¿Qué come un cachorro?

Dogfy Diet

Dieta Barf Cocinada

Cuando adquieres un cachorro, las preguntas que te surgen son muchas, ya que quieres asegurarte de que le estás dando lo mejor en todo momento. Deseas cubrir todas sus necesidades, y la preocupación suele agravarse cuando se trata del primer perro.

Partiendo de la base de que siempre querremos darle lo mejor, vamos a buscar informarnos mucho acerca de lo que más le conviene. Precisamente porque existe mucha información, también existen muchas dudas y mitos. 

¿Qué comida le doy? Esta pregunta es de las más recurrentes cuando obtenemos un perrito. ¿Cuál es la opción más válida? Oímos hablar a personas que pasean sus perros por el parque, intentando adivinar cuál es la mejor alternativa. 

A lo largo de los años siempre hemos oído que el pienso es la mejor opción para cubrir las necesidades alimenticias de un perro. Pero la verdad es que, si tu cachorro pudiera hablar, te diría lo que realmente le gustaría comer y lo que se adapta más fácilmente a su organismo. Y seguramente no sea el pienso. 

Existen muchas opciones para alimentar a tu cachorro, así que vamos a tratar de exponer las diferentes alternativas y ver las diferencias entre todas ellas: 

Alimentación seca (pienso):

El pienso es la opción más elegida y también la más habitual, muchas veces por comodidad y/o porque lleva muchos años en el mercado posicionado como el alimento por excelencia para nuestros peludos. Pero, lo cierto es que, es importante dejarnos recomendar por personas expertas en nutrición canina. Existe mucho marketing detrás de las grandes marcas de pienso, pero debemos fijarnos muy bien en el dorso de la bolsa, es decir, en la composición analítica. 

¿Qué sería de nosotros si toda la vida nos alimentáramos con comida seca y procesada? Seguramente nunca se nos haya pasado por la cabeza esta opción. Entonces, ¿por qué sí elegimos esta opción para nuestros perritos? 

Si nos basamos en los ancestros del perro y su organismo, realmente no están biológicamente preparados para ello. Su organismo necesita una alimentación con un mínimo del 70% de humedad, sin embargo, el pienso, conlleva menos de un 10%. 

Por lo tanto, una alimentación seca con unos ingredientes degradados y cocinados a altas temperaturas, no aportará a nuestro cachorro todos los nutrientes que necesita, ni será capaz de asimilar los micronutrientes y macronutrientes necesarios para un crecimiento óptimo.

Comida húmeda (latas procesadas):

Existen muchas dietas ricas en humedad. Dentro de esta categoría podemos encontrar las latas procesadas y sobres, pero no debemos olvidar que estos alimentos siguen estando procesados. Muchas de estas latas contienen grasas saturadas y se preparan con subproductos animales que pueden afectar gravemente a la digestión de nuestros cachorros, generarles sobrepeso, diabetes por la cantidad de azúcares añadidos contenidos… 

Además, algo característico de estas latas es que producen mal aliento en los perros. De hecho, los perros que se alimentan de latas procesadas húmedas suelen tener una salud bucal muy pobre.  

Este tipo de alimentación para tu cachorro, tampoco sería la más acertada nutricionalmente hablando porque no conocemos realmente su composición.

Dietas naturales:

Si tu cachorro pudiera hablar, te diría lo que realmente quiere y debe comer. La nutrición natural consiste en una dieta basada en alimentos naturales biológicamente apropiados a la especie y a las necesidades de cada perro. Nos referimos al alimento natural como aquél que no ha pasado por ningún proceso, conservando los nutrientes de cada uno de ellos. La dieta natural está basada en carnes y pescados, frutas, verduras y vísceras.

¿Qué tipos de dietas naturales existen para tu cachorro?

BARF: Es el acrónimo en inglés de “Biologically Appropriate Raw Food”

Se trata de un tipo de dieta que ofrecemos en crudo a nuestro perro. Esta es la que más se acerca a lo que nuestro cachorro comería en su naturaleza, es decir, un balance entre huesos carnosos, carnes, vísceras, frutas y verduras; aportado a nuestro peludo valor energético, proteína, calcio, fósforo entre muchos otros beneficios. 

En cuanto a la introducción de la BARF en cachorros, es importante que se inicie con un solo tipo de proteína, preferiblemente carne picada, ya que su madre en la naturaleza regurgitaría el alimento para que su cachorro pudiera digerirlo más fácilmente. Por regla general, a no ser que tenga una intolerancia o alergia a alguna proteína de ave, los cachorros suelen tolerar mucho mejor la carne de pollo y pavo, y además son opciones muy palatables para ellos. 

Dieta natural cocinada: 

Si hablamos de la dieta cocinada, todos los ingredientes que la componen se cocinan durante un tiempo determinado. Esto se traduce en todas las ventajas de una alimentación natural en la que controlamos todo el proceso y el contenido, así mismo, ganamos en palatabilidad. 

Pero, ¿cuáles son los beneficios de una dieta cruda o cocinada a bajas temperaturas?

  • Buen sistema inmunitario, defensas a tope: Si lo alimentas con una dieta que contenga como ingrediente base la carne, tendrá una flora intestinal sana y su sistema inmunitario se mantendrá al 100% para poder combatir cualquier patógeno, con un alto nivel de anticuerpos. Tu perro se mantendrá mucho más fuerte.
  • Lo aleja de enfermedades: El perro alimentado con una dieta a base de cereales, está muy predispuesto a sufrir enfermedades intestinales, alergias e intolerancias. El exceso de carbohidratos, una baja calidad en las proteínas y una carencia de omega 3; desembocan en un estrés de los órganos, sobre todo de aquellos que participan en la digestión.
  • Salud bucal: Muchos dueños piensan que por dar comida húmeda a sus peludos y no las bolitas procesadas, va a suponer un aumento de sarro en sus perros. Esto es un error porque, en realidad, ocurre todo lo contrario. La alimentación BARF ayuda a mantener los dientes limpios, dado que se genera mucha menos cantidad de residuo con la masticación, no ensucia los dientes del perro ni produce mal aliento. Los piensos industrializados originan un perjudicial sarro debido a los restos de comida que quedan incrustados en la placa dental. 
  • ¡Más activos y llenos de energía!: Las proteínas no se degradan, permitiendo una fácil absorción y un buen aprovechamiento de todos los nutrientes. Cuando el peludo se siente bien nutrido, ganamos en bienestar emocional. Por lo tanto, las materias primas se aprovechan mejor, generando una mejor nutrición del animal.
  • Beberá menos agua, máxima hidratación: En muchos casos, el cambio es muy notable. Dado que se puede considerar que muchos perros alimentados por procesados, presentan “polidipsia, significa que beben más de lo normal, principalmente porque al tomar un alimento seco, necesitan beber para poder digerirlo, además de que los aditivos que contienen provocan más sed y digestiones muy pesadas. El perro debe de beber agua cuando realmente haya hecho un ejercicio físico que lo requiera, porque lo óptimo es que la hidratación se consiga a través de la comida. Así, hay muchas menos posibilidades de que en un futuro sufra insuficiencia renal o problemas urinarios.”
  • Heces menos voluminosas: Significa un mejor aprovechamiento de los ingredientes de la dieta. Con los piensos procesados, se genera mucho residuo porque en la composición analítica hay un alto porcentaje de aditivos y subproductos que el perro no va a aprovechar. Con la comida natural, sus heces serán menos olorosas y también se reducirán las flatulencias.  

¿Cuál es, entonces, la mejor opción del mercado para alimentar a mi cachorro?

Hoy en día, las posibilidades de alimentar a tu perrito con nutrición natural son muchas y muy variadas. Si decides que sea cocinada, es importante que cuentes con el apoyo de un nutricionista canino; solo así nos aseguraremos de que la dieta es equilibrada y variada. Esto no siempre está al alcance de todo el mundo. 

Por ello, vamos a hablar de Dogfy Diet, una marca de comida cocinada para tu peludo que ofrece variados y equilibrados menús para el paladar y la salud de todos ellos. 

¿Por qué Dogfy Diet? 

  • La doble seguridad de sus menús: Menús formulados por veterinarios y verificados por un equipo nutricionista, sometidos a un control de calidad y sanidad, sin preocupaciones de que puedan existir bacterias en la carne que va a ingerir el peludo, ya que se trata de comida cocinada. Además, gracias a la cocción obtenemos una mejor conservación de sus nutrientes originales.
  • Raciones personalizadas: Teniendo en cuenta el peso, edad y la actividad de tu peludo, desde Dogfy Diet diseñamos un plan mensual en el que vas a recibir las raciones diarias, de forma personalizada.
  • Variedad en menús: Disponemos de 4 menús: pollo, pavo, salmón y buey. Todos ellos son menús equilibrados y completos al 100% para garantizar la mejor nutrición de tu peludo sin preocuparte de que pueda tener alguna carencia nutricional. Su composición analítica es perfecta para garantizar la salud de tu perro.
  • Seguimiento Nutricional: Tiene como finalidad mejorar la salud de tu peludo. Por ello, disponemos de un equipo nutricionista que tiene como responsabilidad velar por la buena alimentación de cada uno de los perros, ofreciendo un seguimiento nutricional adecuado para cada uno de los perritos.
  • Ganadores en palatabilidad: La cocción conocida “a fuego lento” potencia las características organolépticas (olor, color, sabor…) para nuestros catadores.

¿Te unes al cambio que mejorará la vida de tu perro? Os invitamos a conocer y probar Dogfy Diet. La opción más parecida a como lo haríamos en casa, pero con la garantía de saber que por fin los estamos haciendo bien, proporcionando una vida más longeva y sana para tu mejor amigo.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario