

West Highland White Terrier o Westy
West Highland White Terrier mirando pompas de jabón

Características del West Highland White Terrier

No te dejes engañar por su pequeño tamaño. El Westy es un perro con mucho músculo, compacto y de gran poder. Quizá, lo más destacable sea que la envergadura de su cabeza parece algo grande comparado con su cuerpo. Y, por supuesto, no olvidarás su mirada inteligente y penetrante.

Su mandíbula es acorde al tamaño de su cabeza y tiene unos dientes fuertes y grandes. Junto a sus ojos, el pelaje blanco y su aspecto leonado hacen que la apariencia del West Highland White Terrier sea de un pequeño pícaro.

El manto de este perro está formado por un pelaje blanco duro, ondulado y largo en el exterior y otro más corto, suave y fino a modo de segunda capa. Al ser completamente blancos, se debe prestar especial atención al cuido del pelaje alrededor del hocico para que no adquiera un tono parduzco.

La personalidad del West Highland White Terrier lo convierte en un compañero fiel y protector. Es importantísimo educarle desde joven para que socialice con otros canes. Es un perro muy dominante y, si no se canaliza su energía, podría mostrarse igual de dominante con sus amos.

Controlado ese aspecto de su carácter, el Westy se mostrará muy cariñoso y juguetón. Le encanta hacer gracietas para divertir a sus humanos. Eso sí, hay que aprender a reírle lo justo para que el animal no se convierta en un perro tirano y algo agresivo.

Se lleva genial con los más pequeños de la casa, siempre que le respeten. No es un perro que permite abusos en juegos, independientemente de la edad de su amo. Si los niños comprenden que el perro siente y padece como cualquier ser vivo, la relación será ideal. No son un juguete, son seres vivos.

West Highland White Terrier
Westy mirando a cámara

Información básica

[one_half_first]Altura a la cruz: alrededor de 28 cm.
Peso: entre 6 y 10 kg.
Capa: blanca.
Promedio de vida: entre 12 y 16 años.
Carácter: enérgico, inteligente y juguetón.
Relación con los niños: excelente.
[/one_half_first][one_half_last]Relación con otros perros: regular.
Aptitudes:
perro de compañía y guardían.
Necesidades del espacio: perro de interior.
Alimentación: entre 180 y 250 gramos de comida completa seca diarios.
Arreglo: medio.
Coste mantenimiento: bajo. [/one_half_last]

Historia de la raza

El West Highland White Terrier desciende directamente del Cairn Terrier, como ocurre con el Scottie. Sin duda, tres grandes ejemplares de los perros cazadores de oeste de Escocia.

Hay diferentes versiones sobre el mestizaje del Westy tal como lo conocemos en la actualidad. Algunos creen que su cinegética se debe al saber hacer de un coronel del ejército mientras que otros conceden este hecho al duque Argyll, jefe del Clan Campbell.

Sin embargo, fue el Coronel Edward Donald Malcom quien consiguió el pelaje completamente blanco del West Highland White Terrier.

Sea como fuere, lo cierto es se consiguió un ejemplar de terrier níveo perfecto para la caza de liebres, conejos y zorros. Sin posibilidad de confundirlo con sus presas y, al mismo tiempo, fácilmente localizable al ojo humano dado el color de su manto.

Hasta 1954, la Fédération Cynologique Internacionale (FCI) no reconoció al West Highland White Terrier. Sin embargo, mucho antes, a comienzos del siglo XX, la raza fue presentada oficialmente. De hecho, en 1909 se fundó la West Highland White Terrier of America.

Estándar

Clasificación FCI: Grupo 2 – Sección 3 de Terriers de talla pequeña.

Westy
West Highland White Terrier corriendo con pelota

La salud del West Highland White Terrier

Los Westy son perros muy fuertes que gozan de una salud bastante buena. Sin embargo, esta raza es muy propensa a tener problemas de oído y su predisposición genética tiende a la sordera.

Tienen una piel delicada, con lo que su cuidado requiere especial atención. Se recomienda un baño cada mes como máximo empleando un jabón de pH neutro. Acabado el baño hay que cerciorarse de dejar al animal completamente seco, prestando especial atención a las orejas.

Si dispones de un Westy o estás pensando hacerte con uno, no olvides que debes cepillarle a menudo. Se recomienda que, cada dos o tres días, emplees algo de tu tiempo en eliminar de su manto cualquier nudo que pueda tener.

Esta raza también es susceptible de padecer enfermedades como la osteopatía craneomandibular, la enfermedad de Legg-Calve-Perthes y la leucodistrofia de células globoides. Pero no os asustéis, las revisiones periódicas con vuestro veterinario de confianza os permitirá gozar de un fiel amigo bastante longevo.

Cómo hacerte con un West Highland White Terrier

Como siempre, te animamos a considerar la opción de adoptar antes que lanzarte a la aventura de la compra. Independientemente de la raza que busques, protectoras, asociaciones y perreras están a tope de ejemplares que desean convertirse en tu mascota ideal.

Ahora bien, si quieres comprar un West Highland White Terrier puro, te aconsejamos que lo hagas a través de un criadero fiable, con años de experiencia y ejemplares sanos y fuertes. Un buen ejemplo lo tienes en DECASLA, reconocidos desde el año 2000 por la FCI y la Real Sociedad Canina de España en el Libro de Orígenes Español.

Contenidos relacionados

Publicado por Ana Pérez

Química Medio Ambiental reinventada en Editora de Contenidos desde 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *