Boyero de Entlebuch

El Boyero Entlebucher, también conocido como el perro de montaña Entlebuch, Entlebucher Sennenhund, perro de ganado Entlebucher, perro de ganado Entlebuch o simplemente el Entlebucher, se originó en el valle Entlebuch de Suiza. Es el más pequeño de los cuatro perros de montaña suizos tricolores.

Es popular en su país de origen, pero todavía es relativamente raro en el resto del mundo. Es un perro inteligente y robusto que tiene suficiente poder para controlar animales grandes pero con suficiente agilidad para moverse rápidamente. Los Entlebuchers son agradables y fáciles de entrenar, aunque tienen una voluntad fuerte y pueden ser un reto para los dueños de perros novatos. Su resistencia, su andar flotante y su afán por complacerlos los hacen aptos para todo tipo de actividades al aire libre.

boyero-Entlebuch
El boyero de Entlebuch es un perro tranquilo y fiable

Características del Boyero de Entlebuch

Es un perro inteligente y robusto que tiene suficiente poder para controlar animales grandes pero con suficiente agilidad para moverse rápidamente por grandes espacios de tierra. Los entlebuchers son agradables y fáciles de entrenar, aunque tienen una voluntad fuerte y pueden ser un reto para los dueños de perros novatos.

Su resistencia, su andar flotante y su afán por complacerlos los hacen aptos para todo tipo de actividades al aire libre. Aman tirar de los carros y destacan en el pastoreo, por lo que pueden participar en competiciones. Además, son fieles y dedicados a sus dueños, pero tienden a ser algo reservados y desconfiados con los extraños.

De esta forma, aun siendo un perro principalmente de trabajo, sí que ha logrado abrirse un puesto en los hogares de su país. Aunque todavía es un gran desconocido fuera de sus fronteras natales. Y eso pese a que guarda cualidades para ser un buen perro para familias activas al tener un temperamento calmado y una energía desbordante.

Aspecto físico

Los entlebuchers son perros de tamaño mediano, normalmente alrededor de 50 cm a la cruz. Tienen una mandíbula larga y poderosa y una presencia sólida y poderosa. Su pelaje es normalmente tricolor y los mejores ejemplos de la raza tienen marcas simétricas. El pelaje es fácil de mantener, con un buen cepillo y un baño ocasional son todo lo que se necesita para que este animal luzca fantástico. Tradicionalmente, sus colas estaban atracadas, pero esta práctica es ilegal en muchos países, por lo que los entlebuchers contemporáneos luchan una cola larga y peluda.

Temperamento

El boyero de Entlebucher muestra las características típicas de un buen perro de trabajo. Son inteligentes, obedientes y leales, pero pueden desconfiar de los extraños y tener el potencial de ser agresivos si no se les entrena y maneja correctamente. Estos perros son excelentes compañeros, pero desde el comienzo de la relación humano / perro debe quedar claro que es el humano el «perro superior».

Esta raza probablemente no sea una buena opción como primer perro o para dueños que desean una mascota poco exigente. Bien manejados, los Entlebuchers prosperan en un hogar familiar y son animales amigables, valorando el compañerismo humano y demostrando un lado inesperadamente lúdico en el ambiente correcto.

Son perros que siempre están alerta y que no dudan en defender a su manada (o tu familia) en caso de verla en peligro. Pero la agresión potencial hacia los que están fuera de la familia se puede minimizar con mucha socialización mientras el perro es un cachorro. En caso de no hacerlo, podemos correr ciertos riesgos con un perro tan grande y protector.

El Boyero de Entlebuch con los niños y otros perros

Es un perro protector pero, por norma, no es agresivo. Eso hace que sea un buen perro para estar con niños, con los que además tiene gran paciencia. Eso sí, no te extrañe ver como tus hijos son trasladados de un lugar a otro ya que su naturaleza de pastor sale a relucir con cierta frecuencia.

Con perros y otras mascotas

Pese a ser un perro territorial y protector, carece de agresividad por lo que no causará problemas con otros perros. Aunque para evitar al 100 % los problemas es importante socializarlo y ponerle límites. Eso sí, si considera que existe una amenaza y que esa amenaza es otro perro, luchará hasta el final.

Por otro lado, carece de instinto de caza, por lo que no corren peligro gatos, conejos ni otras mascotas. Es más, si las conoce desde cachorro las incluirá en su manada y, por tanto, también serán objeto de su protección.

Información básica

Altura a la cruz: entre 44 y 51 cm.

Peso: de 25 a 30 kg.

Capa: típicamente tricolor. El color básico es el negro, con marcas fuego.

Promedio de vida: de 11 a 15 años.

Carácter: independiente, trabajador y tenaz.

Relación con los niños: muy buena.

Relación con otros perros: buena.

Aptitudes: perro pastor, de guarda y de compañía.

Necesidades del espacio: necesita espacio libre para correr.

Alimentación: consultar con el veterinario según su actividad física.

Arreglo: ninguno.

Coste mantenimiento: alto.

Estándar

Clasificación FCI: Grupo 2: Perros tipo Pinscher y Schnauzer – Molosoides – Perros tipo de montaña y Boyeros suizos. Sección 3: Perros tipo de montaña y Boyeros suizos.

boyero-Entlebuch
Ha logrado abrirse un hueco en los hogares

Historia

El Entlebucher es el más pequeño de los cuatro suizos de montaña y de ganado. Proviene de Entlebuch, un valle en el distrito de los cantones de Lucerna y Berna. La primera descripción bajo el nombre «Entlibucherhund» data del año 1889, pero durante un tiempo considerable después de esa fecha, no se hizo ninguna diferencia entre Appenzeller y esta raza.

Desarrollo de la raza

En el año 1913 se exhibieron cuatro ejemplos de este pequeño perro de pastoreo con bobtail congénito en una exposición canina en Langenthal y se les presentó al profesor Albert Heim, gran mecenas de las razas suizas de la montaña y de boyeros. A causa de los informes de los jueces, se inscribieron en el Stud Book Canino Suizo (SHSB) de SKG como la cuarta raza de boyeros. Sin embargo, el primer estándar solo se completó en 1927.

Después del 28 de agosto de 1926, fecha de la fundación del Swiss Club of Entlebuch Cattle Dogs iniciado por el Dr. B. Kobler, esta raza fue promovida y continuó su desarrollo como pura raza. Como muestra el pequeño número de entradas en SKG SHSB (Swiss Stud Book), la raza se desarrolló solo lentamente. El Boyero de Entlebuch recibió un ímpetu renovado cuando, aparte de sus cualidades hereditarias como un perro de conducción vivaz e incansable, se demostró su sobresaliente aptitud como utilidad y perro de compañía.

Reconocimiento internacional

Hoy, aún en una escala modesta, y este atractivo perro tricolor ha encontrado a sus admiradores. De hecho goza de una mayor popularidad como perro de la familia que como perro pastor, pero aún le cuesta salir de las fronteras suizas. La FCI reconoció la raza en 1954 y en el año 2001 publicó su estándar actual.

Educación y entrenamiento

Siempre que se establezca desde el principio la dinámica correcta de perro / manejador, entrenar un Entlebucher es enormemente gratificante. Naturalmente inteligentes y con ganas de adquirir nuevas habilidades, los Entlebuchers prosperan en un régimen de entrenamiento duro que los desafía mentalmente y les da un estímulo bienvenido. Es fundamental que el perro reconozca que el entrenador está al mando, pero una vez que esto se ha establecido, Entlebucher es capaz de llevar a cabo órdenes complejas con facilidad. De hecho, a muchos les va bien en obediencia competitiva y eventos de agilidad.

También es importante que se establezca el orden jerárquico, para que el boyero de Entlebuch comprenda que él nunca está por encima de los humanos. Esto debemos vincularlo con la socialización del animal para evitar que se vuelva agresivo con terceros. Recuerda que es territorial y protector y que o se le enseña o podrá considerar cualquier presencia como una amenaza.

Salud

La rareza de Entlebucher Cattle Dogs significa que la endogamia es un riesgo, por lo que se debe tener gran cuidado para establecer el pedigrí de un perro antes de comprarlo. Existen ciertas enfermedades congénitas a las que son especialmente propensas, como la displasia de cadera, la atrofia progresiva de la retina y la anemia. Aparte de estos (que están siendo activamente eliminados a través de la reproducción sensible) los Entlebuchers son perros robustos y sanos que pueden vivir hasta los 15 años aproximadamente.

Displasia de cadera

La displasia de cadera es una enfermedad congénita que afecta a los perros de gran tamaño produciéndole cojera. No siempre va a causar dolor, pero la situación puede ir empeorando con el tiempo. Es más, está probado que degenera en artritis a la vejez y que incluso puede causar graves problemas de movimiento. No tiene tratamiento alguno si no se coge a tiempo, pero sí que podemos evitar el dolor con medicación y evitar su aparición. Para eso, tenemos que evitar que corra por zonas duras mientras es aún un cachorro.

Atrofia de retina

La atrofia de retina es un problema congénito que afecta a la visión de nuestro perro. Podemos ver como una «nube» blanca envuelve el ojo de nuestro animal y como este va perdiendo visión paulatinamente. Primero durante la noche y, finalmente, de forma total. Puede solucionarse con cirugía ocular aunque nuestro perro siempre hará una vida normal. incluso en el caso de pérdida total de visión, podrá vivir tranquilo mientras no nos dé por jugar a cambiar los muebles cada día.

Anemia

Se debe a una disminución brusca de los glóbulos rojos y puede venir motivada por muchos factores. De hecho, suele estar asociada a problemas más profundos que van desde la depresión hasta una mala alimentación que está ralentizando el desarrollo óptimo del perro. Un perro que vamos a encontrar cansado y apático, sin ganas de actividad física. Entre las causas que pueden provocar la anemia:

  • Que el propio perro, por un problema genético, deje de producir los glóbulos rojo, o lo haga de forma deficitaria.
  • El propio sistema inmunitario del perro destruye los glóbulos rojos al considerarlos erróneamente como un agente externo.
  • Debido a la pérdida de sangre, por heridas principalmente. Pero también por hemorragias internas.
  • Presencia de parásitos intestinales.
  • Alergia a medicamentos.
  • Infecciones severas, ya sea por picaduras de garrapatas o por cualquier otro motivo.

En todo caso, la anemia suele ser síntoma de un problema latente, por lo que debemos acudir inmediatamente a nuestro veterinario.

boyero-Entlebuch
Es un perro muy activo

Cuidados básicos

Como buen perro de trabajo, los Entlebuchers son enérgicos y tienen una enorme cantidad de resistencia. El ejercicio sostenido y frecuente es absolutamente esencial, con dos horas o más cada día la cantidad recomendada. Son excelentes compañeros para correr o para los trabajadores al aire libre. Sin suficiente ejercicio y estimulación mental, los Entlebuchers pueden aburrirse, lo que a su vez puede llevar a la agresión, la destrucción de la propiedad y otros comportamientos antisociales. Por lo que es casi imprescindibles que los estimules con juegos y juguetes. Podrás encontrar muchos en el mercado y con eso lograrás que tu perro sea aún mejor.

Si lo vas a criar en un ambiente familiar, será un acompañante ideal para excursionistas entusiastas. Sin duda, el Entlebucher es más adecuado para un estilo de vida orientado al aire libre y necesita un hogar con mucho espacio. Si vives en un piso o en una ciudad no es una opción correcta ya que no tendrá espacio suficiente para conseguir un desarrollo óptimo. Y eso puede conllevar que se vuelva autodestructivo. Imagina pararlo con el tamaño que tiene, mejor busca una alternativa.

Alimentación

Necesita una alimentación alta en calorías y en valores proteicos. Pero siempre según la actividad que vaya a realizar y el gasto energético que requiera. No dejes que coma todo el alimento del día en una sola toma y evitarás la torsión gástrica propia de los perros de gran tamaño. Es importante que consultes en el veterinario que cantidad y cuáles son las mejores opciones de dieta para ellos.

Higiene y cepillado

Al ser perros de trabajo que han sido seleccionados para el pastoreo en el campo, requieren poco aseo y se pueden limpiar fácilmente si se vuelven fangosos o aparecen mojados por el ejercicio exterior. Es más, simplemente secando su pelaje, caerá el lodo pegado. Si lo tienes en el ámbito familiar, se recomienda un cepillado regular para retirar pelos muertos y un baño cada seis meses o cuando es absolutamente necesario. Pero nunca con frecuencia o perderá las particularidades de su capa.

Cómo hacerte con un Boyero de Entlebuch

Todavía es relativamente desconocido fuera de Suiza por lo que la mejor manera de hacerte con uno es ponerte en contacto con los clubs y criadores del país centro-europeo. En todo caso, debes tener en cuenta que ha sufrido muchos problemas de salud derivado de la endogamia ya que se sitúan en una pequeña zona y no existen muchos ejemplares. Por lo que solicita todos los certificados de salud que recomienda la FCI y busca criadores profesionales y de prestigio.

Otros perros similares

Si no encuentras camadas disponibles o ejemplares de el Boyero de Entlebuch quizá puedas encontrar tu perro perfecto en otros boyeros como: