fbpx

¿Son las chuches para perros realmente buenas?

A todos nos gusta darle golosinas a nuestro perro cuando se porta bien o tiene un buen día. Y a ellos les encanta. Se ponen muy contentos, se relamen y nos dan muchos cariños en agradecimiento. Pero ¿es bueno darles chuches para perros? ¿Son un alimento saludable o puede, por el contrario, hacerles daño?

¿Qué son las chuches para perros?

Todos pensamos que una dieta basada exclusivamente en pienso puede ser aburrida. Por eso, damos golosinas a nuestro perro para recompensarle por algo o para mostrarle cariño. Las chuches para perros son, básicamente, comida que no forma parte de su dieta diaria y que está hecha para darles una alegría. Estas chuches suelen usarse como premio, sobre todo para motivarlos a la hora del adiestramiento. Los perros son capaces de relacionar causa y efecto. Por ello, para corregir malos comportamientos hay que hacerle saber al perro cuándo ha hecho algo malo y cuándo se ha portado bien. La forma más eficaz de demostrarle cuál es la forma buena de hacer las cosas es recompensarle con caricias y felicitaciones, y, de vez en cuando, una golosina. Es el premio que más les gusta, así que seguirán siendo buenos para conseguir su recompensa.

Chuches para perros

Mucha gente usa como premio para su perro comida de persona, como salchichas, por ejemplo. Este es un error frecuente. Normalmente, esa comida no solo no le va a aportar nada bueno, sino que le puede provocar malnutrición, obesidad o alguna otra enfermedad. Hay alimentos de personas que resultan tóxicos para nuestros perros. Debes controlar muy bien qué alimentos pueden comer ocasionalmente o cuáles pueden resultar fatales para su salud.

¿Cuáles son las mejores chuches para perros?

Hay infinidad de opciones diferentes a la hora de elegir una chuche para perros. Puedes encontrar huesos, barritas y galletitas de todas las formas, colores, olores y sabores. Las hay con forma de hamburguesa, verdes, amarillas, con olor a beicon y sabor a jamón. Pero para elegir las mejores chuches para perros debes hacerte tres preguntas:

  • ¿Cuál es su valor nutriticional?
  • ¿Tiene alguna otra función, aparte de hacer disfrutar al perro?
  • ¿Le gustará a mi perro?
Chuches para perros
Perro comiendo un helado

La dieta diaria de tu perro debe tener todos los nutrientes que necesita, por lo que cualquier cosa que le des de comer aparte de su ración diaria puede causar desequilibrios en su nutrición. Sin embargo, no es lo mismo darle un suplemento de una cosa que de otra, al igual que no es lo mismo que tú picotees entre horas un dulce o una zanahoria. Las golosinas para perros tienden a contener una porcentaje alto de calorías, y algunas contienen azúcares, algo que puede llevar a tu perro al sobrepeso. Otras, en cambio, son ricas en vitaminas o proteínas, que favorecen su rendimiento y su desarrollo.

Ya que vas a darle un premio a tu perro, procura que este, además de gustarle, le haga bien. Por eso, es bueno buscar chucherías que puedan aportar algo bueno para su salud. Por ejemplo, es muy recomendable aprovechar estos complementos para cuidar la salud dental de tu perro. Para eso hay galletas y barras especiales para eliminar el sarro y fortalecer las mandíbulas. También hay otras con calcio para fortalecer sus huesos, muy recomendables sobre todo para cachorros.

El sabor es muy importante, pero este no debe costar la salud de nuestro perro. Hay chuches hechas a base de cereales y algún saborizante. Estas no aportan nutrientes, pero sí carbohidratos. Estas son las que debes tratar de evitar a toda costa, por mucho que le guste a tu perro su sabor. Hay golosinas naturales, sin conservantes ni aditivos artificiales, que le gustarán a tu perro tanto o más que las otras.

Cómo darle chucherías a tu perro

En primer lugar, debes recordar que las golosinas son un complemento alimenticio. Las galletitas o la chuche que escojas nunca debe sustituir su comida diaria. Esta comida está dividida en dosis de forma que aporte los nutrientes necesarios para tu perro cada día. Si sustituyes una toma o le das tantas golosinas a tu perro que no quiere comer, provocarás un desequilibro en su alimentación. Esto puede hacer que le falten nutrientes, o que consuma más carbohidratos (o grasas) de los que es capaz de quemar. Si ves que tu perro tiende a engordar o está bajo de defensas, quizá deberías replantearte tanto su dieta como sus complementos.

Al darle su premio, debes observar su comportamiento posterior. Hay chuhcerías que pueden resultar al perro poco digestivas y provocar pesadez o hacerles engordar. Si notas a tu perro más alicaído que de costumbre o con el estómago hinchado, es posible que no le haya sentado bien o que haya comido demasiado. Por eso, lo más recomendable es darle dosis muy pequeñas. Recuerda que su comida le aporta todo lo que necesita y todo lo que le des de más es un mero premio. Así lo va a sentir tanto si le das una galletita pequeña como si le das un hueso de avestruz. Mejor no darles ni muchas chucherías ni chucherías muy grandes. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Por último, es muy importante saber leer la etiqueta de los paquetes tanto de pienso como de comidas complementarias. Así podrás saber qué estás dando de comer a tu perro y no te podrán engañar. Busca alimentos ricos en proteínas y bajos en carbohidratos, lo más naturales posible, sin conservantes y que ayude a mejorar la salud de nuestro perro.

Por todo ello, las chuches para perros pueden ser un gran complemento nutritivo siempre y cuando:

  • No sustituyan su dieta principal diaria
  • No contengan azúcares ni muchos carbohidratos
  • Cumplan una función adicional, como cuidar su salud dental
  • Se usen con moderación
  • No sustituyan a las caricias y las felicitaciones como premio en el adiestramiento

¿Te ha resultado útil esta publicación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *