Durante generaciones el Braco Húngaro de pelo corto o Vizsla, ha gozado de la reputación de un gran cazador. En la actualidad, esta mascota se adapta a cualquier tipo de actividad. Es un perro muy activo, muy indicado para personas a las que les encante hacer ejercicio.

A los Vizsla les encanta el agua con lo que serán ideales compañeros en ríos, playas y embarcaciones. Descubre todo lo que necesitas saber sobre esta raza antes de lanzarte a la aventura de tener uno de ellos como compañero.

Vizsla señalando
Vizsla en posición de caza

Características del Vizsla

El Braco Húngaro va a ser tu mascota si estás buscando un animal de tamaño mediano. Su porte es de una notable elegancia. Son animales fuertes y muy fibrosos. En seguida destacará su musculatura, lo que no desmerece para que lo consideremos como un perro con gran ligereza y un porte delgado.

Físicamente destaca por su pelo corto, de un color definido por la FCI como amarillento semilla. El Vizsla nos muestra un tronco con un perfil tirando a rectángulo, de espaldas consistentes y rectas. Su pecho es amplio y no exento de profundidad.

La cabeza del Braco Húngaro nos recuerda a aquellas figuras estiradas y majestuosas de la aristocracia. La nariz es anchota y tiene una tonalidad ligeramente más oscura que su pelaje. Su mirada vivaracha nos indica que estamos ante una mascota muy inteligente. Pero quizá, lo más característico de su rostro sean esos ojos amarillos tan singulares y propios del Vizsla.

Si tienes familia, este es tu perro. El Braco Húngaro se integra perfectamente con todos los miembros de la casa. Crea una vinculación muy estrecha que le lleva a pasar todo su tiempo con alguno de los miembros de la unidad familiar.

Son perros callados, de los que casi no ladran. Su predisposición por la caza les llevará a pasarse las salidas olisqueando y persiguiendo pequeños animalillos. Por supuesto, si lo llevas a un lugar con agua, no te quepa la menor duda que acabará lanzándose. No pueden evitarlo, les encanta.

Ahora bien, si eres sedentario olvídate de tener un Vizsla. No te dejarán un momento tranquilo en el sofá porque necesitan actividad y quemar su derroche de energía. Es el perro ideal para un deportista.

Braco Húngaro pelo corto
Al Braco Húngaro de pelo corto le encanta el agua

Información básica

[one_half_first]Altura a la cruz: entre 54 y 64 cm.
Peso: entre 22 y 27 kg.
Capa: amarillo semilla y leonado.
Promedio de vida: alrededor de 14 años.
Carácter: enérgico, cariñoso, inteligente y equilibrado.
Relación con los niños: excelente.
[/one_half_first][one_half_last]Relación con otros perros: buena.
Aptitudes:
perro de caza, deportivo y familiar.
Necesidades del espacio: se adapta al interior pero con necesidades de ejercicio.
Alimentación: Entre 350 y 400 gramos de pienso completo seco de alta calidad para perros activos.
Arreglo: bajo.
Coste mantenimiento: bajo. [/one_half_last]

Breve historia de la raza

Los orígenes del Braco Húngaro de pelo corto se hunden en los perros que llevan los Magyares nómadas de Centro Europa. Están documentos desde el siglo XIV, aunque no es hasta 400 años después que, el Vizsla, adquiere importancia por sus capacidades para cazar.

Hablamos de una raza fuerte, que aprendió a vivir en las tierras húngaras sin problemas de salud. Sin embargo, como ocurrió con los Akita Inu, el conflicto de la Segunda Gran Guerra, casi consiguió extinguir al Braco Húngaro por completo. Afortunadamente, el trabajo de criadores de la misma Hungría, consiguió la supervivencia de la raza.

La denominación de Vizsla para el Braco Húngaro, procede de su auténtico nombre: rövidszöru magyar vizsla. En realidad, Vizsla significa solamente pointer o señalador, en clara alusión a sus habilidades de caza.

Estándar

Clasificación FCI: Grupo 7: Perros de muestra. Perros de muestra continentales.

Braco Húngaro
Vizsla corriendo

La salud del Braco Húngaro de pelo corto

El Vizsla o Braco Húngaro de pelo corto es un perro con una salud de hierro. Solo en raras ocasiones presenta enfermedades hereditarias como dolencias de la retina, hemofilia, displasia de cadera y epilepsia.

Pero como norma general, esta raza puede verse afectada por algunos tipos de alergia, problemas con el párpado y afecciones testiculares.

Cuidados

A la hora del aseo, el Braco Húngaro no precisa de cuidados especiales. Su pelo corto requiere cepillado ocasional y debes acostumbrarte a que se les cae todo el año. No huelen mucho, aunque se mojen. Tampoco necesitan muchos baños, de hecho es mejor bañarlos cuando realmente se hayan ensuciado.

Ahora bien, necesitan realizar mucho ejercicio y no son perros que puedan estar solos. Por lo tanto, si te decides por una mascota de esta raza, acostúmbrate a un nivel alto de actividad, tanto a nivel físico como mental. Este perro es muy inteligente y precisa cuidar su cerebro.

El Vizsla no es un perro apto para apartamentos a no ser que sus paseos sean largos y muy dinámicos. Es recomendable disponer de jardín o espacio abierto para que desfoguen. De esta manera tendrás una mascota muy equilibrada y feliz.

Cómo hacerte con un Vizsla

Encontrar un buen ejemplar de Braco Húngaro de pelo corto no es difícil. Existen varios criadores avalados en España. Puedes encontrarlos a través de la página web de Can Bruguera. Al ponerte en contacto con ellos, pregunta todo cuanto necesitas conocer para asegurarte de que son criadores responsables.

De todos modos, el Vizsla tampoco se libra del abandono. Perreras y asociaciones pueden servirte de punto de partida para la adopción de un ejemplar de Braco Húngaro de pelo corto.

Contenidos relacionados

Publicado por Ana Pérez

Química Medio Ambiental reinventada en Editora de Contenidos desde 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *