Posibles lesiones en la cola del perro

By Pablo Chaves / 15/11/2017
[Total:9    Promedio:2.8/5]

La cola es una de las partes más sensibles y expuestas de nuestro peludo amigo. Hoy expondremos cuáles son las lesiones en la cola del perro más frecuentes, sus síntomas, prevención y tratamiento.

Lesiones en la cola del perro

Los juegos pueden llegar a provocar lesiones en la cola del perro

Lesiones en la cola del perro

La cola del perro está formada por numerosos músculos y nervios , y entre 5 y 20 huesos. Al igual que en el resto de los vertebrados, la cola no deja de ser una extensión de la columna vertebral.

En el perro, además, se trata de un apéndice con  varias funciones, (equilibrio, coadyuvante de la evacuación, gestualidad, lenguaje canino).

Por otro lado, es una zona que recibe mucha irrigación sanguínea, lo cual hace que las heridas y lesiones sean un poco más aparatosas y requieran de especial atención y cuidado.

Lesiones más comunes

Algunas lesiones de la cola de perro, pueden tardar bastante tiempo en curarse, debido a que el perro tenderá a masticar y morder la herida. Ante la menor duda, y especialmente si vemos que la cola de nuestro amigo está rota o permanece inerte, debemos acudir lo antes posible al veterinario.

Fractura

La fractura es la lesión más frecuente en la cola del perro.
Generalmente se debe a un pisotón accidental o a que se le ha enganchado o pillado con alguna puerta.

Aunque dolorosa, este tipo de lesión suele curarse por sí sola y la parte fracturada calcifica bien. En ocasiones, pueden quedar señales (protuberancias) que suelen ser molestas al principio para el animal,  por lo que deberemos procurar no tocarle la cola.

Es posible que le cueste hacer sus necesidades, precisamente por el grado de implicación que tienen los músculos de la cola para defecar y miccionar. Salvo casos más graves, esta dificultad remite pronto.

Sangrado de cola

Otra de las lesiones en la cola del perro más frecuentes es el sangrado, especialmente en las razas grandes. Esto sucede porque los perros no pueden evitar mover la cola y se la golpean contra diversos objetos y personas, provocándose en ocasiones úlceras sangrantes.

En este caso, resulta importante desinfectar la cola y dejar la zona de la herida vendada (cambiando el vendaje cada dos o tres días), hasta que se cure completamente. También puede ser aconsejable utilizar un producto anti-lamidos (como manzana amarga) o un collar isabelino, para evitar que el perro se hurgue en la cola.

A veces el sangrado en la cola puede deberse a que el perro se la muerda con excesiva frecuencia debido a una infestación de pulgas o de garrapatas, en cuyo caso, después de desinfectar y vendar la zona dañada, deberemos abordar el problema de los parásitos.

Síndrome de la cola fría o partida

Razas como la Golden Retriever,  Labrador, Beagle,  Setter inglés, Pointer son propensas a padecer esta dolencia. Es propia de los perros nadadores.
Se trata de un problema muscular, no de hueso. Los síntomas son: Cola caída como si estuviera partida, dolorida y muy sensibilizada.

Si bien, no se conocen exactamente las causas que provocan este síndrome, parece ser que tienen que ver con ellas, los esfuerzos muy intensos, el frío del agua y la humedad. Se piensa que también influye el transporte en jaulas de este tipo de razas, especialmente cuando el animal es muy activo y juguetón.

Ante un caso de “cola partida”,  no debemos tocar la cola del perro.
Generalmente no necesita más que algo de reposo y se cura a los pocos días.

Zona de las lesiones en la cola del perro

Las lesiones en la cola del perro que se producen hacia la mitad o en su nacimiento, producen más hinchazón que en la punta.  La punta de la cola  es la parte que el perro mordisquea más fácilmente, pero también la zona que menos problemas serios suele dar.
Por el contrario, cuanto más cerca de la base se localicen las lesiones en la cola del perro, más graves pueden llegar a ser.

Se recomienda observar de cerca el comportamiento de la cola y evitar acariciar esta parte del cuerpo, ya que es la que menos les gusta a los perros que les toquen. Puede ser muy útil el uso del collar isabelino.

En cualquier caso,  ante la menor duda, nuestra recomendación es visitar al veterinario para descartar complicaciones.

Razas más propensas a sufrir lesiones en la cola

Además de las ya mencionadas, las razas que mayor probabilidad tienen de sufrir lesiones en la cola son: Springer Spaniel, Cocker Spaniels, Galgo, Lurchers y Whippet, con mayor frecuencia incluso de las anteriores.

Lesiones en la cola del perro

El agua excesivamente fría puede provocar el síndrome de cola cortada

Amputación de la cola del perro

Hasta hace relativamente poco, se abogaba por su amputación. Sin embargo; hoy en día, la mayoría de las asociaciones de veterinarios y protectoras desaconsejan esta opción. Además ya está prohibido por la ley.

La estadística nos dice que para evitar una sola lesión de cola de cierta consideración, habría que amputar el rabo a 500 perros, por lo que la medida ni siquiera tendría sentido.

Federico Villaplana, presidente del Consejo de Veterinarios de Cádiz afirma textualmente: “el perro tiene un rabo y lo tiene por algo, para estabilizarse en la carrera y como forma de comunicación con otros perros“.

Además, los perros con la cola cortada, suelen ser percibidos por otros perros como más agresivos.

Tan sólo debe procederse a la amputación cuando la gravedad de las lesiones en la cola del perro así lo exijan y el veterinario así lo determine.

About the author

Pablo Chaves

Redactor y comentarista freelance para diversas plataformas y periódicos digitales. Amante de la naturaleza y estrechamente vinculado con el mundo animal. Músico y escritor vocacional.

6comments

Leave a comment: