El Boyero de las Ardenas o Bouvier des Ardennes es un perro de tamaño mediano, muy resistente y de apariencia resistente. Es un conjunto corto y grueso, con hueso que es más pesado de lo que su tamaño general podría sugerir. Es compacto y bien musculoso, con un pelaje áspero y revuelto y una apariencia bastante imponente. La raza debe ser juzgada en una postura natural, sin apilar por el controlador.

Extremadamente adaptable, el boyero de las Ardenas está a gusto en cualquier situación. Es juguetón y curioso, pero muy obstinado y determinado cuando defiende su familia, sus posesiones o su territorio. Un gran perro de compañía que disfruta de la vida en familia y que se adapta a vivir en un hogar urbano.

Boyero de las Ardenas
El boyero de las Ardenas es un perro desaliñado y alegre

Características del Boyero de las Ardenas

El Bouvier des Ardennes siempre ha sido conocido vinculado a las vacas en su región nativa y la selección de la raza se centra en las habilidades necesarias para controlar el ganado. Si le unimos que debía sobrevivir con un régimen de trabajo duro en un clima hostil y en un entorno montañoso donde reinaba la pobreza, tenemos las razones de su forma de ser. 

Los Boyeros de las Ardenas son tenaces y excepcionalmente valientes cuando se trata de proteger el ganado, la propiedad y el territorio, mostrando gran resistencia y energía. Solo los perros más resistentes y trabajadores en una población deliberadamente controlada fueron retenidos para manejar rebaños, típicamente vacas lecheras y ovejas. aunque cerdos y caballos también forman parte de su mandato del siglo pasado.

El cierre de muchas granjas en la región junto con la reducción en el ganado lechero ha disminuido considerablemente el número de perros. Y también ha favorecido que entren en los hogares, ya que también destacan por ser perros cariñosos. 

Un perro cazador

Tiene un sentido del olfato muy agudo, por lo que es un excelente rastreador, una alta presa que lo convierte en un cazador ansioso e inmensa inteligencia, por lo que es capaz de seguir órdenes al tratar con presas peligrosas. De hecho, durante el siglo XIX fue conocido por su capacidad para cazar jabalíes.

Aspecto físico

De tamaño mediano, y no particularmente atractivo, una de las primeras cosas que notarás cuando lo veas es su inusual y robusta doble capa. Es un perro adaptado a un estilo de vida al aire libre, por lo que su pelo es grueso e impermeable, con la capa interna particularmente densa durante todo el año. El perro tendrá una barba corta y un bigote.

El color del pelaje no está muy definido y se acepta cualquier color o diseño. Esto es, por supuesto, debido al énfasis que se puso en la capacidad de trabajo del perro, y la falta de consideración dada a su apariencia física, cuando se cría.

Tienen una cabeza relativamente pequeña en comparación con su cuerpo, un hocico corto y orejas pequeñas y triangulares que deben mantenerse erguidas. Sus ojos son pequeños y ovalados y deben ser de un marrón muy oscuro a negro.

Su cuerpo debe ser cuadrado en proporción, con miembros largos y delgados, adecuados para correr. El cuerpo en sí es muy musculoso, aunque esto no es inmediatamente obvio, debido a su largo pelaje. 

Personalidad

Es un perro de trabajo, más que un compañero familiar. Y eso hace que el Boyero de las Ardenas sea decidido y obediente. A pesar de su propensión al trabajo duro, esta raza puede ser cariñosa con sus dueños. De hecho, es relativamente común que un Bouvier des Ardennes forme conexiones cercanas con su familia, y si se lo deja solo demasiado tiempo puede llegar a sufrir de ansiedad por separación.

Se debe tener mucho cuidado cuando hay cerca animales más pequeños, ya que en la naturaleza de esta raza está el cazar presas más pequeñas, al fin y al cabo, también fue usado para acabar con alimañas, ratas y roedores en las granjas. Del mismo modo, perseguir y morder los tobillos de los niños pequeños es bastante común y se debe desalentar desde una edad temprana para evitar problemas continuos.

Desconfiado de las personas que no son su familia, el Boyero de las Ardenas ladra para avisar que una nueva persona ingresa la zona. El verdadero problema es que puede volverse particularmente hostil, a menos que se le enseñe lo contrario. Recuerda que, además, son muy valientes y no dudarán en enfrentar incluso la mayor de las amenazas.

El Boyero de las Ardenas con niños y otros animales

El boyero de las Ardenas es un perro cariñoso y enérgico, por lo que suele aceptar bien los juegos de los niños. Eso sí, siempre que sean conocidos, ya que se muestra desconfiado con los extraños. Por otro lado, es un perro pastor y está acostumbrado a realizar su labor mordiendo las patas de las vacas, y esa misma reacción la tendrá con tus hijos.

Con animales y otros perros

Se lleva bien con otros perros y animales de buen tamaño. Al fin y al cabo es un perro pastor y de trabajo. Pero, y esto es importante, no debe dejarlo solo con animales más pequeños como gatos, hamsters, conejos o pájaros ya que mantiene vivo el instinto de caza ante alimañas.

Información básica

[one_half_first]Altura a la cruz:  de 52 a 62 cm.
Peso: de 22 a 28 kg.
Capa: se aceptan todos los colores, excepto el blanco.
Promedio de vida: de 12 a 14 años.
Carácter: inteligente, trabajador, cariñoso y obediente.
Relación con los niños: buena.
[/one_half_first][one_half_last]Relación con otros perros: buena.
Aptitudes:
perro pastor y  de rastreo; ocasionalmente de compañía.
Necesidades del espacio: necesita mucha actividad y espacio suficiente.
Alimentación: según peso, consultar con el veterinario.
Arreglo: muy escaso.
Coste mantenimiento: bajo [/one_half_last]

Estándar

Clasificación FCI: Grupo: 1 Perros de pastor y boyeros (excepto perros boyeros suizos). Sección 2: Perros boyeros (excepto perros boyeros suizos).

Boyero de las Ardenas
El boyero de las Ardenas se descubrió como un gran rastreador

Historia de la raza

Se sabe muy poco sobre la historia del Boyero de las Ardenas. Probablemente desarrollada por granjeros que solo se preocupaban por la capacidad de trabajo de un perro, no por su pedigrí o su historia. El Bouvier primero ingresa los registros escritos en el siglo XIX, y parece que la raza ya estaba bien establecida en su tierra natal en ese momento. Esto puede significar que la raza se desarrolló un poco antes, quizás en los siglos XVII y XVIII. Es casi seguro que la raza se desarrolló en las Ardenas, una región montañosa y muy boscosa situada en el sur de Bélgica. Los primeros registros del perro provienen todos de las Ardenas, y no parece que la raza existiera en ningún otro lugar antes del siglo XX.

Fue originalmente utilizado casi exclusivamente para el pastoreo y la conducción de ganado. Permitiendo a los granjeros trasladar el ganado a diferentes campos para garantizarles pastos frescos devolverlos al establo por la noche o durante el invierno. Además de llevar su ganado al mercado para venderlo. 

No está claro qué razas se utilizaron para desarrollar el Bouvier des Ardennes. Muchos afirman que se desarrolló exclusivamente a partir de perros locales que con el tiempo se convirtieron en una variedad local distinta. 

El pelaje y la apariencia de muchos miembros de la raza es muy similar a la de los Schnauzers, que se utilizaron para la cría de ganado en el país vecino de Alemania. La coloración del pelaje atigrado que se encuentra en la raza es muy similar a la común entre los pastores holandeses, que en un momento se encontraban comúnmente en el territorio belga de Brabante.

Los granjeros belgas fueron extremadamente selectivos con los perros que usaban para arrear su ganado. Solo a los mejores y más capaces perros se les permitió hacerlo. Esto creó un excedente de Boyeros. Algunos de estos perros casi con toda seguridad fueron sacrificados, pero varios de ellos fueron adquiridos por cazadores locales. Y, a diferencia de la mayoría de los perros de pastoreo, demostró ser un perro de caza extremadamente capaz. A finales del siglo XIX, el Bouvier des Ardennes era conocido en todo el sur de Bélgica como un excelente perro de caza de ciervos y jabalíes.

Cinco razas de Bouviers

Durante muchos años, los agricultores belgas criaron exclusivamente sus Bouviers por su capacidad de trabajo. Al principio, les importaban muy poco las exposiciones caninas o la estandarización de la raza. Como resultado, se desarrollaron varias variedades localizadas distintas, y en un momento dado, Bélgica, un país aproximadamente del tamaño de Maryland, albergaba al menos 5 razas distintas de Bouvier. Estos fueron el Bouvier des Flandres, el Bouvier des Ardennes, el Bouvier des Roulers, el Bouvier de Moermon y el Bouvier de Paret.

Eventualmente, la popularidad de las exposiciones caninas y los clubes de perreras llegó a Bélgica y hubo un esfuerzo nacional masivo para estandarizar y reconocer las razas nativas del país. Se organizaron clases separadas para el manejo de perros en las exposiciones caninas belgas para alentar su participación. El 23 de abril de 1903, el profesor Reul descubrió un Bouvier des Ardennes llamado Tom en el Liege Dog Show. Tom fue considerado el espécimen ideal del perro de un cazador y puede haber sido el ejemplo utilizado para crear el estándar de raza oficial.

El siglo XX

En 1914, Bélgica fue invadida por Alemania y toda la región de las Ardenas fue ocupada. La ocupación alemana y los contraataques franco-británicos diseñados para oponerse devastaron por completo el país. Muchas de las batallas más infames y sangrientas de la historia mundial se libraron en Bélgica, varias en las Ardenas. Los números de la raza cayeron en picado dramáticamente. Reproducción casi cesó por completo, y muchos perros individuales perecieron, ya sea en la lucha o por falta de cuidado. Probablemente fue la habilidad de la raza para cazar un juego que lo salvó, ya que muchos belgas recurrieron a la caza furtiva simplemente para alimentar a sus familias.

No está claro si alguna de sus líneas sobrevivió hasta el día de hoy, pero fueron algunos de los únicos criadores activos entre las guerras mundiales, por lo que es muy probable. La Segunda Guerra Mundial una vez más vio Bélgica ocupada por Alemania, e incluso más destrucción causada. Las poblaciones de perros belgas que apenas se recuperaron fueron una vez más devastadas. Las consecuencias inmediatas de la Guerra resultaron igual de dañinas. Muchas granjas belgas fueron abandonadas o lo que significó que había poco interés en revivir a las razas.

Sólo el Bouvier de Flandes sobrevivió en la época moderna y hasta 1960 no se produciría un verdadero interés en revivir a los boyeros, entre ellos el de las Ardenas. Y en 1963 se publicaba por el Fédération Cynologique Internationale (FCI) su estándar definitivo. Mientras tanto, la FCI había reconocido la raza definitivamente el 13 de junio de 1955.

Educación y adiestramiento

Si no se socializa adecuadamente  cuando un cachorro casi inevitablemente resultará en un perro muy desconfiado hacia los extraños. Y, lo que es peor, con posibilidades de volverse hostil y agresivo

Cuando se trata de pastoreo, es difícil encontrar una raza que supere al boyero de las Ardenas. Naturalmente inteligente, esta es una tarea que les resulta fácil. Uno de los principales atributos de esta raza es su deseo de obedecer a su maestro, lo que lo convierte en un perro muy agradable de entrenar.

A pesar de lo anterior, no viene sin sus desafíos. Ya que en ocasiones puede cuestionar la autoridad; particularmente, si su entrenador no es consistente. Conocido por su versatilidad e intelecto, no hay razón para dudar de que sería un buen competidor en las actividades caninas más modernas, como el flyball, la agilidad y la obediencia.

La salud

Es un perro raro, y eso ha hecho que no existan grandes estudios sobre su salud. Aun así, conociendo las características físicas del Boyero de las Ardenas podemos establecer algunas enfermedades propensas a aparecer. Recuerda, además, que la detección de estas enfermedades es de suma importancia en un conjunto de genes tan pequeño.

Displasia de cadera

Es una condición debilitante que afecta la capacidad de un perro para caminar y moverse, debido a la falla de la articulación de la cadera para formarse adecuadamente. Si bien esta condición se puede manejar con cambios en el estilo de vida y medicamentos, es una que afecta significativamente la calidad de vida de un animal. La puntuación de la cadera, en forma de rayos X, debe realizarse en cualquier perro antes de decidirse a reproducirse a partir de él.

Displasia del codo

La displasia de codo es similar a la enfermedad equivalente en la cadera, esta es una afección ósea que produce codos dolorosos y mal formados.

Epilepsia

Una condición en la cual el perro sufrirá convulsiones neurológicas sin ninguna causa subyacente conocida. A menudo requiere medicamentos de por vida para tratar, esta enfermedad a veces puede ser debilitante.

Problemas oculares

Debemos entrar atentos a los problemas visuales, tales como la atrofia progresiva de la retina, la displasia de retina, el entropión y el ectropión, que deben verificarse antes de que un animal se reproduzca.

Boyero de las Ardenas
El boyero de las Ardenas está cargado de energía

Cuidados diarios

Es una raza que no se cansa fácilmente y trabajará continuamente durante horas sin interrupción, y rara vez se queda quieta. Por lo tanto, es evidente que no son adecuados para la vida en un piso y necesitan una salida adecuada para llegar a sus límites de energía. Se necesita una caminata vigorosa de al menos una hora por día como mínimo, y aun así será poco.

Aventurero y entusiasta, el Boyero de las Ardenas te acompañará felizmente a caminar o montar en bicicleta. Si no se ejercita adecuadamente esta raza, inevitablemente se generarán comportamientos molestos, como ladridos constantes o destrucción dentro del hogar.

Baño y cepillado

Requiere un gran compromiso de mantenimiento. A menos que esta raza se cepille regularmente, su cabello puede formar esteras y enredos. Idealmente, esta raza debería ser cepillada todos los días, pero le irá bien si se le cepilla tres veces por semana. Normalmente tiende a perder mucho pelo en el cambio de estaciones.

Cómo conseguirlo

Desgraciadamente es muy complicado de encontrar fuera de su Bélgica natal. Por lo que si desear hacerte con uno, tendrás que ponerte en contacto con alguno de los clubs francófono, como el Club Français du Bouvier des Flandres et des Ardennes.

Pero si buscas otros perros similares, podrás encontrarlo en el boyero de Flandes, el boyero australiano y los schnauzers.

Contenidos relacionados

Publicado por Javier Fornell

Redactor y comentarista freelance para diferentes plataformas digitales y amante de los animales. Novelista, historiador y bibliotecario. Como decía Borges 'los libros son el camino al paraíso'.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *