Dar carne cruda congelada a los perros: ¿beneficioso o perjudicial?

A buen seguro, te has preguntado alguna vez si es saludable darles carne cruda congelada a los perros. No en vano, son múltiples las alternativas disponibles en el mercado, pero también las críticas que recibe este tipo de dieta por parte de los veterinarios. Para aclarar tus dudas y confirmarte si esta es una opción recomendable, solo tienes que seguir leyendo.

¿Dónde reside el principal problema de una dieta con carne cruda congelada para perros?

En que los veterinarios confirman que los que les ofrecen carne cruda a los perros están provocando, sin saberlo, el aumento del número de bacterias digestivas en su aparato digestivo. Es cierto que se ha confirmado un alto nivel de E coli, bacteria resistente a los antibióticos, en las mascotas que comen este ingrediente. También, se comenta que la contaminación cruzada de bacterias puede llegar a alterar tu salud. Incluso se han dado casos de salmonelosis o toxoplasmosis que han puesto en riesgo la vida de una mujer embarazada y de su futuro bebé.

Otras voces confirman que la dieta BARF es una simple moda que se asemeja a la dieta paleolítica de los humanos. También afirman que los perros actualmente no pueden alimentarse como si fueran salvajes y que habría que emplear otro tipo de productos, de cuyo contenido no parecen tener demasiado conocimiento, como los procesados y los que contienen productos químicos.

Carne cruda congelada para perros y otros alimentos naturales
Obedient healthy dogs posing with barf raw meat diet on wooden surface

Ninguna evidencia científica

Es cierto que hay varios estudios que confirman que el sistema inmunitario del perro puede quedar en entredicho, pero se especifica que en un alto número de ocasiones se trata, en realidad, de errores de salubridad en el manejo de la carne. Tampoco explican cómo empresas como Dogfy Diet han logrado en relativamente poco tiempo que más de 60 000 perros degusten sus menús de dieta BARF y que tengan un magnífico estado de salud.

¿Cuál es el menú perfecto de carne cruda congelada para perros?

Aquel que está diseñado a medida de tu mascota. En la mencionada compañía, te solicitan toda la información posible de tu perro para diseñar una propuesta a su medida. El empleo de un 65 % de carne cruda (de pollo, buey o pavo) se combina con el uso del pescado (salmón) y de un 35 % de verduras variadas (zanahoria, calabacín, guisantes, boniato y patatas entre otras).

La eliminación total de la composición de ingredientes como los conservantes, los colorantes, los potenciadores del sabor y, especialmente, de desechos (vísceras, patas, etcétera) ofrece como resultado un producto completo, nutritivo, saludable y adecuado para tu perro.

La carne se corta en trozos fácilmente digeribles y tras su tratamiento se congela para eliminar cualquier tipo de bacteria. Además, se coloca en bandejas que puedes ir usando a medida que las necesites para tener siempre la ración exacta dependiendo del peso de tu mascota.

¿Por qué hay tanto miedo a los alimentos crudos?

En todos los estudios realizados sobre los efectos de la carne cruda en los perros se llega a conclusiones que solo generan terror. Resulta curioso que se indique que hay que evitar darles huesos a los perros porque provocan daños en su aparato digestivo cuando no está del todo demostrado. Lo del contagio a los humanos de las enfermedades que pueda tener el perro también es algo que genera múltiples dudas y que termina provocar que el perro deba mantenerse siempre alejado de sus dueños por lo que pudiera pasar.

A tu perro puede pasarle lo mismo que a ti si compras un alimento crudo, no lo mantienes refrigerado, no lo manipulas de forma higiénica y lo sirves de forma incorrecta. Queremos subrayar que el manejo de los productos de la dieta BARF de Dogfy Diet ha de ser siempre con guantes desechables, que el bol donde coma tu perro debería estar fabricado en acero inoxidable y que mantener la higiene de la tabla de cortar y del bol son factores indispensables.

También es importante cortar muy bien los trozos y ofrecer raciones cuya cantidad sea la más adecuada para cada tipo de perro. Lo contrario provoca los daños ya comentados. Asimismo, tampoco debes caer en el error de cambiar el pienso seco o la comida húmeda para darles carne cruda a los perros sin un proceso de adaptación. Con unos días será suficiente para ir cambiando su comida actual por la que te venimos describiendo.

Decide en consecuencia sobre la dieta de tu perro

Permítenos proponerte una pequeña prueba. ¿Tienes un saco de pienso seco en tu casa? Ve un momento a por él y lee su contenido. Seguro que encuentras ingredientes como la ceniza, químicos varios y un irrisorio porcentaje de carne. Por un momento, imagina que tuvieras que comer un 10 % de carne y que esta estuviera repleta de estos compuestos. ¿Te la comerías?

Sabemos tu respuesta y ahora llegamos a otro de los grandes mitos relacionados con la dieta BARF a base de carne cruda para perros: ¿es demasiado cara? Te adelantamos que puede costarte entre 30 y 60 euros al mes dependiendo del peso y el tamaño de tu perro. Lo que no tiene precio es comprobar cómo tu perro prefiere salir a estar tumbado.

También notarás cambios en su pelo, su musculatura, sus dientes y sus uñas. Poco a poco podrás ver que tu perro ha recuperado sus ganas de vivir y que parece rejuvenecer. Te aconsejamos que confíes en Dogy Diet para darles carne cruda congelada a tus perros. En muy poco tiempo comenzarás a apreciar que este cambio en la dieta era algo necesario para que tu perro volviera a ser el que fue. La última decisión es tuya. Ahora tienes toda la información que necesitas para elegir la opción perfecta para tu mascota. ¿Te animas a probarla? ¡Nosotros te ayudamos con ello!

Consigue un 20% de descuento en Dogfy Diet con el cupón TOPPERCAN20.

David López