Jerez de la Frontera

Esta es una de esas ciudades que lo tiene todo. Jerez de la Frontera posee una cultura vitícola particular y especial que le caracteriza. Además, es un sitio muy bello, donde es posible disfrutar de agradables paseos entre edificios antiguos y callejas singulares. Y a la hora de comer, las delicias locales son realmente recomendables.

Vente a Jerez con tu perro y disfrutarás del rico pescaíto frito, en establecimientos que permiten el ingreso a las mascotas. Y cuando toque irse a descansar tendréis para elegir entre una buena cantidad de hoteles, casas rurales, campings y posadas en las que tu y tu perro seréis bienvenidos.