UCRS Madrid

La Unidad Canina de Rescate y Salvamento de Madrid (UCRS Madrid) es una ONG sin ánimo de lucro dedicada a la búsqueda de personas vivas desaparecidas con perros de rescate, dedicando su tiempo y esfuerzo de manera altruista para ayudar a las familias que los necesiten.

UCRS Madrid se creó en el 2015 por un grupo de profesionales que compartían una pasión, los perros, y un fin, ayudar a los demás. Ha participado en diversas búsquedas y operativos, entrando a formar parte, además, de la Asociación Europea de Protecciones Civiles, EVOLSAR, como país titular en k9.

¿Cuál es nuestra labor?

UCRS Madrid está especializada en la búsqueda de persona vivas desaparecidas. Para ello, contamos con perros entrenados en rescate grandes áreas y espacios confinados.

Existe cierta especialidad de los canes en una zona frente a otra, pero trabajamos y potenciamos a todos nuestros perros en las diversas áreas de trabajo que puedan encontrarse.

La entrada en Evolsar supuso un cambio bastante significativo, pues se pasó a ser referente europeo a nivel k9, además de participar en ejercicios internacionales como rescatistas USAR.

Gracias a la existencia de diversos equipos dentro de UCRS, la labor en los operativos de búsqueda es multidisciplinar. Así, el equipo k9, formado por canes, guías y auxiliares realiza las búsquedas en las zonas establecidas.

El equipo veterinario se encarga de la monitorización y vigilancia de los canes antes, durante y después de los operativos, salvaguardando siempre la seguridad del animal.

El equipo de psicólogos permanece en el lugar con los familiares de la persona desaparecida, aplicando los primeros auxilios psicológicos.

UCRS

La base de UCRS Madrid: los perros

Los perros que forman parte de UCRS Madrid viven con sus guías: el tiempo de convivencia can y guía es prácticamente de 24 horas, lo que conlleva que la relación que se establece entre ambos deje de ser puramente profesional.

Este vínculo es una parte fundamental en las tareas de rescate, pues la confianza que el guía ha de tener en su perro es máxima a la hora de trabajar.

Es el animal quien realiza la búsqueda, siendo por tanto el guía una herramienta del perro, estando a su servicio y siguiendo los pasos que éste marca.

La autonomía del perro de rescate ha de ser mayor que la obediencia. Se trabaja sobre unas pautas de obediencia mínimas (encaminadas, sobre todo, al direccionamiento y órdenes de vuelta para casos de emergencia como derrumbes o réplicas), pero el perro ha de tener la autonomía suficiente para realizar el trabajo sin la presencia continua del guía.

En el momento de la búsqueda, can y guía realizan la rutina de partida y, tras el comando de búsqueda por parte del guía, el perro comienza su trabajo de forma independiente, dejando a guía y auxiliares metros atrás.

La confianza en el perro ha de ser tal que, independientemente de lo que crea el guía, se ha de seguir el camino que marca el animal por encima de todo.

El animal olfatea, descarta y focaliza la zona de búsqueda hasta finalmente dirigirnos al lugar donde se encuentra la víctima.

Unidad Canina de Rescate y Salvamento de Madrid - UCRS Madrid

Siempre en positivo

El entrenamiento que se sigue con los perros de UCRS Madrid sigue una máxima: siempre en positivo. Se trata de que identifique la localización de una persona con algo positivo para él  y algo por lo que se le premie.

Antes de empezar, se realiza un pequeño ejercicio de motivación con el perro. Una vez preparado, y tras la rutina de partida, comienza su trabajo hasta localizar a la persona o tras el transcurso del tiempo establecido para la búsqueda.

¿Cómo sabemos que ha localizado a alguien? A través de lo que se denomina «marcaje». El marcaje activo es aquel por el que el perro nos indica, mediante ladridos, que ha localizado su objetivo.

Puede suceder que en el área que nos delimiten para trabajar no haya ninguna persona y, por tanto, el can no localizará nunca un objetivo.

¿Cómo se termina entonces la búsqueda? El guía y los auxiliares simularán un pequeño ejercicio donde el can encuentre una persona, realice el marcaje y se lleve su premio y reconocimiento.

Trabajo, formación y más trabajo

El entrenamiento es parte fundamental de esta labor. Se asiste a simulacros y ejercicios conjuntos con otros equipos (nacionales e internacionales) donde se aprenden y perfeccionan distintas maneras de trabajo.

Se dedica tiempo a la formación interna (con formación entre los distintos grupos de UCRS) y externa, asistiendo a cursos y seminarios realizados por otros organismos.

Ser conocedores de todas las variables, técnicas y formas de trabajo implicadas es una parte importante del resultado final de un operativo.

Es fundamental la sinergia entre todos los equipos que forman UCRS, participando todos los voluntarios en entrenamientos y ejercicios con un fin común: ayudar a quienes se necesite.

«Ladran, pues caminemos; donde ladren estarán las respuestas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *