Cuidados del cachorro de Bulldog Francés

By mrcolubi / 22/08/2018
[Total:0    Promedio:0/5]

Cuidados especiales del cachorro de Bulldog Francés


La llegada de un cachorro nuevo a casa es una experiencia inolvidable para toda la familia. Para que sea un éxito desde el primer día, debes tener en cuenta cuestiones tan importantes para él como la seguridad de su entorno, el equipamiento básico y los cuidados de su salud, de los que forma parte muy importante su alimentación.

Cómo cuidar a un cachorro de Bulldog Francés


Algunos de los cuidados del cachorro de Bulldog Francés son los mismos que para cualquier otro cachorro, pero también debes tener en cuenta otras cosas específicas de la raza.

  • Casa a prueba de cachorros. La mejor forma de saber si en tu casa hay peligros para tu cachorro aparentemente ocultos es ponerte a su altura, así verás mejor lo que él ve. En cualquier caso, mantén alejados de él los productos de limpieza, los medicamentos, los cables eléctricos y todo aquello que pueda mordisquear.
  • Equipo para el cachorro. Las cosas que necesitas cuando llega un cachorro nuevo son recipientes para el agua y la comida, collar y correa adaptados a su tamaño, un lugar donde tumbarse a descansar y, si vas a trasladarte con él en vehículo particular, un arnés con su correspondiente sujeción para llevarlo seguro. También te harán falta juguetes con los que mantenerlo entretenido. El juego es fundamental para su desarrollo y si lo hace con juguetes que pueda morder, lo mantendrás alejado de otros objetos.
  • Salud del cachorro. Recuerda que la nariz chata de tu cachorro de Bulldog Francés puede producir algún trastorno de la respiración (por eso ronca). Sé prudente a la hora del juego y mucho más al hacer ejercicio intenso con él.
  • Adiestramiento del cachorro. La convivencia del cachorro empieza desde el momento mismo de su llegada, así que su adiestramiento debe empezar en ese mismo instante. Todo este proceso de educación debe hacerse con firmeza pero sin castigos, lo que los expertos llaman “adiestramiento en positivo”, que está basado en los premios. Como parte de su aprendizaje está una buena socialización del cachorro, es decir, que tenga el mayor número de experiencias mientras crece; esto hará que en el futuro acepte con naturalidad todas las nuevas.

Visitas al veterinario del cachorro


Seguro que tu nuevo cachorro de Bulldog Francés está sano y en plena forma, pero es necesario que lo lleves al veterinario para que lo confirme.

  • Revisión general. Debes llevar a tu cachorro de Bulldog Francés al veterinario para que haga una revisión general para comprobar que todo esté normal: temperatura, ritmo cardíaco, etc. Eso sí, en caso de que tu cachorro muestre algún signo extraño, como tos, estornudos, caspa, se rasca mucho, no tiene apetito, vomita o tiene diarrea, llévalo cuanto antes.
  • Identificación. Si tu cachorro ya está identificado cuando llegue a tu casa, el veterinario se encarga de hacer el cambio de propietario. Si no está identificado y su edad y salud lo permiten, es adecuado que lo identifique también la primera vez que lo lleves a la consulta.
  • Vacunas. Durante la primera revisión, el veterinario establecerá su calendario de vacunación y la mejor forma de cuidar de tu cachorro durante este proceso. Por ejemplo, cuándo podrás sacarlo a la calle sin que suponga un riesgo para su salud.
  • Desparasitación. Igual que con las vacunas, el veterinario te dirá cómo desparasitar a tu cachorro, cuándo y con qué productos.
  • Documentación. El veterinario te hará una cartilla sanitaria de tu cachorro, en la que se indica su número de identificación y en la que irá incluyendo sus vacunaciones según se las vayas poniendo. Esta cartilla “es el carné de identidad” de tu perro, así que procura llevarla contigo. En caso de que quieras viajar con tu perro al extranjero, el veterinario debe hacerte un “pasaporte sanitario”.

Cómo alimentar a un cachorro de Bulldog Francés


La alimentación de un cachorro de Bulldog Francés es primordial para su desarrollo adecuado, lo que está directamente relacionado con su salud y esperanza de vida.


Los factores a tener en cuenta a la hora de establecer las rutinas de alimentación del cachorro de Bulldog Francés son:

  • Elección del alimento adecuado. El Bulldog Francés no es una raza cualquiera, sino que tiene unas necesidades nutricionales específicas. Para satisfacerlas, algunas marcas de alimentación, como Royal Canin, han desarrollado alimentos especiales, tanto para cachorros de Bulldog Francés como para adultos. Si eliges un alimento de este tipo sabrás que estás dando una alimentación a su medida.
  • Racionamiento adecuado. La cantidad de comida que debes dar a un cachorro de Bulldog Francés depende del alimento que elijas (consulta la tabla de racionamiento del envase) y de la cantidad de ejercicio que haga. Un cachorro que no hace mucho ejercicio debe comer menos que otro que sí lo hace.
  • Número de tomas y horario de comidas. El número de veces que debe comer un cachorro al día depende de su edad. Lo normal es que tome tres tomas al día durante los primeros meses y luego pase a dos. En cualquier caso, primero sigue las indicaciones del criador para que no haya cambios muy bruscos y después lo que te diga el veterinario. También es muy bueno para tu cachorro que coma siempre a la misma hora, entre otras cosas porque reduce la ansiedad cuando come.
  • Nada de extras. Si el alimento de tu cachorro es completo (mucho mejor si está formulado para su raza en concreto), no necesita que le des vitaminas aparte ni suplementos para cachorros, tampoco calcio. Todo eso está en su alimento completo en la proporción más adecuada para él.
  • Otras rutinas alimentarias. Las rutinas de alimentación pasan por:
    • No cambiar indiscriminadamente la alimentación de tu cachorro de Bulldog Francés porque pueden aparecer trastornos gastrointestinales, como vómitos o diarreas, incluso rechazo del alimento nuevo. En caso de que debas hacerlo porque te lo indique el veterinario, sigue sus indicaciones.
    • No dar alimentos para las personas porque desequilibra su dieta y fomenta el sobrepeso, algo a lo que el Bulldog Francés tiene tendencia.
    • No existe duda sobre cuánta agua debe tomar un cachorro: toda la que le apetezca. Por eso, siempre debe tener agua a su disposición.


Recuerda que tu cachorro de Bulldog Francés está en plena fase de crecimiento y aprendizaje, así que debes darle los mejores cuidados que puedas en cada momento.

About the author

mrcolubi

Titulada en adiestramiento y etología canina. Formación en diferentes cursos sobre cambios de conducta, perros para seguridad, nutrición canina, peluquería canina. Mi mayor hobby es ir a las exposiciones caninas de belleza a competir con mi perra.

Leave a comment: