Sevilla con perros

Si estás pensando visitar Sevilla con perros es que ya sabes que es una de las ciudades más conocidas del mundo. Convertida en icono del turismo patrio gracias a su clima, su historia y sus tradiciones. Desde las corridas de toros hasta la Semana Santa y la Feria de Abril, pasando por su aristocracia local volcada en las páginas del papel couché, son mundialmente reconocidos.

Pero Sevilla es mucho más. La cultura y el arte se encuentran en cada rincón de una ciudad que se ha adaptado a la sostenibilidad peatonalizando su centro histórico. Una ciudad que permite pasear por sus calles, parques y jardines siempre que el calor agobiante no lo impida.

¿Es una ciudad PetFriendly?

Sí, pero no. Vamos a explicar esta extraña respuesta. Sevilla es una ciudad en la que podrás disfrutar de largos paseos con tu perro por sus calles peatonales o sus jardines. En la que podrás acudir a comer o tomar unas tapas en cualquiera de las muchas terrazas que pueblan la ciudad. Pero cuando llega el verano, todo cambia. El calor desbordante que sufre la ciudad entre junio y septiembre (sobre todo en agosto, llegando a superar los 40º C a la sombra) hacen que pasear por sus calles sea impracticable.

Y es entonces cuando llegan los problemas. Porque la normativa es clara: los perros no pueden entrar en los monumentos, en comercios dedicados a alimentación ni en la mayoría de los bares. Además, pasear a esas temperaturas puede dañar la pastas de tu perro y provocarle deshidratación, por lo que debes plantearte seriamente la visita a la ciudad en esas fechas.

El transporte público con perros

La normativa sobre el transporte público en Sevilla establece que los perros -salvo los perros guías- tienen prohibida la entrada en autobuses y tranvía. La web de dicho servicio solo da dos excepciones:

  1. Pperros de tamaño pequeño y que vayan en un  trasportín de 45 x 35 x 25 cm.
  2. Perros guías.

Taxis

Respecto a los taxis, estos deben cumplir la normativa de transporte en vehículo, lo que conlleva que lleven cinturones especiales y rejilla de separación respecto al conductor. O bien, uso de transportín. Por lo que no todos los taxis estarán en condiciones de llevarte con tu perro.

Por suerte, entre las muchas compañías de taxi que existen en Sevilla, algunas si permiten llevar mascotas e incluso se consideran dogfriendly, como es el caso del Taxi-Sevilla.

¿Existen parques caninos?

Sí, Sevilla cuenta con numerosos parques caninos repartidos por toda la ciudad. Aunque la mayoría de ellos son de pequeño tamaño -recuerda que el centro histórico de Sevilla se compone de pequeñas y estrechas callejas con algunas plazuelas-, también existen zonas de mayor esparcimiento.

De entre las muchas opciones que hay, se pueden destacar dos sobre las demás tanto por su tamaño como por la calidad de sus instalaciones. También debemos dar un aviso: en el Parque del Tamarguillo, pese a contar con una buena zona de juego, debemos tener controlado a nuestro perro. Desgraciadamente, las vallas son muy bajas lo que propicia que muchos perros salten pudiendo sufrir accidentes.

Parque Periurbano Hacienda Porzuna 

Situado en Mairena del Aljarafe y, por tanto, dentro del área metropolitana pero no de la ciudad de Sevilla. Cuenta con más de 20 hectáreas de terreno en el que tu perro podrá disfrutar en libertad. Cuenta con una amplia zona de adiestramiento y juegos. Pese a la distancia con el centro de Sevilla, es un lugar muy concurrido en que podrás socializar a tu perro además de permitirle correr con seguridad.

Parque infanta Elena

Casi una hectárea de terreno dedicado al disfrute de los perros. Cuenta con zona de agility y zona de juegos. No está abierto las 24 h pero si cuenta con un horario muy amplio que va desde las 8 de la mañana hasta las 22 h en invierno y las 24 h en verano. Se encuetnra en el llamado ‘Distrito de los perros’ que va comprende  Sevilla Este-Alcosa-Torreblanca.

Hay que recordar que no son ‘pipi-can’ por lo que debes recoger los excrementos de tu perro estando sujeto a las mismas multas que fuera de la zona canina.

¿Es posible entrar a los bares y a los comercios con perros?

No. Las ordenanzas de la ciudad de Sevilla son tajantes con esto: los perros no pueden entran en ningún establecimiento en el que se venda o sirva comida. Está, por tanto, prohibida su entrada en restaurantes, cafeterías y bares. Aunque se permite que los dueños establezcan zonas destinadas a los perros, aunque fuera de la zona de servicio.

Esta normativa, sin embargo, no afecta a las terrazas de bares y restaurantes en los que, al ser al aire libre, sí podrán aceptar a nuestras mascotas. Eso sí, queda en manos del propietario aceptarlo. Pero si buscas un restaurante Dogfriendly debes saber que hasta 2018 no existía ninguno (en la actualidad se ha abierto uno).

Respecto a otro tipos de locales y comercios, la normativa no especifica más que corresponde a los dueños permitir o no la entrada en las tiendas. Salvo, por supuesto, aquellos lugares en los que se manipulen alimentos, en los que está totalmente prohibidos.

Sevilla cuenta con multitud de zonas ajardinadas
Sevilla cuenta con multitud de zonas ajardinadas, aunque no podrás acceder a todas

Ordenanzas municipales con respecto a los perros

Las ordenanzas municipales de Sevilla no hacen referencia únicamente a los perros, aunque tiene capítulos exclusivos. Esto se debe a que la ciudad posee un amplio termino municipal en el que existen espacios rurales. Además, las particularidades de la ciudad, con una larga tradición taurina y de uso de caballos para actividades turísticas, hacen que estos también deban ser recogidos en unas ordenanzas que no se adaptan a los nuevos modelos de ciudad petfriendly.

De hecho, encontramos unas ordenanzas muy restrictivas en las que se establecen algunas normas totalmente tajantes. Por supuesto, todas ellas acompañadas de sus respectivas sanciones económicas, como se puede leer en el BOP de Sevilla:

  • Todos los perros tendrán que estar registrado en el registro municipal.
  • Ningún perro podrá ir sin correa por la ciudad.
  • El responsable del perro tendrá que responder de los destrozos y daños que ocasione.
  • En caso de causar molestias a los viandantes (sin importar si van atados) podrán ser expulsados de la vía pública por la policía.
  • No tienen permitida la entrada en edificios públicos, transportes -salvo en los casos que ya hemos comentado-, espectáculos deportivos o culturales, etc.

Perros potencialmente peligrosos

Las ordenanzas municipales de Sevilla, consideran perros potencialmente peligroso aquellos que:

  1. Los que pertenezcan a las razas relacionadas en el Anexo I de la presente Ordenanza y a sus cruces.
  2. Aquellos cuyas características se correspondan con todas o la mayoría de las que figuran en el Anexo II de la presente Ordenanza.
  3. 3. En todo caso, aunque no se encuentren incluidos en los apartados anteriores, serán considerados perros potencialmente peligrosos:
    1. Aquellos perros incluidos dentro de una tipología racial que, por su carácter agresivo, tamaño o potencia de mandíbula, tengan la capacidad de poner en peligro la vida o la integridad física de las personas, de otros animales o de provocar daños relevantes en los bienes;
    2. Aquéllos perros que manifiesten un carácter marcadamente agresivo o que hayan protagonizado agresiones a personas o a otros animales. y hayan sido objeto de, al menos, una denuncia por dicha circunstancia.
  4. En los supuestos contemplados en el apartado anterior, la potencial peligrosidad habrá de ser apreciada e informada, una vez oído el propietario del animal, por un veterinario municipal atendiendo a criterios objetivos, bien de oficio o bien tras haber sido objeto de una notificación o una denuncia. Los costos que en su caso se deriven de la emisión de este informe correrán a cargo del propietario del perro

Razas ppp

Los Anexos I y II recogen los siguientes tipos de perros y de razas especificas

a) Pitt Bull Terrier.
b) Staffordshire Bull Terrier.
c) American Staffordshire Terrier.
d) Rottweiler.
e) Dogo Argentino.
f) Fila Brasileiro.
g) Tosa Inu.
h) Akita Inu.
i) Doberman.

Y también aquellos perros que cumplan una serie de características físicas:

a) Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
b) Marcado carácter y gran valor.
c) Pelo corto.
d) Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior
a 20 kg.
e) Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas
grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
f) Cuello ancho, musculoso y corto.
g) Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
h) Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

Lo que se nos antoja un poco vago, ya que no son los rasgos físicos los que convierten a un perro en peligrosos, sino la educación recibida y la agresividad innata que pueda tener la raza.

¿Te ha resultado útil esta publicación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *