Se sacarán muestras de ADN en las calles para multar a los dueños que no limpien los excrementos de sus perros

[Total:0    Promedio:0/5]

Se ha confirmado que el Ayuntamiento de Campdevànol, Girona, tiene planeado combatir el comportamiento de miles de propietarios de perros que dejan los excrementos de sus mascotas en las calles, parques y cualquier otra vía pública. Para conseguirlo, desde el 1 de febrero hasta el 31 de abril se obligó a los dueños de los perros a que extrajeran una prueba de sangre de sus mascotas para que el Ayuntamiento obtuviera el ADN de los mismos.

De esta forma, cuando las autoridades encuentren un excremento de perro en las calles, el Consistorio tendrá la posibilidad de saber a qué perro pertenece y así poder multar a su dueño. Para informar a todas las personas sobre estas nuevas medidas que se estarán llevando el Gobierno Municipal lanzó una campaña en la que advierte a todos los dueños de perros de que “a partir de ahora los excrementos de perro que se encuentren en Campdevànol tendrán el nombre de los dueños”.

Es necesario tener en cuenta que los costos de las extracciones de ADN serán pagados por el Ayuntamiento durante un periodo de tres meses cumpliendo con el presupuesto de 12.000€. A partir del mes de mayo los dueños serán los que tendrán que asumir el pago de la extracción del material genético.

Además de la recogida del ADN, el Ayuntamiento también aprobó un reglamento de tenencia de animales. Este fue aprobado de forma unánime por el último pleno durante el 2017 y en él se obliga a los dueños de perros a diluir la orina de los perros con agua para poder asegurarse de que la salubridad de los espacios públicos no se vea afectada y así se pueda evitar la degradación del mobiliario urbano.

cacas perro nombre apellido
Una imagen de la campaña informativa del Consistorio

En el nuevo reglamento, el simple hecho de no recoger de forma inmediata los excrementos de los espacios públicos se considerará como una falta a la ley y se podrá sancionar con una multa que puede ir desde los 500€ hasta los 2.000€.

Esta lucha contra las actitudes incívicas por parte del Ayuntamiento comenzó en 2016 con una campaña publicitaria en la que se podía ver a un niño jugando con arena, pero tenía las manos y la cara manchadas con excremento.

Por su parte, la concejala de Barrios, Dolors Costa, ha admitido que el objetivo principal de estas leyes es eliminar todos los excrementos de la calle, algo que no se ha podido conseguir hasta la fecha, pero si ha creado conciencia y que la campaña tuvo una recepción muy buena por parte de las personas.

Se han sancionado a muchos dueños de perros, pero el problema de los excrementos en las calles sigue vigente, por falta de recursos humanos, entre otras cosas. Asimismo, el ayuntamiento tiene esperanzas en que el banco de ADN que ha obtenido pueda reducir considerablemente el número de excrementos que se pueden encontrar en las calles.

About the author

Europa Press

Leave a comment: