Lugo

Como en toda ciudad gallega en Lugo se come muy bien. Así que si vas a ir de visita con tu perro tendréis oportunidad de disfrutar de sus delicias gastronómicas, en multitud de establecimientos, que desde hace ya un buen tiempo aceptan el ingreso de los dueños acompañados con sus mascotas.

Y tras los arduos paseos que os llevarán por el centro histórico de Lugo o las espléndidas caminatas por sus innumerables parques y plazas os llegará el momento de un bien merecido descanso. Lo interesante es que tanto si os decidís por dormir en un hotel, una casa rural o una posada, hay muchos que os albergarán juntos y a veces sin costo para tu perro.