Santander

La capital de la Provincia de Cantabria es un destino muy especial, una ciudad ideal para visitar con tu perro y descubrir juntos sus maravillas y sus bellos rincones. Conocerán sus playas, el célebre paseo de El Sardinero, los jardines de Piquío o recorrerán sus magníficos parques, como el de Mataleñas que incluso tiene su propia playa.

En cuanto a la oferta gastronómica, Santander ofrece sus delicias locales en muchísimos establecimientos: restaurantes, bares y demás en los que tu perro será tan bienvenido como tú. Y a la hora del reposo comprobareis que hay una cantidad importante de hoteles, hostales, casas rurales y apartamentos amigables con las mascotas.