Falta de apetito en perros mayores

No es infrecuente que alguna vez nuestro perro pueda presentar inapetencia por la comida. Podemos verle decaído, desganado, apático, y si ocurre de forma esporádica, no pasa nada. A veces, los perros, pueden comer solo una vez al día o incluso pueden realizar ayunos, ya que en su naturaleza lo hacían así.

Sin embargo, si esto influye en su comportamiento o notamos pérdida de peso, debemos acudir a nuestro veterinario de confianza.

La disminución del apetito (hiporexia) o la ausencia total de apetito (anorexia) es un signo clínico que puede aparecer con relativa frecuencia en los perros mayores, pero también en jóvenes.

Causas que causan falta de apetito en perros mayores

  • Estrés
  • Enfermedades
  • Obstrucción intestinal
  • Actitud
  • Vejez
  • Celo
  • Deshidratación
  • Vacunación
  • Desparasitación
  • Aburrimiento

Hoy, sin embargo, vamos a hablar de cómo afecta que un perro tenga una edad avanzada en su apetito.

Los perros sénior presentan menos apetito que los perros jóvenes. Esto es normal, ya que conforme se hacen mayores, el ejercicio físico diario disminuye y también lo hace su apetito. Deberemos permanecer atentos por si manifiestan intención de comer menos veces al día, para poder adaptarnos a lo que necesiten.

Cuando un peludo ya es un perro sénior, pierde facultades en la vista, en el oído y también en el olfato. Por ello, es posible que nuestro perro mayor no se esté dando cuenta de que tiene la comida delante.

¿Qué alimentos podemos añadir en las raciones para hacer más atractiva la comida?

  • Yogur o Kéfir
  • Huevo
  • Cáscara de huevo
  • Fruta
  • Verduras hervidas o fermentadas
  • Pescado blanco
  • Aceite de coco
  • Aceite de salmón
  • Aceite de CBD
  • Mejillón de Labios Verdes
  • Hongos medicinales

Las dosis de estos alimentos deberemos consultarlas con un profesional en nutrición canina.

¿Qué podemos hacer para que nuestro perro sénior coma?

Hablar con un nutricionista canino es una opción recomendable para que pueda ayudarnos a elaborar dietas para nuestro perro mayor, pero si no disponemos de tiempo o dinero, existen alternativas como Dogfy Diet, que elaboran menús naturales y cocinados adaptados a cada perro. Los perros sénior, deberían comer los menús de pollo y de pavo, que son los más suaves y digestibles.

Es importante que demos a nuestro perro mayor un motivo para comer, ofreciendo un alimento agradable y palatable, por ello la comida cocinada es una muy buena opción.

También porque aporta nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para el cuidado de su salud. Además, cuentan con un equipo de expertas en nutrición canina que realizan un seguimiento a los peludos que se incluye en el precio de la suscripción.

Laura Roche
Últimas entradas de Laura Roche (ver todo)