Spitz Finlandés

Los Spitz finlandeses se criaron originalmente para cazar todo tipo de animales, pequeños y grandes, y para ladrar cuando encontraban algo. Eso hace que hoy en día se les considera compañeros «comunicativos» que te mantendrán informado de todo lo que sucede a tu alrededor.

Son muy cariñosos y juguetones, pero requieren un entrenamiento firme y constante. Eso puede resultar difícil con su racha independiente, y necesitarán un patio cercado de forma segura porque les encanta ladrar a las personas y animales que pasan caminando, y a veces incluso perseguirlos. Si puedes satisfacer las necesidades de la raza, tendrás un compañero cariñoso y juguetón que seguirá actuando como un cachorro hasta bien entrada la edad adulta.

Spitz Finlandés
El Spitz Finlandés es un perro vocal y siempre alerta

Características del Spitz Finlandés

Los Finkies, como también son conocidos, son excelentes perros guardianes, ya que están siempre alerta y son ladradores. Son peros cautelosos pero no tímidos con los extraños y como ya hemos dichos se trata de una raza vocal (en Finlandia, los propietarios celebran concursos para coronar a un «Rey Barker») y si vas a hacerte con uno más te vale que te gusten los ladridos y la variedad de vocalizaciones de su raza. Los Finkies son ávidos atletas caninos y llamativos perros de exhibición conocidos por ser compañeros inteligentes, sensibles y cautivadores.

Aspecto físico

El Spitz finlandés presenta una imagen de zorro. La raza se ha utilizado durante mucho tiempo para la caza menor y aves. El hocico puntiagudo, las orejas erguidas, el pelaje denso y la cola rizada denotan su herencia norteña. Todo el ser del Spitz finlandés muestra vivacidad, que es especialmente evidente en los ojos, las orejas y la cola.

Los machos son decididamente masculinos sin tosquedad. Las perras son decididamente femeninas sin exceso de refinamiento. Las características más importantes del Spitz finlandés son su cuerpo cuadrado y bien equilibrado, simétrico sin rasgos exagerados, un glorioso abrigo rojo-dorado, su porte atrevido y movimiento enérgico.

Personalidad

Esta raza nórdica es activa y amigable. Su naturaleza alerta lo convierte en un excelente perro guardián y es protector con los miembros de la familia. Puede ser cauteloso con los extraños, pero nunca debe ser tímido o agresivo. En el lado negativo, es un pensador independiente y puede ser un desafío entrenar. Puede que no sea mental y emocionalmente maduro hasta que tenga tres o cuatro años.

Como todos los perros, el Spitz finlandés necesita una socialización temprana: la exposición a muchas personas, imágenes, sonidos y experiencias diferentes cuando son jóvenes. La socialización ayuda a garantizar que su cachorro de Spitz finlandés se convierta en un perro completo.

El Spitz Finlandés con niños y otros animales

El Spitz finlandés ama a los niños y tolerará mucho ajetreo, alejándose cuando han jugado demasiado. Son lo suficientemente resistentes como para que los niños pequeños, cuyas habilidades motoras no estén completamente desarrolladas, no los lastimen fácilmente.

Con perros y otros animales

El Spitz finlandés se lleva bien con otros perros y gatos, especialmente si se criaron con ellos, pero pueden ser agresivos con los perros que no conocen. Y los pájaros que tengas en casa deben estar fuera de su alcance siempre.

Información básica

  • Altura a la cruz: de 44 a 50 cm.
  • Peso: 13 kg máximo
  • Capa: rojizo brillante o rojo dorado
  • Promedio de vida: de 12 a 14 años
  • Carácter: alerta, ansioso y vocal
  • Relación con los niños: muy buena
  • Relación con otros perros: muy buena, si los conoce
  • Aptitudes: caza, guardia
  • Necesidades del espacio: necesita espacio para correr
  • Alimentación: evitar sobrealimentación
  • Arreglo: cepillado cada 3 días
  • Coste mantenimiento: bajo

Estándar

Clasificación RSCE: Grupo 5: Perros Tipo Spitz y Tipo Primitivo. Sección 2 Perros nórdicos de cacería

Spitz Finlandés
Los Spitz Finlandeses disfrutan del ejercicio y del tiempo frío

Historia

El origen del Spitz finlandés no está documentado, pero perros del mismo tipo se han utilizado para la caza de todo tipo en Finlandia durante cientos de años. Se cree que fueron llevados desde el centro de Rusia por tribus que emigraron a Finlandia hace un par de miles de años y que usaron a los perros principalmente como perros de caza, per también para otros usos. Además, debido a que estaban tan aislados, la raza Finnish Spitz se desarrolló con poca influencia de otras razas.

Eso cambió cuando mejoraron el transporte y las carreteras y la gente empezó a llegar a esas tierras llevando sus propios perros y apareándose con el Spitz finlandés. Se produjeron tantos cruces que en 1880 el Spitz finlandés estaba al borde la de la extinción por la mezcla sin control de los perros.

Hugo Sandberg y Hugo Roos: la salvación de la raza

Entonces sucedió algo que lo cambio todo. Dos hombres de Helsinki, llamados Hugo Sandberg y Hugo Roos, estaban realizando un viaje de caza por los bosques del norte cuando vieron a algunos Spitz finlandeses cazar. En ese momento, se dieron cuenta de la importancia de estos perros y se propusieron salvar la raza de la desaparición.

Hugo Sandberg escribió un artículo para una edición de 1890 de la revista Sporten sobre los perros que había visto. Su descripción fue tan completa y cuidadosamente redactada que en 1892, cuando el Kennel Club finlandés reconoció la raza, el primer Breed Standard se basó en su artículo. La raza descrita recibió el nombre de Spitz finlandés en 1897. También Hugo Roos jugó su papel en la preservación de la raza, criando activamente Spitz finlandés durante 30 años. Se le atribuye haber reunido a los perros de la fundación y haber sido pionero en la raza hasta la década de 1920.

El siglo XX: la extensión de la raza y la guerra mundial

En 1920, Sir Edward Chichester, de Inglaterra, descubre la raza durante un viaje de caza a Finlandia, y se lleva un par de ejemplares a Inglaterra. Más tarde, importó un semental no emparentado comenzando su presencia en las islas. Unos años más tarde, Lady Kitty Ritson, de Tulchan Kennels, también vio la raza en Finlandia y se enamoró de ella. Junto con varios otros colombófilos, organizó el Club de Spitz de Finlandia en Inglaterra, que se registró por primera vez en el Kennel Club de Inglaterra en 1934. Además importó muchos perros y fue la primera en darles el apodo cariñoso de Finkie con el que se conoce.

La Segunda Guerra Mundial fue un momento difícil para la raza, como lo fue para muchos otros. Después de la guerra, la calidad de los perros mostrados era muy mala. Dos perros importados a Inglaterra desde Finlandia, Mountjay Peter y Kiho Seivi, y uno importado de Suecia, Friedstahills Saila, mejoraron dramáticamente la raza en Inglaterra.

Los Spitz finlandeses fueron importados por primera vez a los EE. UU. Desde Inglaterra en 1959 por Cullabine Rudolph. En la década de 1960, Henry Davidson de Minnesota y Alex Hassel de Connecticut comenzaron a criar Spitz finlandés importado. El Finnish Spitz Club of America se formó en 1975 y el American Breed Standard, basado en el Finlandés Standard, para la raza se desarrolló en 1976. AKC permitió que el Finnish Spitz se mostrara en la Clase Miscelánea en abril de 1984.

Reconocimiento internacional

Hoy en día, la raza está bien establecida en Finlandia y Suecia, pero sigue siendo relativamente poco común en los EEUU, aunque está registrada por el AKC. En 1988, la raza fue aprobado para ser mostrado en el Grupo No Deportivo y en 1993, el Spitz Club of America de Finlandia se convirtió en miembro del American Kennel Club. La FCI por su parte, reconoció la raza en 1954 y publicó su estándar definitivo en 2016.

Educación y entrenamiento

Entrenar a estos perros independientes y de carácter fuerte puede ser un desafío. Se entrenan mejor con una voz suave y un toque. Su inteligencia hace que se aburran fácilmente con el entrenamiento repetitivo, así que realiza sesiones de entrenamiento cortas.

Los entrenadores profesionales dicen que el Spitz finlandés puede ser manipulador y demasiado inteligente para sus dueños, por lo que debes ser persistente y firme. Sin embargo, si se mantiene firme, la inteligencia y la aptitud del perro para los deportes, como obediencia, agilidad y rally, te recompensarán enormemente.

Salud

Los Spitz finlandeses son generalmente saludables pero, como todas las razas, pueden estar sujetos a ciertas condiciones de salud. No todos los Spitz finlandeses contraerán alguna o todas estas enfermedades, pero es importante tenerlas en cuenta si está considerando esta raza.

Displasia de cadera canina

Se trata de una afección hereditaria en la que el fémur no encaja perfectamente en la articulación de la cadera. Algunos perros muestran dolor y cojera en una o ambas patas traseras, pero es posible que no notes ningún signo de malestar en un perro con displasia de cadera. A medida que el perro envejece, se puede desarrollar artritis. Es una dolencia hereditaria que puede empeorar por factores ambientales, el rápido crecimiento debido a una dieta alta en calorías o por lesiones ocasionadas por saltar o caer sobre pisos resbaladizos.

Luxación rotuliana

La rótula es la rótula. La luxación significa la dislocación de una parte anatómica (como un hueso en una articulación). La luxación rotuliana ocurre cuando la articulación de la rodilla (a menudo de una pata trasera) se desliza hacia adentro y hacia afuera, causando dolor. Esto puede ser paralizante, pero muchos perros llevan vidas relativamente normales con esta condición. En casos graves, sin embargo, puede ser necesaria una reparación quirúrgica.

Epilepsia

Este trastorno convulsivo se puede controlar con medicamentos, pero no se puede curar. Un perro con epilepsia puede llevar una vida plena y saludable con un adecuado manejo de esta enfermedad, que puede ser hereditaria o de causa desconocida.

Nefropatía

Es importante realizar pruebas anuales de sangre y orina para determinar la función renal y las anomalías asociadas con la nefropatía con pérdida de proteínas, la enteropatía con pérdida de proteínas, la displasia renal y la enfermedad de Addison, ya que son propensos a sufrir problemas de riñón con sus enfermedades derivadas.

Spitz Finlandés
El Spitz Finlandés no requiere muchos cuidados

Cuidados básicos

El Spitz finlandés tiene mucha energía y grandes necesidades de ejercicio. No se recomiendan para personas que viven en apartamentos o familias que no tienen el tiempo y la energía para hacer mucho ejercicio. Si se lo deja solo en el patio trasero, un Spitz finlandés probablemente participará en su actividad favorita: ¡ladrar! Su próxima actividad favorita será la caza de presas, que puede incluir cavar en busca de ratones y otros animales excavadores, o perseguir gatos y pájaros. Esta es una raza que requiere un dueño activo y conocedor, pero sobre todo vecinos comprensivos.

Prefiere climas más fríos y le va bien como perro de interior. Cuando lo lleve a caminar a lugares públicos, como parques, asegúrate de mantenerlo atado para que no salga a perseguir algo. Dale a tu perro de un par de caminatas de 30 minutos al día para ayudarlo a agotar su energía.

Higiene y cepillado

El Spitz finlandés es una raza «natural» a la que algunos propietarios se refieren como «lavar y usar». El estándar de la raza es muy específico: “No se permite recortar el pelaje excepto los pies. No se cortarán los bigotes. Cualquier alteración del pelaje por colorear, teñir, recortar, cortar con tijeras u otros medios debe ser severamente fallada «. Es suficiente rociar ligeramente el pelaje con agua y cepillarlo con un cepillo cada dos o tres días. El secado con secador en caliente secará la capa exterior.

Durante la temporada de muda dos veces al año, el cepillado diario o un baño seguido de un secador y un cepillado a temperatura fría acelerarán este proceso, y un peine de buena calidad y un cepillo más pulido son muy útiles para quitar la capa interna. El desprendimiento es más severo en una hembra intacta. El pelaje de una hembra esterilizada puede volverse más suave y denso y puede requerir más cuidados.

Alimentación

Los expertos en alimentación dicen que «el metabolismo del Spitz finlandés es extremadamente eficiente para una raza primitiva». Esto conlleva que la sobrealimentación de la raza provocará obesidad con bastante rapidez. El alimento seco para perros de alta calidad funciona bien para mantener un buen estado y peso. Las golosinas pueden ser útiles en el entrenamiento, pero deben administrarse con moderación. También debes tener cuidado con las sobras de la mesa, especialmente evitando los huesos cocidos y los alimentos con alto contenido de grasa. Si lo haces, te vendrá bien saber qué alimentos para humanos son seguros para los perros y cuáles no.

Cómo conseguir un Spitz Finlandés

Actualmente, en España, no es sencillo encontrar criadores, pero siempre puedes buscarlo en Inglaterra o en su Finlandia natal. Pero recuerda que necesitas espacio y tolerancia a sus ladridos.

Otros perros similares

Si buscas otro perro similar, quizá lo encuentres entre los siguientes:

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario