Accidente con mascotas: ¿cubre el seguro de coche un atropello?

Ir al volante y encontrar un perro o un gato en medio de la carretera es una de las situaciones más peligrosas que puedes encontrarte y que, desgraciadamente, se da con demasiada frecuencia. Pero este no es el único tipo de accidente con mascotas que puedes tener en el coche. También es posible sufrir un accidente con una mascota en el interior del vehículo, o atropellar a un perro que paseaba con su dueño debidamente atado.

Dado que esta clase de situaciones son más comunes de lo que nos gusta pensar, es lógico que te preguntes cómo responden ante ellas los seguros de coche. Por eso hemos querido recoger toda la información sobre cómo se comportan los seguros básicos en caso de accidente donde se ven involucradas las mascotas.

Accidente con mascotas: atropello de mascota

Tal y como indicamos al principio, no es raro encontrar perros o gatos deambulando por los márgenes de la carretera, ya sea porque no tienen un hogar o porque se han perdido. Si el animal resulta ser callejero, no hay a quién pedirle responsabilidades, pero si tiene dueño sí será posible. Sin embargo, también es posible atropellar a una mascota, normalmente a un perro, que camine junto a su dueño atado por una correa.

Accidente con mascotas coche

A tenor de estas dos situaciones, los seguros de coche responden de una u otra manera:

Cuando el animal va atado junto a su dueño caminando por zona adecuada

Por ejemplo, cruzando un paso de peatones, la responsabilidad civil obligatoria que viene incluida en la gran mayoría de los seguros básicos de coche cubre el daño que se haya podido ocasionar a terceros y a su perro. De todas formas, el límite de la responsabilidad dependerá del que haya sido fijado en la póliza.

Cuando el animal se escapa

En caso de que el animal se haya escapado y ande perdido por la carretera, si sufre un accidente, será el dueño quien tenga que hacer frente a los gastos derivados del accidente. Es decir, además de cubrir sus propios gastos veterinarios, tendrá que pagar al conductor cualquier daño que haya sufrido el vehículo por el golpe.

Atendiendo al primer supuesto y, aunque a los amantes de los animales nos pueda hacer hervir la sangre, la responsabilidad civil de los seguros de coche considera a los perros como cosas. Esto es importante para entender qué cubre exactamente el seguro en caso de fallecimiento del animal o si le queda algún tipo de secuela.

  • Fallecimiento: la indemnización que el dueño del perro o gato puede exigir por el fallecimiento de su mascota es el importe de la compra del animal o su valor de mercado cuando haya sido adoptado. También incluye los gastos por su entierro o incineración.
  • Secuelas: si afortunadamente el animal sobrevive, pero a consecuencia del accidente sufre algún tipo de secuela (amputación de una para, cojera, ceguera, desarrollo de fobias, etc.), para el cálculo de la indemnización también se toma como referencia el valor actual del animal.
Accidente con mascotas

Accidente ocasionado por mascota en el interior del coche

La mayoría de los dueños de mascotas consideran a sus amigos peludos como un miembro más de la familia. Por eso, probablemente, lo último en lo que quieres pensar es en que tu perro resulte herido de algún modo, y mucho menos por un accidente de coche en el que tú estabas al volante. Sin embargo, por desgracia, puede ocurrir si el accidente es lo bastante grave.

Por lo general, los seguros de coche a todo riesgo cubren los daños al conductor y a sus pasajeros, pero ¿incluye a las mascotas? Lo cierto es que aunque no se especifique, dado que los animales de compañía se consideran como objetos, cuando la póliza cubre las pérdidas o deterioros de las cosas, se entiende que están incluidos.

Algunos seguros más completos también incluyen en los servicios de asistencia en viaje, el transporte y custodia de las mascotas en caso de accidente y de inmovilización del coche. Sin embargo, aunque no se incluya expresamente, en caso de accidente en el que el conductor tenga que ser trasladado al hospital, el seguro de coche cubre los gastos de trasladar y custodiar a menores o puede que cubra el desplazamiento de un familiar adulto que vaya a recogerlos. Este tipo de protección se puede extender a las mascotas.

No, ninguno de estos escenarios es agradable. Pero, cuanto más preparado estés para la peor situación posible, más podrás centrarte en hacer lo mejor para ti y para el animal. Puedes comprobar qué tipo de responsabilidades y coberturas de asistencia en viaje incluyen a las mascotas en los seguros de coche, gracias al comparador Doctor i.

Nuria Capdevila