Cavalier King Charles Spaniel

Aunque fue pensado como un compañero en el hogar, la raza canina Cavalier King Charles Spaniel conserva la naturaleza deportiva de sus antepasados spaniel. Si no está sentado en una falda o buscando que le rasquen el vientre, nada le hará más feliz que perseguir un pájaro.

Es una de las razas ‘toy’ más grandes. A menudo es tan atlético como una verdadera raza deportiva y le gusta dar largos paseos, correr en la playa y practicar deportes caninos como agility, flyball y rally. Algunos incluso han demostrado su destreza como perros de caza. Los miembros más relajados de la raza encuentran el éxito como amigos de la familia y perros de terapia.

Características del Cavalier King Charles Spaniel

Cavalier King Charles Spaniel

El Cavalier King Charles Spaniel es un perro de pequeño tamaño y mirada dulce

El Cavalier King Charles Spaniel es un perro pequeño y hermoso que, sin duda ,es un aspirante al título de “top tail-wagger”. De hecho, una de las características que los criadores Cavalier se esfuerzan por alcanzar es una cola en constante movimiento cuando esta raza está anando.

Si la característica sacudida de la cola plumosa del Cavalier no derrite tu corazón, seguramente sus grandes y oscuros ojos redondos lo harán. Cálido y lustroso, con una expresión dulce, tienen el poder de extraer caricias constantes y suministros ilimitados de alimentos de las personas bajo su hechizo. No es de extrañar que esta raza engorde fácilmente, así que debes ser fuerte para retirarle la comida y ofrecerle un paseo o tiempo de juego, en lugar de las papas fritas y la pizza que tu Cavalier está buscando.

Los Cavaliers se pasean por la casa siguiendo los pasos de su familia. Con un Cavalier en el hogar, nunca estarás solo, ni siquiera en el baño. Debido a que están tan apegados a la gente, lo pasan mejor cuando alguien está en casa durante el día para hacerles compañía. Es un perro doméstico y nunca prosperará en un ambiente en el que sean relegado al patio trasero o ignorado.

Personalidad

El Cavalier piensa que nunca ha conocido a un extraño. Es más, está ansioso por conocer a todos los que se crucen en su camino, y si esa persona se sienta y ofrece una vuelta (o un regalo), tanto mejor.

Como cualquier perro, los Cavaliers tienen una amplia variedad de personalidades, desde callados y tranquilos hasta escandalosos y bravucones. Pueden ladrar o no cuando alguien llega a la puerta, por lo que son una mala elección como perro guardián. Hay excepciones, por supuesto: algunos Cavaliers le informarán de cada evento en su vecindario y ladrarán ferozmente cuando se acerquen desconocidos, pero, en general, es mejor que compres un sistema de alarma que contar con que te avisará de los problemas.

El Cavalier King Charles Spaniel con los niños y con otros animales

Con los niños

Los Cavaliers pueden ser grandes compañeros de juego para los niños. Disfrutarán cuando le arrojen una pelota, les enseñen trucos, participando en deportes caninos o simplemente, dando una vuelta mientras. Sin embargo, debido a su pequeño tamaño, deben ser supervisados ​​cuando juegan con niños pequeños, ya que estos podrían lastimarlos accidentalmente.

Con perros y otros animales

Se llevan bien con otros perros y pueden aprender a jugar bien con los gatos y otras mascotas si se les presenta a temprana edad. Ayuda si el gato está dispuesto a defenderse porque un Cavalier disfruta de un buen juego de persecución. Incluso disfrutan si es el gato quien los persigue. Algunos Cavaliers viven en paz con las aves de compañía, mientras que otros intentan comérselos, o al menos tirar de sus colas. Siempre debes supervisar las interacciones del Cavalier con las aves y otros animales pequeños; ya que pueden tener un fuerte instinto de caza.

Información básica

Altura a la cruz: de 34 a 36 cm.
Peso: de 5 a 9 kg.
Capa: roja intenso y blanca; unicolor rojo; tricolor (negro, fuego y blanco); negro y fuego.
Promedio de vida: de 10 a 14 años.
Carácter: juguetón, extravertido, amable y de temperamento fácil.
Relación con los niños: excelente.

Relación con otros perros: muy buena.
Aptitudes:
perro de compañía.
Necesidades del espacio: adaptado a la vida de interior.
Alimentación: entre 150 y 200 g de alimento completo seco o 100 g de carne y 200 g de arroz-legumbres.
Arreglo: cepillado regular.
Coste mantenimiento: moderado. 

Estándar

Clasificación FCI: Grupo 9: Perros de compañía. Sección 7: Spaniels ingleses de compañía

Cavalier King Charles Spanie

Podemos encontrar al Cavalier King Charles Spaniel con difernetes colores

Historia de la raza

El Cavalier King Charles Spaniel es una raza relativamente nueva, recreada hace menos de un siglo. Parte del spaniel de juguete que ha existido durante siglos como un compañero de la realeza y la nobleza. Los Cavaliers descienden de los mismos spaniels de juguete representados en muchas pinturas de los siglos XVI, XVII y XVIII de artistas famosos como Van Dyck y Gainsborough. Los spaniels en esas pinturas tenían cabezas planas, orejas altas y narices largas.

Carlos II, el origen del nombre

Estos pequeños spaniels fueron los grandes favoritos de las familias reales y nobles en Inglaterra. Mary, la reina de Escocia, tenía un perro de aguas que la acompañó mientras caminaba hacia su decapitación, y su nieto, Carlos I, y su bisnieto, Carlos II, quien dio su nombre a la raza, también amaban a los perritos. Se dice que el rey Carlos II, que reinó desde 1660 hasta 1685, nunca fue a ninguna parte sin, al menos, dos o tres de estos pequeños spaniels. Incluso decretó que los spaniels deberían permitirse en cualquier lugar público, incluidas las Casas del Parlamento.

Después de la muerte de Carlos II, la popularidad de los King Charles Spaniels disminuyó, y los Pugs y otras razas de rostro corto se convirtieron en los nuevos favoritos reales. Los King Charles Spaniels fueron criados con estos perros y eventualmente desarrollaron muchas de sus características, como la nariz más corta y la cabeza abovedada.

Había una fortaleza de los King Charles Spaniels que eran del tipo que el mismo Carlos II había amado: Blenheim Palace, la finca de los Dukes of Marlborough. Aquí, una variedad de Toy Spaniels rojos y blancos continuó siendo criada, razón por la cual los Cavalier King Charles Spaniels con esta coloración se llaman hoy Blenheim.

El nacimiento de la raza

Como no había un estándar para la raza y aún no se exhibían perros, el tipo y el tamaño de los perros spaniels criados por los Duques de Marlborough variaban. A mediados del siglo XIX, sin embargo, los criadores ingleses comenzaron a organizar exposiciones caninas e intentaron refinar diferentes razas de perros. En ese momento, se aceptaba que el perro de juguete tenía una cara plana, mandíbula inferior, cráneo abovedado y ojos grandes, redondos y frontales. Se podía afirmar que los King Charles Spaniels, tal y como eran representados en pinturas de siglos anteriores, estaban casi extintos.

En la década de 1920, un estadounidense llamado Roswell Eldridge comenzó a buscar en Inglaterra perros de aguas que se parecían a los de las pinturas antiguas. Buscó durante más de cinco años, incluso llevó su búsqueda al Crufts Dog Show.  Persuadió al Kennel Club inglés para que le permitiera ofrecer 25 libras esterlinas, una gran suma en ese momento, para el mejor perro y la mejor perra del tipo visto en el reinado del rey Carlos II. Y ofreció este premio durante cinco años.

En 1928, Miss Mostyn Walker presentó un perro llamado Ann’s Son para su evaluación y recibió el premio de 25 libras. Roswell Eldridge no vivió para ver el premio reclamado, ya que había muerto solo un mes antes. Pero el interés en la raza revivió, y se formó un club de raza. El nombre Cavalier King Charles Spaniel fue elegido para diferenciar la raza del Rey Charles Spaniel de cara plana (conocido como el English Toy Spaniel en los Estados Unidos).

El primer estándar de la raza

El club celebró su primera reunión en 1928 y elaboró ​​un estándar de raza, una descripción escrita de cómo debe verse la raza. El perro Ann’s Son se presentó como ejemplo de la raza. Además, los miembros del club recogieron  imágenes de las pinturas que mostraban pequeños perros de este tipo. Una cosa en la que todos los miembros del club estuvieron de acuerdo desde el principio fue que el Cavalier King Charles Spaniels se mantendría lo más natural posible.

El Kennel Club era reacio a reconocer la nueva raza, pero finalmente, en 1945, después de años de trabajo de los criadores, el Cavalier King Charles Spaniel fue reconocido como una raza separada.

La década de los 50

En la década de 1940, dos machos Cavaliers fueron importados a los Estados Unidos desde Inglaterra: Robrull de Veren y Bertie de Rookerynook. Sin embargo, no fue hasta 1952 que los Cavaliers tuvieron sus verdaderos comienzos en los EEUU. En ese año, (Sally) Lyons Brown de Kentucky recibió un perrito negro y moreno llamado Psyche of Eyeworth enviado por una amiga inglesa, se enamoró de la raza e importó más.

Cuando descubrió que no podía registrar sus perros en el American Kennel Club, comenzó a contactar a personas en los EEUU que también tenían Cavaliers. En ese momento, había menos de una docena. En 1954, fundó el Cavalier King Charles Spaniel Club, EEUU.(CKCSC, EEUU). El club oficial de la raza y el único organismo de registro de Cavaliers en los Estados Unidos durante más de cincuenta años.

Durante estos años, los miembros de la CKCSC, EEUU, decidieron no presionar por el reconocimiento total de la raza, sintiendo que el estricto código de ética del club impedía que la raza fuera criada comercialmente. Temían que el reconocimiento excesivo de la raza llevaría a que se volviera demasiado popular y, por lo tanto, demasiado atractiva para los criadores que no mantendrían los estándares que habían establecido.

El reconocimiento definitivo

En 1992, el AKC invitó al CKCSC, EEUU a convertirse en el club matriz del Cavalier King Charles Spaniel. Pero los socios dijeron que no. Un pequeño grupo de CKCSC, EE. UU formaron entonces el American Cavalier King Charles Spaniel Club (ACKCSC) y solicitaron al AKC el estatus de club de padres. Esto fue otorgado, y el AKC reconoció oficialmente que la raza era en marzo de 1995. La FCI, por su parte, reconoció el nombre de la raza en 1955 y el estándar oficial (y por tanto, la raza, tal y como la conocemos) en 2008. 

El CKCSC, EEUU sigue actuando como registro de crianza independiente, pero el ACKCSC es el club matriz de la raza dentro del AKC.

Cavalier King Charles Spaniel

El Cavalier King Charles Spaniel mantiene vivo su espíritu deportivo

La salud

Los Cavaliers King Charles Spaniel son generalmente saludables, pero como todas las razas, son propensos a ciertas condiciones de salud. Es importante conocer estos posibles problemas para prevenirlos y atajarlos con tiempo suficiente, evitando así mayores dolencias en nuestro perro:

Enfermedad de la válvula mitral

Es un problema muy común en los Cavaliers King Charles Spaniel. Comienza con un soplo cardíaco que empeora hasta que el perro tiene insuficiencia cardíaca. La enfermedad cardíaca en perros mayores de cualquier raza es bastante común, pero los Cavaliers son propensos a desarrollarla a una edad temprana, a veces tan jóvenes como uno o dos años. La investigación en la prevención de esta condición está en curso. Debido a que parece tener un componente genético, los criadores responsables hacen que sus perros reproductores sean evaluados regularmente por cardiólogos veterinarios para tratar de evitar que esta condición continúe en las generaciones futuras.

Syringomyelia

Afecta el cerebro y la columna vertebral y parece ser común en Cavaliers. Los síntomas varían desde una leve molestia hasta un dolor intenso y parálisis parcial. Es causado por una malformación del cráneo, que reduce el espacio para el cerebro. Los síntomas generalmente aparecen entre las edades de 6 meses y 4 años. Las primeras señales que puede notar son sensibilidad alrededor de la cabeza, el cuello o los hombros. Es frecuente observar al perro  gimoteando o rascándose el cuello u hombro, generalmente solo de un lado del cuerpo, sin tener contacto físico con el cuerpo (“rascado de aire”). Pueden intentar rascarse incluso cuando caminan. Por esta razón, si tu Cavalier se está rascando, es importante llevarlo al veterinario para descartar que padezca Syringomyelia.

Caída episódica

A menudo se confunde con epilepsia, pero el perro permanece consciente durante la caída o convulsión. Se produce porque el perro no puede relajar sus músculos. Los síntomas pueden variar desde episodios leves y ocasionales de caída hasta episodios de convulsiones que duran horas. Los síntomas usualmente comienzan antes de los cinco meses, pero pueden notarse más tarde.

Displasia de cadera

Se cree que muchos factores, incluidos la genética, el ambiente y la dieta, contribuyen a esta deformidad de la articulación de la cadera. Los Cavaliers afectados a menudo son capaces de llevar una vida normal y saludable. En raras ocasiones, puede requerir cirugía para llevar una vida normal.

Luxación patelar

La luxación de la rótula se produce cuando la articulación de la rodilla (a menudo de una pata trasera) se desliza dentro y fuera de lugar, causando dolor. Esto puede ser paralizante, pero muchos perros llevan una vida relativamente normal con esta condición.

Queratoconjuntivitis Sicca (Ojo seco)

Generalmente es causada por una reacción auto-inmune a las glándulas lagrimales del perro, que conduce a una reducción de las lágrimas. Una vez diagnosticada, esta condición se trata fácilmente administrando gotas en los ojos todos los días. Si no se trata, puede provocar ceguera.

 Adiestramiento

Cuando se trata de entrenamiento, los Cavaliers son generalmente inteligentes y están dispuestos a intentar lo que sea que te gustaría que hicieran. Las recompensas de alimentos y el refuerzo positivo ayudan a garantizar que la capacitación se desarrolle sin problemas. Los Cavaliers tienen una personalidad suave, por lo que gritarles es contraproducente y es probable terminen enfadados o  escondidos. En cambio, recompénsales cada vez que los veas haciendo algo que te guste.

Al igual que con muchas razas de juguetes, los Cavaliers pueden tener problemas con el entrenamiento doméstico.  Pero si los mantienes en un horario constante, con muchas oportunidades para ir al baño y jugar al aire libre, pueden educarse en el hogar.

Cuidados básicos

Su tamaño y su naturaleza, en general tranquila, hacen que los Cavalier King Charles Spaniels sean buenos candidatos para vivir en apartamentos. Son moderadamente activos en el interior, pero un pequeño patio es adecuado para sus necesidades de ejercicio.

Los paseos debe realizarse con correa ya que correrán justo en frente de un automóvil si ven a un pájaro u otra presa interesante. Tu Cavalier disfrutará de un paseo diario o de jugar en el jardín. También adaptará su nivel de actividad al tuyo. Debido a que es una raza bastante de nariz corta, evita caminar con él durante las horas de calor. Y nunca lo dejes en un jardín sin acceso a la sombra o al agua fresca y fresca.

Por último, debes tener cuidado con la dieta de tu perro. Le gusta la comida humana y eso puede hacer que acabe padeciendo obesidad. Debes ser duro en esta premisa y cortar cuando sea necesario, impidiendo que amigos o familia le den más comida de la necesaria.

Higiene y cepillado

Los Cavaliers son bastante fáciles de mantener. Debes peinarlos o cepillarlos tres o cuatro veces a la semana y bañarlos según sea necesario. Para un perro que disfruta de jugar al aire libre y pasar mucho tiempo en su cama u otros muebles, puede ser recomendable el baño semanal. Pero esto es más por tu higiene que por la suya.

El pelo con plumas en las orejas y las piernas es propenso a enredarse. Es importante que revises esas áreas con frecuencia para evitar que se acoplen parasitos. Además, debes peinarlo suavemente para no dañar su piel. La única dificultad real es mantener las patas blancas.

Cavalier King Charles Spaniel

El Cavalier King Charles Spaniel disfruta de la tranquilidad del hogar

¿Cómo adquirirlo?

El Cavalier King Charles Spaniel es una raza claramente reciente. Esto no impide que existan criadores en toda Europa. En España es relativamente sencillo hacerte con uno. Pero, como siempre, te recomendamos que te pongas en contacto con la Real Sociedad Canina Española. Ellos podrán indicarte cuáles cumplen sus requisitos mínimos. Aunque no es lo normal, existen criadores que no tienen un buen trato con los perros.

Recuerda que el Cavalier es un perro sencillo de mantener. Eso no quiere decir que  todos los dueños sean aptos. Aunque se adapta a todo tipo de hogares, requiere compañía. Además, debes ser inflexible con él o, de otra manera, se impondrá como el verdadero Rey Carlos de la casa.

Otros perros similares

Si buscas un perro similar Cavalier King Charles Spanie pero con otras características, tal vez puedas encontrarlo otras razas similares. Aunque no siempre mantengan rasgos físicos comunes, su personalidad será muy similar:

  • King Charles Spaniel: muy similar a nuestro Cavalier, es dócil y afectuoso.
  • Pug: es un perro con gran dignidad y encanto. Además de inteligente es alegre y vivaz.
  • Boston Terrier: muy amable e inteligente, es un perro vivaz y activo.
  • Russkiy Toy: puede parecer de pelo largo o corto. Es activo y muy alegre.
  • Spaniel japonés: este pequeño perro es inteligente y dulce.
  • Chiuahueño: más conocido por Chiuahua es un perro alerta, inquieto y muy valiente.
  • Shih Tzu: inteligente y activo, es amistoso pero independiente.
  • Lhasa Apso: alegre y muy seguro de sí mismo, se muestra distante con los extraños.
  • Griffon Belge o Grifón belga: alerta y activo, es muy cariñoso con sus dueños.

 

 

About the author

Javier Fornell

Redactor y comentarista freelance para diferentes plataformas digitales y amante de los animales. Novelista, historiador y bibliotecario. Como decía Borges 'los libros son el camino al paraíso'.

Leave a comment: