• Home  / 
  • Salud
  •  /  La filariosis o gusano del corazón

La filariosis o gusano del corazón

By Anna Maria Mesa / last month

La filariosis, más comúnmente conocida como ‘gusano del corazón’, es una enfermedad parasitaria causada por un gusano que habita en el sistema circulatorio de los perros. Actualmente se está detectando un aumento de los casos de esta patología en varias regiones de España, por lo que es importante que la conozcamos y que tomemos medidas de prevención contra ella.

¿Qué es la filariosis?

La filariosis es una enfermedad producida por un gusano llamado Dirofilaria immitis. No es un parásito exclusivo del perro, también puede afectar a los gatos, zorros, lobos y coyotes. Se transmite por la picadura de los mosquitos (al igual que otras enfermedades parasitarias como la leishmaniosis). Por este motivo es un problema bastante común en España, donde tenemos un clima muy favorable para la supervivencia de los mosquitos transmisores.

Mosquito

La Dirofilaria immitis depende de la presencia de mosquitos para infectar a los perros.

Cuando un insecto es portador de Dirofilaria immitis las larvas de este gusano se encuentran en su saliva. Al picar a un perro, la saliva del insecto transporta los gusanos hasta la superficie de la piel del cánido, de manera que las filarias pueden entrar al interior del organismo del animal a través del orificio producido por la picadura. Pocos días después de la picadura las larvas consiguen entrar en los vasos sanguíneos y llegar al sistema circulatorio del perro. Es ahí donde se convierten en adultos, y a lo largo de varios meses se desplazan hasta ubicarse en las arterias pulmonares y la aurícula derecha del corazón, donde las hembras pueden alcanzar longitudes de 25 a 30cm. A partir de este momento el perro puede empezar a mostrar síntomas importantes, ya que los gusanos causan obstrucción e inflamación vascular.

Las larvas adultas empiezan a reproducirse y liberan a la sangre pequeños gusanos llamados microfilarias. Estas microfilarias serán las que ingerirá cualquier mosquito que pique al perro infectado. Así el mosquito se convertirá en portador de la filariosis y podrá transmitírsela a otro perro sano.

La filariosis no puede transmitirse por contacto directo entre perros ni por secreciones. Siempre necesitará de un mosquito para infectar a un nuevo huésped.

Síntomas de la filariosis.

Perro descansando

Es habitual que los perros con filariosis se muestren cansados y poco predispuestos a hacer ejercicio.

La filariosis es una enfermedad cuyos síntomas pueden tardar varios meses en aparecer, así que nuestro perro puede estar infectado sin que nos demos cuenta. Generalmente los síntomas aparecen cuando los gusanos adultos se sitúan en los pulmones y corazón. Ahí causan un proceso inflamatorio importante y dificultan la circulación normal de la sangre, dando lugar a:

  • Tos y dificultad respiratoria: Causada por la presencia de filarias en los vasos sanguíneos de los pulmones.
  • Insuficiencia cardíaca: Se produce por la presencia de parásitos en el corazón que dificultan el paso normal de la sangre.
  • Problemas hepáticos: En algunas ocasiones los parásitos pueden bloquear la vena cava y causar daños importantes en el hígado.
  • Cansancio exagerado: Podemos ver que nuestra mascota se cansa mucho más de lo normal al hacer actividades cuotidianas.
  • Otros síntomas: Los perros parasitados por Dirofilaria immitis pueden sufrir colapsos. También son comunes los tromboembolismos e infartos dado que los parásitos muertos pueden obstruir totalmente el paso de la sangre a ciertos órganos o partes de ellos. En los casos más severos puede llegar a causarle la muerte a nuestra mascota.

La aparición y la intensidad de los síntomas dependerá en gran medida del número de parásitos alojados en el corazón y pulmones del perro. Cuanto más parasitado está un cánido de mayor gravedad son los síntomas que presenta. En parasitaciones leves el perro puede estar toda su vida sin mostrar síntomas de enfermedad.

Tratamiento.

Si nuestro perro muestra signos de esta enfermedad es muy importante llevarlo al veterinario.  Los síntomas de la filariosis no son exclusivos de esta patología, así que el veterinario tendrá que hacer una exploración del animal para verificar la causa. Es posible que realice una extracción de sangre para buscar las microfilarias (pequeñas larvas del gusano).

Hay fármacos que pueden causar la muerte del parásito, pero no consiguen eliminar el gusano muerto del interior de los vasos sanguíneos. Esto puede suponer un problema, dado que las filarias muertas pueden obstruir las arterias y causar trombosis.

En algunos casos también puede ser necesaria la extracción quirúrgica de las filarias adultas. Esta opción suele usarse únicamente en casos de cargas parasitarias muy elevadas.

Prevención.

Perros paseando por la playa

Debemos evitar pasear por zonas húmedas al amanecer y anochecer, pues son las horas con más presencia de mosquitos

Al tratarse de una enfermedad que se transmite únicamente por la picadura de insectos podemos tomar ciertas medidas para proteger a nuestra mascota.

Durante el periodo de presencia de mosquitos, de marzo a noviembre en la mayor parte del territorio español, debemos usar métodos repelentes. Existen las pipetas que debemos aplicar una vez al mes en la piel de nuestro perro. También podemos encontrar collares repelentes que pueden tener una duración de hasta 9 meses según la marca. Al escoger estos productos es muy importante que preguntemos al vendedor o leamos en el prospecto si protegen contra los mosquitos, ya que los hay que únicamente repelen a pulgas y ácaros.

Otra medida que podemos tomar es evitar que nuestro perro esté en el exterior durante las horas de mayor presencia de mosquitos. Hay que evitar paseos por zonas húmedas al amanecer y anochecer. También podemos permitirle a nuestra mascota dormir en el interior de casa, así no sufrirá picaduras durante la noche.

Por último hay tratamientos farmacológicos preventivos. En caso de encontrarnos en una zona de elevada presencia de Dirofilaria immitis podemos consultar a nuestro veterinario para saber cuál es el más adecuado para nuestro perro.

 

 

 

 

 

 

 

About the author

Anna Maria Mesa

Estudiante de veterinaria. Amante de los animales y cuidadora canina.

Leave a comment: