Boyero de Berna

Conocido popularmente como Boyero de Berna el nombre oficial de la raza es Boyero de Montaña Bernés. Es un perro de trabajo extremadamente versátil usado en las tierras de cultivo suizas. Fue desarrollado para arrear ganado, tirar carros, y ser un perro guardián y compañero leal. Es uno de los cuatro tipos de perros de montaña suizos, y el único con cabello largo.

El boyero bernés proviene, como indica su nombre, del cantón de Berna. Es una raza de perro grande y robusta, con una disposición amistosa y tranquila, y es muy adecuado para competiciones de conformación, obediencia, seguimiento, pastoreo y acarreo.

Boyero de Berna
El boyero de Berna es el único pastor suizo de pelo largo

Características del Boyero de Berna

Llamado cariñosamente Berner (y conocido como Berner Sennenhund en su tierra natal), es instantáneamente reconocible con su ostentosa capa tricolor y una “cruz suiza” blanca en su pecho. Debajo de ese hermoso abrigo, se encuentra un perro robusto, muy adecuado para el trabajo pesado: estos hermosos y suaves perros se han utilizado tradicionalmente en Suiza como pastores y perros de tiro.

 Además de ser sorprendentemente apuesto, el Berner tiene un temperamento maravilloso. Destaca por ser leal, afectuoso, ansioso por complacer e inteligente. Es fácil de entrenar si le das tiempo a analizar lo que quieres que haga. Por encima de todo, tiene una actitud despreocupada sobre la vida.

El Bernes es tranquilo pero gregario, y algunas veces incluso un poco tonto cuando juega con su familia. Le va bien con niños de todas las edades y con adultos, pero no es una buena opción para las personas que viven en apartamentos o no tienen un patio grande y vallado para jugar. Necesita vivir con su familia y es más feliz cuando puede participar en todas las actividades familiares.

Los posibles propietarios deben saber que el Berner tarda en madurar, tanto física como mentalmente; es decir, vas a tener un cachorro bastante tiempo. Además, se sabe que tiene una personalidad “suave”; y eso hace que sus sentimientos se lastiman fácilmente y no responda bien a las duras correcciones ni a los castigos.

Aspecto físico

Los perros de montaña Berneses son robustos y fuertes con cuerpos compactos y cofres anchos y profundos. Sus amplias cabezas tienen un surco en el centro y sus orejas son triangulares y colgantes. Los ojos de Berner son oscuros y expresivos. Tienen colas largas y tupidas que generalmente cuelgan bajas, a menos que el perro esté excitado.

Tienen abrigos distintivos tricolores, gruesos y ondulados. Las hembras son un poco más pequeñas que los machos, y con frecuencia se puede distinguir el sexo del perro por su apariencia: los machos Berners tienen un aire claramente masculino mientras que las hembras tienen un aire más suave y femenino. Ambos sexos, sin embargo, son extremadamente fuertes y poderosos.

Boyero de Berna
El Boyero de Berna necesita espacio para no aburrirse y por su tamaño

Personalidad

El Berner es un perro afectuoso, inteligente y alerta. También es dócil, tranquilo y tolerante. Le gusta estar con su familia y prospera cuando se lo incluye en actividades familiares. Su gran tamaño es una de sus características más notables, y por supuesto el entrenamiento temprano es esencial para enseñarle cómo comportarse correctamente en la casa y con las personas. Lento para madurar, alcanza su tamaño adulto mucho antes de alcanzar la madurez mental.

Es muy protector con su familia, aunque generalmente no es agresivo. Puede ser distante con los extraños y, en general, es un poco tímido. Por lo que exponer al cachorro de Berner a una gran variedad de personas, animales y situaciones es importante para tener un adulto sano.

Le gusta estar con la familia y participar del día a día. Por eso, puede llegar a sufrir ansiedad por separación. Pero recuerda que es un perro cargado de energía, por lo que se aburrirá (y podrá volverse destructivo) encerrado en un piso. 

El Boyero de Berna con niños y otros animales

Es una excelente mascota familiar, y por lo general es amable y afectuoso con los niños que son amables y cuidadosos con los animales. Pero, al ser tan grande, puede golpear inadvertidamente a niños muy pequeños o pequeños, así que no deben dejarse sin supervisar.

Con perros y otras mascotas

El Berner es un perro pastor y eso hace que se lleve bien con otras mascotas, incluidos los perros. Aunque cuanto mayor es la diferencia de tamaño, más supervisión y entrenamiento se requieren para mantener a todos seguros.

Información básica

Altura a la cruz:de 64 a 70 cm.

Peso:de 38 a 50 kg.

Capa:negro tricolor.

Promedio de vida: de 6 a 8 años.

Carácter:Cariñoso, leal, inteligente y fiel.

Relación con los niños:excelente.

Relación con otros perros:muy buena.

Aptitudes:perro pastor, de guardia y de compañía.

Necesidades del espacio:necesita mucha actividad y espacio suficiente.

Alimentación:según peso y actividad, consultar con el veterinario.

Arreglo:cepillado regular.

Coste mantenimiento:alto.

Estándar

Clasificación FCI: Grupo: 1 Perros de pastor y boyeros (excepto perros boyeros suizos). Sección 3: Perros tipo montaña y Boyeros suizos.

Boyero de Berna
No esperes que no destroce tu pequeño piso urbano

Historia

Se cree que las cuatro razas suizas de perros boyero se desarrollaron como cruces entre los perros de granja de los Alpes suizos y los perros tipo moloso o mastín que los romanos llevaron a la zona cuando invadieron los Alpes en el siglo I a.C.

Es probable que el Berner haya estado trabajando en granjas suizas durante más de 2.000 años, escondido en pequeñas propiedades en los Alpes, donde ha estado tirando de carros, acompañando al ganado, vigilando y brindando a sus dueños una compañía leal.

El siglo XX: la explosión demográfica

Se sabe que en 1888, solo el 36 % de la población suiza trabajaba en la agricultura, y necesitaban menos para un perro fuerte que podía arrear ganado y tirar de un carro lleno de productos. En 1899, sin embargo, los suizos se interesaron en preservar sus razas autóctonas y fundaron un club de perros llamado Berna. Los miembros incluyeron criadores de una variedad de perros de pura raza.

En 1902, el club de perros suizo patrocinó un espectáculo en Ostermundigen que llamó la atención sobre las razas de montaña suizas. Dos años más tarde, las razas dieron un gran paso adelante a través de varios eventos: en una exposición canina internacional celebrada en Berna, el club suizo de perros patrocinó una clase para “perros pastores” suizos, que incluía los perros de montaña. Este fue también el primer año que estos perros fueron referidos como ‘berneses’. Y en ese mismo año, el Swiss Kennel Club reconoció al Boyero de montaña bernés como una raza.

Durante la Primera Guerra Mundial, las exposiciones caninas y la reproducción pasaron a segundo plano ante los esfuerzos de guerra. Pero después de la guerra, se exportaron los primeros perros de montaña Bernés, primero a Holanda y luego a los Estados Unidos, aunque la raza aún no había sido reconocida por el American Kennel Club.

El inicio de la expansión mundial

En 1936, dos criadores británicos comenzaron a importar Berners, y consiguieron que naciera la primera camada de cachorros en Inglaterra. También en 1936, la perrera Glen Shadow en Louisiana importó a una hembra y un macho Berner desde Suiza. A principios de 1937, el AKC envió a Glen Shadow una carta en la que decía que el boyero de montaña Bernés había sido aceptado como una nueva raza en la clase trabajadora.

La Segunda Guerra Mundial nuevamente interrumpió el progreso de la raza fuera de su tierra natal, pero después de 1945, la importación y el registro se reanudaron en los Estados Unidos.

En 1968, se fundó el Bernese Mountain Dog Club of America, con 62 miembros y 43 Berners registrados. Tres años después, había más de 100 miembros en el club. Mientras tanto, la raza, que había muerto en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial, se reintrodujo en Gran Bretaña.

El Bernese Mountain Dog Club of America se convirtió en miembro del club del AKC en 1981. En 1990, el AKC adoptó su estándar actual del Boyero de Berna. La FCI, por su parte, aceptó la raza en 1954, y en 2003 aceptó su estándar oficial definitivo.

Entrenamiento y educación

Desde que fue criado para ser un perro de trabajo, al Berner le gusta aprender y puede entrenarse fácilmente.  Y eso es positivo para el educador. Pero debido a que es muy grande -alrededor de 45 kg- cuando es adulto se recomienda el entrenamiento temprano en la obediencia y la socialización.

Por suerte, es un perro que carece de instinto de liderazgo, por lo que con un entrenamiento constante podremos sacar lo mejor de la inteligencia, obediencia y ganas de aprender que tiene el boyero de montaña de Berna

Cuidados diarios

No son adecuados para la vida en apartamentos o unifamilares. Una casa con un patio grande y bien cercado es la mejor opción para ellos. Recuerda que como  el Berner es un perro de trabajo, tiene mucha energía. Además del juego en el jardín, necesita un mínimo de 30 minutos de ejercicio vigoroso todos los días; tres veces esa cantidad mantiene a este perro robusto en las mejores condiciones.

Con su abrigo grueso y hermoso, es ideal para climas fríos y le encanta jugar en la nieve. Por el contrario, con su abrigo negro y su gran tamaño, es propenso al golpe de calor. No permitas que se ejercite enérgicamente cuando hace mucho calor; limita el ejercicio a las mañanas o tardes tempranas, cuando es más fresco. Manténlo fresco durante el calor del día, ya sea dentro con ventiladores o aire acondicionado o afuera en la sombra.

Boyero de Berna
La raza disfruta jugando en la nieve

Los cachorros

Tendrás que tener especial cuidado si estás criando un cachorro del boyero de Berna. Al igual que muchos perros de razas grandes, los berners crecen rápidamente entre las edades de cuatro y siete meses, lo que los hace susceptibles a los trastornos óseos y las lesiones. Les va bien con una dieta de alta calidad y baja en calorías que les impida crecer demasiado rápido.

Además, no permitas que el cachorro corra y juegue sobre superficies duras (como el pavimento), salte excesivamente o jale cargas pesadas hasta que tenga por lo menos dos años y sus articulaciones estén completamente formadas. El juego normal en el césped está bien, al igual que las clases de agilidad de los cachorros, con sus saltos de una pulgada.

Baño y cepillado

Este tipo de perro pierde pelo todo el año, aunque la caída más fuerte tiene lugar durante los cambios en la temporada. Debe cepillarse, al menos, una vez a la semana (más en primavera y otoño), lo que ayudará a mantener el pelo limpio y reducirá la cantidad de cabello que ensucia el piso o los muebles.

Dependiendo del nivel de actividad del perro y el deseo de retozar en la tierra, solo requieren un baño una vez cada dos meses. Sin embargo, sus oídos pueden atrapar bacterias, suciedad y líquidos, por lo que las limpiezas semanales con un limpiador, recomendado por un veterinario, pueden ayudar a prevenir las dolorosas infecciones del oído.

Salud

A pesar de su belleza y excelente temperamento, o quizás debido a estas cualidades, los Berners luchan por sobrevivir hoy en día. La raza tiene un pequeño conjunto de genes, lo que ha resultado en numerosos problemas de salud relacionados con la endogamia

Cáncer

Varias formas de cáncer afectan a una gran cantidad de perros de montaña de Berna y pueden causar la muerte prematura. Los síntomas incluyen hinchazón anormal de una llaga o golpe, llagas que no sanan, sangrado de cualquier abertura del cuerpo y dificultad para respirar o eliminarse. Los tratamientos para el cáncer incluyen quimioterapia, cirugía y medicamentos.

Displasia de cadera

Se trata de una afección hereditaria en la cual el hueso del muslo no encaja perfectamente en la articulación de la cadera. Algunos perros muestran dolor y cojera en una o ambas patas traseras, pero otros no muestran signos de incomodidad.  De cualquier forma, la artritis puede desarrollarse a medida que el perro envejece. Los perros con displasia de cadera no deben criarse; por lo tanto, si está comprando un cachorro, pídale al criador una prueba de que los padres han sido examinados para detectar la displasia de cadera y no tienen problemas.

Displasia del codo

Similar a la displasia de cadera, esta es también una enfermedad degenerativa común en perros de razas grandes. Se cree que es causado por un crecimiento y desarrollo anormales, lo que da como resultado una articulación malformada y debilitada. La enfermedad varía en severidad: el perro simplemente podría desarrollar artritis o podría volverse cojo. El tratamiento incluye cirugía, control de peso, tratamiento médico y medicamentos antiinflamatorios.

Atrofia progresiva de retina

Esta es una familia de enfermedades oculares que involucra el deterioro gradual de la retina. Al principio de la enfermedad, los perros afectados se vuelven ciegos a la noche; pierden de vista durante el día a medida que la enfermedad progresa. Muchos perros afectados se adaptan bien a su visión limitada o perdida, siempre que su entorno permanezca igual.

Shunt portosistémico

Es una anomalía congénita en la que los vasos sanguíneos permiten que la sangre evite el hígado. Como resultado, el hígado no limpia la sangre como debería ser. Los síntomas, que generalmente aparecen antes de los dos años de edad, pueden incluir, pero no se limitan a, anomalías neuroconductuales, falta de apetito, hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre), problemas gastrointestinales intermitentes, problemas del tracto urinario, intolerancia a las drogas y retraso en el crecimiento. La cirugía es generalmente la mejor opción.

Enfermedad de Von Willebrand

Encontrada tanto en perros como en humanos, se trata de un trastorno sanguíneo que afecta el proceso de coagulación. Un perro afectado tendrá síntomas tales como hemorragias nasales, encías sangrantes, sangrado prolongado por cirugía, sangrado prolongado durante los ciclos de calor o después del parto, y ocasionalmente sangre en las heces. Este trastorno por lo general se diagnostica entre los tres y cinco años de edad y no se puede curar. Sin embargo, puede tratarse con tratamientos que incluyen lesiones por cauterización o sutura, transfusiones antes de la cirugía y evitación de medicamentos específicos.

Boyero de Berna
Debemos observar a nuestro perro para conseguir que esté sano

Panosteitis

Comúnmente llamada pano, esta condición causa cojera autolimitada. Aproximadamente entre los cinco y los 12 meses de edad, el perro puede comenzar a cojear primero en una pierna y luego en otra; luego, la cojera se detendrá. Generalmente no hay efectos a largo plazo. El descanso y la actividad restringida pueden ser necesarios por un tiempo si el perro tiene dolor. Lo mejor que puede hacer por su Berner es alimentarlo con alimentos para perros de alta calidad que no contengan demasiado calcio o un porcentaje demasiado alto de proteína, lo que algunos creen que puede causar pano. Pregúntale a tu veterinario por sus recomendaciones.

Torsión gástrica

También conocida como hinchazón, esta es una afección potencialmente mortal que puede afectar a perros grandes y de pecho profundo, como los perros de montaña de Berna. Esto es especialmente cierto si se les alimenta con una gran comida al día, comen rápidamente, beben grandes cantidades de agua después de comer y hacen ejercicio vigoroso después de comer. La hinchazón es más común entre los perros más viejos. Ocurre cuando el estómago se distiende con gas o aire y luego se retuerce (torsión).

El perro no puede eructar o vomitar para deshacerse del exceso de aire en el estómago, y el retorno normal de la sangre al corazón se ve impedido. La presión arterial desciende y el perro entra en estado de shock. Sin atención médica inmediata, el perro puede morir. Sospeche de hinchazón si su perro tiene un abdomen distendido y está salivando excesivamente y vomitando sin vomitar. También puede estar inquieto, deprimido, letárgico y débil, con una frecuencia cardíaca rápida. Es importante llevar a su perro al veterinario tan pronto como sea posible si ve estos signos.

Cómo conseguirlo

A medida que más personas se enteran de la raza, muchos perros con problemas de salud se reproducen con poco o ningún respeto por el efecto que esto tiene en la raza en general. Aquellos que consideren un perro de montaña de Berna deben tener mucho cuidado de comprar un cachorro solo de un criador de buena reputación.

Para ello, puedes ponerte en contacto con la Real Sociedad Canina española, que tiene información veraz de aquellos criadores que cumplen todos los requisitos legales. Pero también destacan por la buena praxis en la crianza de sus perros. 

Otro perros similares

Si buscas un perro similar pero que tenga una mayor esperanza de vida o menos requisitos para su tenencia en el hogar, quizá puedas elegirlo entre otros boyeros suizos: