Identificación para perros: Todo lo que debes saber acerca del microchip

Hace ya algunos años que la implantación del microchip o transpondedor como método de identificación para perros, es obligatoria en todas las comunidades españolas.

El microchip está recubierto por una pequeña cápsula de cristal biocompatible del tamaño de un grano de arroz. Se implanta por el veterinario en la piel del animal, a la altura de la nuca y por detrás de la oreja.
Almacena un código identificativo único y de por vida, que lo relaciona con su dueño.

Identificación para perros

La colocación del microchip es indolora

Ventajas del microchip como sistema de identificación para perros

El microchip es esencial y un gran avance como sistema de identificación para perros, pues te permite que tu mascota esté asociada a ti en cualquier circunstancia y con independencia de dónde se encuentre.

Lógicamente esto tiene innumerables ventajas:

  • En caso de pérdida, el animal es fácilmente identificado y asociado a su dueño y la labor de identificación puede ser realizada por cualquier veterinario o autoridad pertinente (protectora de animales, Policía Local, Seprona, REIAC -red española de identificación de animales-, etc.) o EUROPETNET si nos hallamos en otro país europeo.
  • En el supuesto de robo, resulta mucho más fácil identificarlo y poder demostrar a quién pertenece el perro. Por otro lado, es la alternativa de identificación para perros más segura en este caso, dado que no se puede retirar el microchip.
  • Si el perro es abandonado, se podrá localizar y sancionar al responsable más fácilmente.
  • En el caso de maltrato animal, también puede identificarse al dueño que, además, no podrá desentenderse aduciendo que el animal no es suyo.

¿Microchip o placa?

Lo ideal es tener ambas cosas: Microchip y collar con su placa.

El collar con la etiqueta ya indica que el perro perdido tiene un dueño, y puede ser leído inmediatamente sin ningún equipo especial.

Si además de la placa, el perro tiene su microchip, nos aseguramos de que poseerá una prueba innegable de propiedad en caso de robo o pérdida.
Por otra parte, nos queda la tranquilidad de que, al contrario que en la placa, su lectura no se tornará ilegible.

Solamente en el caso de que se produjera un desplazamiento o migración del chip a través de la piel, podría llegar a dificultarse o imposibilitarse su lectura; algo que podremos evitar pidiéndole a nuestro veterinario que nos chequee si el chip está correcto en cada revisión periódica que hagamos.

Cosas que debes saber acerca del microchip

microchip para perros

Veterinario colocando un microchip en un perro.

¿Cuándo debe colocarse el microchip?

El microchip puede implantarse a partir del mes y medio o dos meses de vida del cachorro y suele hacerse coincidir con la vacuna de la rabia.
De esta forma, se asocia de una forma segura la administración de la misma a la identificación del animal.

¿Es dolorosa su inserción?

No es doloroso. Se implanta con un sistema de inyección. Es como ponerle otra vacuna.

Duración del microchip

La duración del microchip es de 25 años aproximadamente, tiempo suficiente para abarcar el ciclo vital de un perro.

Precio

El precio ronda entre los 35 y los 45 euros. En algunas comunidades existen subvenciones que lo reducen un 50%.

Legislación en vigor

Si bien cada comunidad cuenta con su propia legislación, es obligatorio en todas las comunidades tener identificado al perro, debiendo ser inscrito en el registro municipal de animales de compañía del ayuntamiento correspondiente.

El microchip o transpondedor debe cumplir con las normas ISO 11784 y 11785.
En el caso de la entrada en España con un perro proveniente del extranjero que ya traiga implantado su propio chip, pero que no venga adaptado a las normas ISO anteriormente citadas, el propietario deberá proveer de un lector que permita su identificación.

Documentación

Para la inscripción del perro en el registro municipal deberán presentarse los siguientes documentos:

  • Una copia de nuestro DNI.
  • Copia de la cartilla veterinaria o pasaporte del perro.
  • Copia del alta en el REIAC (Red Española de Identificación de Animales).

Plazos

  • El plazo para la identificación de un perro es de 3 meses desde su nacimiento o de 1 mes desde su adquisición o cambio de residencia.
  • Para cursar baja por defunción del perro, pérdida o cambio de titularidad, el plazo es de 1 mes.

Cambio de dueño

  • Si el fallecido fuera el propietario, el nuevo dueño deberá presentar certificado de defunción.
  • En el caso de un cambio de titularidad, el antiguo y el nuevo dueño deberán firmar un documento acreditativo ante el veterinario, presentando copia de sus respectivos documentos nacionales de identidad.

Cambio de domicilio

  • Si el cambio se produce de una comunidad a otra, es obligatorio darse de baja en la antigua comunidad y de alta en la nueva.
  • Si se trata de un cambio de país, deberá cursar la baja y, una vez en el nuevo país, llevar al perro lo antes posible al nuevo veterinario, el cual informará de la nueva tramitación.

Extravío del perro en el extranjero

Si el perro se extravía en otro país de Europa, quienes lo encuentren, podrán consultar en la base de datos de Europetnet a qué país pertenece su dueño, así como dirección y número de teléfono, lo cual posibilitará el contacto.

Identificación para perros

Las revisiones periódicas pueden aprovecharse para comprobar la funcionalidad del microchip

Revisiones periódicas del microchip

Como ya hemos comentado, en muy contadas ocasiones, el microchip puede llegar desplazarse por la piel (migración), perdiendo así su capacidad de lectura.
Por ello es recomendable que en cada revisión del animal nuestro veterinario compruebe su funcionalidad, para constatar que todo sigue en orden.

Esperamos que este artículo haya servido para arrojar un poco más de luz sobre la utilización  del microchip como método de identificación para perros.

Lector de microchip, ¿Puedo tener uno en casa?

lector microchip

Lector de microchip para perros.

Es posible que te preguntes si tener un lector de microchip en casa es posible. La respuesta es sencilla. Sí, puedes tenerlo. Para adquirir un lector de microchip no es necesario contar con una autorización previa, simplemente tendrás que dirigirte a un lugar de confianza y adquirir uno, así de fácil y rápido, aunque hay que tener en cuenta que estos lectores no son precisamente baratos, por lo que, si no lo quieres para un uso profesional, es posible que no te merezca la pena hacerte con uno.

¿Quiere decir esto que cualquier persona que tenga un lector de microchip en casa puede conocer mis datos personales con solo pasar el aparato por el cuello del perro? No, no puede. En un principio podríamos creer que sí, ya que el microchip es, precisamente, el que te aporta los datos del animal y del dueño, pero esto no es del todo cierto.

El lector de microchip es capaz de indicarte si, efectivamente, el perro tiene puesto el identificador, pero nada más. Necesitarás el número de colegiado para saber el resto de la información. Ahora bien, ¿Hay otras formas de saber quién es el propietario de un animal con solo tener el número de identificador del chip? Sí, es posible y ya lo hemos comentado un poco más arriba con la base de datos de Europetnet.

Los datos de los propietarios al descubierto por el microchip del perro

microchip

Página que te permite conocer los datos del dueño del perro a través del microchip.

Hoy en día existen páginas webs que nos permiten conocer los datos reales de los dueños de un perro, siempre y cuando tengamos el número de microchip, que podría conseguirse a través de un identificador. Eso puede ser realmente útil para ayudar a los perros a recuperar a su familia cuando se han perdido, pero también puede ser bastante polémico. Estas páginas dejan al descubierto datos personales, desde el número de teléfono hasta el domicilio, por lo cual puede llegar a ser incluso peligroso.

microchip perros

Página web para consultar los datos de un perro conociendo su ID del microchip.

¿Debería existir una licencia para poder conseguir lectores de microchip? Sabiendo esto, la mayoría de personas opinarían que sí. ¿Qué opinas tú? ¿La existencia de este tipo de webs podría llegar a ser peligrosa o, por el contrario, piensas que es útil para protectoras o personas que se dedican a ayudar a perros perdidos?

About the author

Pablo Chaves

Redactor y comentarista freelance para diversas plataformas y periódicos digitales. Amante de la naturaleza y estrechamente vinculado con el mundo animal. Músico y escritor vocacional.

2 comments

Leave a comment: