Adiestramiento San bernardo: consejos

El San Bernardo es un perro de gran tamaño, que necesita vivir en lugares amplios y tiene que tener disponibilidad para andar y desplazarse de manera cómoda. Su carácter es tranquilo, aunque mantiene ese espíritu de cachorro. Además es amigable y gentil, y algo muy importante si hay niños a su alrededor, es que se suelen llevar muy bien con ellos. En el siguiente artículo, te contamos todo lo que debes saber sobre el adiestramiento San Bernardo. ¡Sólo tienes que continuar leyendo!

El San Bernardo necesita de amplios espacios para poder correr y jugar

Adiestramiento San Bernardo: generalidades

Por su carácter, el San Bernardo no es un perro difícil y con facilidad se adapta a la familia gustándole pasar tiempo con ella. El «problema» radica en su tamaño. Al ser una raza gigante, su adiestramiento debe comenzar lo antes posible, antes de que alcance el tamaño y el peso adulto. Cuanto más pequeño, más manejable es el animal y más fácil para ambos el proceso. Imagina un perro de este tamaño subiéndose encima de personas, sobre todo niños o personas mayores. Tienen tal tamaño, que aunque sólo quiera jugar pueden hacer daño. De ahí, la importancia de su adiestramiento y aprendizaje de las normas básicas.

Aunque con esta raza, debido a su tamaño hacemos hincapié, el adiestramiento independientemente del tamaño debe hacerse en todos los perros para que conozcan las normas básicas y principalmente para que sean perros y se comporten como tales y conozcan su lugar en la «manada».

¿Cómo educar a un San Bernardo?

El adiestramiento debe comenzar desde que es un cachorro o el primer momento que entre en casa y empiece a formar parte de la familia. Durante este proceso tenemos que ser constantes, pacientes y los resultados irán apareciendo. Siempre que tengas dudas, problemas o alguna consulta, no dudes en acudir a un profesional.

Como primer paso está la socialización. Este es fundamental para el desarrollo posterior del animal. Debe relacionarse con todos los miembros de la familia, pasar le proceso de adaptación e ir conociendo su entorno. También es muy importante que pase ratos y juegos con miembros de su misma especie.

En segundo lugar, comienza el adiestramiento y las normas. Para ello, es muy importante que todos los miembros de la familia habléis y estéis de acuerdo en los límites que el perro no puede cruzar y como va a ser el proceso, para que así el reconozca en todos lo mismo. El San Bernardo es un perro muy dócil y complaciente, ¡con paciencia, disciplina, rutina, ejercicio y su buen carácter, seguro que lo conseguís!

En el adiestramiento debes ser constante, tener rutina y paciencia

Adiestramiento San Bernardo: consejos

  • No le debes permitir que salte encima de las personas.  Sí, seguramente lo hace porque está contento, quiere jugar o darle un lametón cariñoso. Cuando es cachorro no tiene porqué ser un problema, pero a medida que crece puede llegar a pesar sobre 90 kilogramos. ¿Qué pasaría si saltara encima de un niño? Por eso, enséñale lo que debe y no debe hacer.
  • Enséñale cuando no debe ladrar.  Aunque muchos nosotros sabemos que los San Bernardo son amigables, buenos y familiares, esto no se aplica a todas las personas. O algunas simplemente sienten miedo. Así que, edúcale para que no ladre siempre que quiera. Por otra parte, no permitas que te ladre de forma desafiante.
  • Al pasear, nunca delante tuyo.  Cuando un perro pasea al lado tuyo, sin tirar de la correa y tranquilo, no está expresando dominancia. Por eso, no debes dejar que vaya por delante de ti y mucho menos esos tirones. Ahora es un cachorro, pero cuando sea adulto puede hacerte daño.
  • ¿Juega mucho todo el día y no se está quieto?  ¡Es muy normal! Se trata de un cachorro, y por regla general, son juguetones y les gusta estar corriendo y jugando todo el día. Pero esto no significa que no deba seguir unas pautas. Enséñale que no todos los ratos son de juegos, y comienza una hora fija al día de juego. Con el tiempo, cuando esté acostumbrado, puedes dejar de ser tan firme.
  • Debe saber cuál es su sitio de descanso.  Como ya hemos dicho anteriormente, el San Bernardo puede llegar a pesar sobre 90 kilogramos. Sí, sabemos que es irresistible no cogerlo y que se duerma en tus piernas. Pero piensa. Cuando sea mayor alcanzará un gran tamaño y puede que ahí ya no resulte tan divertido. Debes aportárle un lugar tranquilo y acorde a su tamaño dónde descansar y relajarse.
  • Comida.  Debes fijar horarios fijos de comida. Mientras coméis, no debe estar pidiendo comida ni subiéndose a por ella. Debe estar tranquilo y esperar su turno para comer.
  • Sus necesidades. 
    Al principio deberás sacarlo muchas veces al día, para que se acostumbre a hacer sus necesidades fuera de la casa. En cuanto tenga todas sus vacunas y el veterinario te de el visto bueno para poder sacarlo, no lo dudes y empieza ya. De esta forma, eliminarás antes el problema de orinarse y hacer sus heces en casa. Y por otro lado, empieza ya a socializar con otras personas y perros que no son los de su círculo familiar.

Conclusiones

Como te has podido dar cuenta, no existen muchas diferencias entre el adiestramiento San Bernardo que con hacerlo cualquier otro perro. Simplemente, debes ser consciente del tamaño que alcanza y su fuerza, y ser firme durante este proceso.

Recuerda que debes educar y adiestrar a tu mascota, con paciencia, constancia y rutina, ¡no utilices la fuerza ni la violencia! El refuerzo positivo seguro que os va genial. Esto ocurre tanto en el adiestramiento San Bernardo como para todo tipos de perros.

El adiestramiento y el conocimiento de su lugar en la manada hace que tu perro sea equilibrado. Esto, repercute directamente en su bienestar psicológico. Y claro, ¡queremos y debemos bríndarle la mejor calidad de vida posible! Así que, alimenta a tu perro correctamente, iros a pasear y hacer ejercicio, así como jugar con otros perros.

Por último y no menos importante, debes llevarlo al veterinario siempre que sea necesario, para chequeos rutinarios, inoculación de vacunas o desparasitaciones, tanto externas como internas.

También te puedes interesar: Razas de perros activas

¿Te ha resultado útil esta publicación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *