Zaragoza con perros

Si vas a de viaje a Aragón, sin duda harás una parada en su capital. Y si vas a Zaragoza con perros quizá te guste conocer las cuestiones más importantes para tener en cuenta en tus vacaciones. La ciudad, bañada por el Ebro, celebra sus fiestas grandes con motivo de la Virgen del Pilar. Con más de 600.000 habitantes es una de las ciudades más grandes y reconocibles de España.

La normativa vigente convierte a Zaragoza en una de las ciudades españolas que más implicación muestra con los perros. La reforma de la ordenanza municipal en 2018 se dirigió a seguir la normativa europea y española que busca una mayor protección de los animales domésticos. Recogiéndose no solo las obligaciones legales, sino también las ‘morales’ que debe cumplir cualquier dueño de un ser vivo.

Zaragoza es una bella ciudad para pasear
Zaragoza es una bella ciudad para pasear

¿Es una ciudad PetFriendly?

Podemos decir que sí, que Zaragoza es una ciudad PetFriendly. Gracias a las diversas medidas que ha ido tomado el ayuntamiento de la ciudad, vivir y pasear con perro es muy sencillo en la ciudad. A pesar de su tamaño, o quizá por eso, encontraremos muchos espacios en los que podremos disfrutar de nuestros perros libremente. Lamentablemente, lo que menos encontramos son lugares en lo que dormir con ellos. Pero la corriente dogfriendly ha comenzado a extenderse por toda España y no tenemos dudas de que pronto existirán más hoteles en la ciudad. Mientras, podemos buscar alternativas en las zonas rurales cercanas a la ciudad.

El transporte público con perros

En el caso del transporte público hay que diferenciar entre los autobuses y los tranvías. En el primer caso, y como en otras ciudades, solo pueden acceder perros pequeños en transportín o bolsa de mano y siempre que no causen molestias al resto de viajeros. Pero, sí que podemos entrar con ellos en el tranvía siguiendo unas unas normas básicas:

  • Perros pequeños dentro de transportín: pueden ir en cualquier lugar del tranvía. Siempre que no causen molestias a otros viajeros y que no sean sacados de su transporte.
  • Menos de 10 kg sin transportín: podrán viajar en el último vagón, siempre con bozal y correa.
  • Más de 10 kg: pueden viajar en el último vagón, con bozal y correa, pero solo uno en cada viaje. Con la excepción de que un mismo dueño lleve dos perros de ese tamaño.

En el caso de taxis y otros transportes, la decisión final recae en el conductor del vehículo que tiene potestad para negar el acceso. Eso sí, como norma general, los perros de pequeño tamaño, que van en bolsos o en la mano, no suelen tener problemas. Y siempre queda la opción de llamar a Radio Taxi Zaragoza o a Radio Taxi Cooperativa y solicitar un vehículo explicando las características de tu animal.

¿Existen parques caninos?

Sí, sí que existen. Pero, más importante aun, existen multitud de zonas en las que tu perro podrá ir libremente. Siempre, por supuesto, que no suponga peligro para otras viandantes y que cumpla las reglas estipuladas en las ordenanzas municipales. De hecho, existen hasta 84 plazas y parques en los que puedes soltar a tu mascota. Solo debes tener en cuenta dos cosas:

  • Horario permitido para la suelta de animales:
    • Del 1 de noviembre al 30 de abril: de las 20 a 9 horas.
    • Del 1 mayo al 31 de octubre: de 21 a 9 horas
    • Ten en cuenta que existen tres zonas sin horario establecido, en los que puedes soltarlos sin limitación.
  • No podrán entrar:
    • en las zonas de juegos infantiles.
    • fuentes
    • estanques
    • césped ornamental y las plantaciones de flores y plantas ornamentales.

Parques caninos

Entre los parques caninos o espacios dónde los perros podrán disfrutar libremente, vamos a destacar dos: el parque del agua y el Parque lineal de Plaza. 

Parque del Agua Luis Buñuel

El Parque del agua Luis Buñuel se sitúa en la Avenida José Atarés. Es una gran de esparcimiento y ocio que tiene el agua como eje central. Recuerdo de la Expo de Zaragoza, el parque ofrece desde zonas de picnic hasta canales en los que hacer piragua. Y, por supuesto, también tiene una zona dedicada a los perros. En este área encontraremos también un circuito gratuito de agility.

Zaragoza con perros
El parque del agua es una de las mejores zonas de esparcimiento canino de Zaragoza

Parque Lineal de Plaza

Se sitúa a las afueras de la ciudad, pero esa lejanía es lo que le convierte en un lugar ideal para ir con perros. Al estar alejado del centro, no es común encontrar niños jugando y carece de zona especifica para ellos. Por lo que tu perro podrá disfrutar libremente en toda la zona. Además, al no ser zona urbana totalmente, se es más permisivo con la entrada de nuestro perro en los estanques. Así que si tienes un perro que disfruta del agua, aquí estará mucho más que feliz.

¿Es posible entrar a los bares y a los comercios con perros?

La normativa es clara respecto a la entrada de los perros en locales. Solo existen dos prohibiciones:

  • Está prohibida la entrada de animales domésticos en todo tipo de locales destinados a la fabricación, cocinas, almacenaje, transporte, manipulación o venta de alimentos.
  • Está prohibida la entrada de animales domésticos en los establecimientos públicos y recreativos, así como a las piscinas públicas, salvo los animales utilizados en los establecimientos deportivos (canódromos, hipódromos o similares) y zoológicos. Quedan exceptuados de las prohibiciones anteriores los perros-guía, los asistenciales y los de seguridad, debiendo ir siempre debidamente acreditados e identificados y acompañados de la persona a la que sirvan.

En el resto de locales, queda a expensas de los dueños del mismo que, en caso de no permitir la entrada, deberá especificarlo claramente mediante cartelería. Pero recuerda que, mientras tu perro no suponga un problema para otros comensales, no tendrás problemas para sentarte en una terraza a comer con él. Otra cosa es encontrar locales dogfriendly, aunque comienzan a surgir en la ciudad.

Ordenanzas municipales con respecto a los perros

Las ordenanzas municipales se remontaban a 2014, pero en 2018 se han modificado para añadir mayor protección a los perros, ya considerados ‘seres vivos’. Ese cambio se ve claramente en una legislación encaminada a proteger a los animales. Al contrario que otras ordenanzas municipales, y aun regulando las infracciones, en este caso se recogen las obligaciones de los propietarios. Entre ellas tenemos, por ejemplo, la obligación de proporcionarle ejercicio a nuestro perro. 

Entre las normas que debes tener en cuenta al sacar tu perro a la calle están:

  • Obligación de llevar registrado al perro mediante microchip.
  • Llevarlo atado con correa que no dañe al animal -excepto en los lugares permitidos-.
  • Estar en posesión de su pasaporte y su cartilla de vacunas al día.
  • Llevar visible la chapa identificadora de la vacuna de la rabia.
  • Recoger los excrementos producidos.

Perros potencialmente peligrosos

Los perro potencialmente peligroso deben cumplir una serie de requisitos extras para poder ir a la calle.

  • Llevar un bozal apropiado por la tipología racial de cada animal.
  • Ir ligados por medio de un collar y una correa o cadena que no sea extensible y de longitud inferior a dos metros, sin que ocasionen lesiones al animal.
  • No pueden ser conducidos por menores de dieciocho años.
  • No se puede llevar más de un perro potencialmente peligroso por persona.

Además, no tienen permitida la entrada en el transporte público.

Respecto a los perros peligrosos, según la ordenanza serán:

  • Los que pertenecen a alguna de las razas y a sus cruces establecido en el anexo I del Real Decreto 287/2002 de 22 de marzo que desarrolla la Ley estatal 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos.
  • Aquel cuyas características se correspondan con todas o la mayoría de las mencionadas en el anexo II del Real Decreto 287/2002.
  • En todo caso, aunque no se encuentren incluidos en el apartado anterior, serán considerados perros potencialmente peligrosos aquellos animales de la especie canina que manifiesten un carácter marcadamente agresivo o que hayan protagonizado agresiones a personas o a otros animales.
  • En los supuestos contemplados en el apartado anterior, la potencial peligrosidad habrá de ser apreciada por la autoridad competente atendiendo a criterios objetivos, bien de oficio o bien tras haber sido objeto de una notificación o una denuncia, previo informe de un veterinario, oficial o colegiado o colegiada, designado o habilitado por la autoridad competente autonómica o municipal.

Los propietarios de perros peligrosos deberán tener una licencia para ello, un seguro de responsabilidad civil por 120.000 € y un lugar adecuado para su mantenimiento, que una la seguridad con la comodidad del animal.