Residencias caninas, hoteles y cuidadores de perros; ¿Cuál es la mejor opción?

En muchas ocasiones, los propietarios tenemos que ausentarnos de nuestra casa y dejar a nuestras mascotas unas horas o incluso días. En estos momentos, el propietario es cuando se pregunta donde puede dejar a su perro o con quién. Se trata de un momento difícil porque necesitamos que se ocupen de él o ella, pero no queremos que se quede con cualquier persona ni en cualquier lugar.

Para los que queremos a nuestros perros, es muy importante saber que van a estar bien atendidos y que no tendrán una mala experiencia. Al  saber que necesitas dejar a tu perro y que no quieres que cualquiera se ocupe de él, surge la duda: ¿Dónde dejo a mi perro?

En Toppercan te vamos a contar las posibilidades que tienes y cuál es para nosotros la mejor. Toma nota de todo lo que te contamos a continuación:

Residencias caninas

residencias caninas
Dos perros en una residencia canina

Las de toda la vida, los típicos cheniles con zona interior y exterior que tienen un muro de hormigón y valla metálica. Algunas residencias caninas tienen la zona interior de baldosa y el exterior con cemento o arena blanca y cuentan con calefacción para el invierno y sistema de aspersión de agua para el verano. También hay residencias caninas que disponen de un chenil único con parcela y una zona de descanso en el centro o lateral.

Estas residencias disponen de su propio pienso, aunque muy seguramente te dirán que si quieres puedes aportar el tuyo para que el perro no sufra un cambio. Si decides que el perro se alimente con pienso de la residencia, te aconsejo que lleves un poco del que acostumbra a tomar para que le puedan hacer el cambio poco a poco y evitar así problemas y diarreas. Cuando te lo lleves, pide un poco de su pienso  y haz el cambio poco a poco.

residencias caninas
Perro tras una valla

Beneficios de las residencias caninas: Normalmente las llevan personas amantes de los perros y en muchos centros encontrarás adiestradores caninos que se ocupan de los animales. La gran mayoría disponen de servicio veterinario 24 horas por lo que si ocurre una urgencia, lo atenderán de inmediato. También disponen de servicio de peluquería por lo que te pueden dar al perro limpio si lo deseas (es una opción que hay que coger sí o sí porque llegan con bastante mal olor) y se paga a parte del precio de residencia. Si tu perro es sociable, seguramente lo sacarán con mas perros a lo que ellos llaman «el recreo» y podrá disfrutar de muchos juegos.

Inconvenientes de las residencias caninas: Los perros se encuentran en un sitio que no conocen y con personas que no conocen, por lo que pueden tener depresión o cambio de carácter. Al estar en un chenil con vallado en vez de una pared, pueden ver al compañero de al lado, lo que produce que muchos perros ladren o intenten jugar con el compañero de al lado. En caso de que ladren o lloren por querer estar con el otro perro o simplemente porque se ponen muy chulos a través de una verja, se crea una situación de tensión y estrés entre dos perros que puede llegar a terminar mal.

Consejos para escoger una residencia canina: Si estás pensando en dejar a tu perro en una residencia canina pero no sabes si esa es la adecuada, te aconsejo que entres en Internet y veas las valoraciones. También es buena idea hablar con personas del parque con las que sueles pasear para ver dónde han dejado a sus perros y que experiencias tienen. Es recomendable visitar el lugar donde vas a dejar al perro y que te fijes en los siguientes puntos:

  1. Los cheniles de los perros que se encuentran allí están limpios.
  2. Los cuencos están limpios y con suficiente agua.
  3. Los perros están cuidados.
  4. El carácter de quien los cuida es afable (claramente tampoco podemos asegurar esto ya que cuando tú no estés, puede cambiar por completo).
  5. El cuidador tiene experiencia cuidando perros.
  6. Tienen un lugar donde dormir como cunas de plástico.
  7.  Disponen de un lugar donde realizar los llamados «recreos» y no están todo el día en la jaula. Esto lo puedes ver si ves perros sueltos en zonas de recreo.
  8. Ver que pienso utilizan (si es de calidad o de baja calidad).
  9. Ver el comportamiento de los perros cuando los cuidadores pasan por delante de sus cheniles. En caso de que el perro se esconda a lo lejos o esté en actitud de defensa, te está mostrando que no está muy contento con el trato recibido. Si ves este comportamiento en más de 5 perros, no debes dejar al perro allí.
  10. Si ves las vallas dobladas, es señal que los perros enganchan con la boca. Esto puede ser por una situación de estrés o de nervios cuando el criador o cualquier perro o persona pasa por delante del chenil. Yo jamás dejaría al perro en un lugar donde las vallas están hundidas o comidas, ya que es obligación del centro tener las instalaciones correctamente.

¿Cómo son los hoteles para perros?

Actualmente existen residencias caninas, como Perrotel El Zarzoso, donde poder dejar a tu perro. La mayoría de hoteles caninos son hoteles de lujo donde los perros disfrutan de ricas comidas, masajes y recreos largos. Acostumbran a tener su propia habitación con una cama, comederos de lujo y una muy buena alimentación. Además, en muchos de ellos tienen la opción de ir al spa canino y los cuidan como si fueran auténticos reyes. En muchos de ellos podrás encontrar la opción de la cámara web, donde podrás ver como cuidan y en que condiciones se encuentra tu mascota.

residencias caninas
Perros en un hotel canino

Beneficios de los hoteles para perros: Acostumbran a estar muy mimados y cuidados en un ambiente pensado 100% para ellos. Disponen de lo mejor para ofrecer al perro y utilizan alimentación de muy alta calidad.

Inconvenientes de los hoteles para perros: Las estancias tienen un precio elevado y en algunos pueden humanizar al perro.

Cuidadores de perros para vacaciones

Últimamente existe una tendencia de dejar a nuestros perros con cuidadores caninos. Existen APP donde se pone en contacto a personas que ofrecen sus servicios con quienes buscan cuidadores para sus perros. Esta es una gran opción ya que el perro se encuentra cuidado y en compañía durante mucho más tiempo que si escogemos una residencia o un hotel. Pero hay que tener mucho cuidado ya que realmente se está dejando a una persona que no conocemos.

En la mayoría de APP de cuidadores caninos, tanto los perros como los cuidadores están cubiertos con un seguro por si llega a pasar cualquier cosa. Es cierto que la gran mayoría de los que se apuntan a estas APP son personas amantes de los perros y que cuidan muy bien de ellos, pero hay que tener cuidado porque hay gente que lo único que busca es un beneficio económico y puede llegar a ser un problema para nuestra mascota.

residencias caninas
Perro con un cuidador canino

Beneficios de los cuidadores caninos: Nuestro perro está acompañado más tiempo y se encuentra en un hogar y no en un chenil. Si el cuidador es de tu misma zona, el cambio no será tan brusco ya que se encontrará dentro de lo que tu perro conoce, además podrá jugar con los mismos perros de siempre. Está vigilado 24 horas y en caso de que ocurra cualquier cosa, podrán llevarlo a su veterinario.

Inconvenientes de los cuidadores caninos: Algunos no saben de adiestramiento ni necesidades del perro, por lo que puede existir conflicto al no saber interpretar las señales del can. Los perros pueden sentir estrés o depresión al verse alejados de sus casas. Los perros pueden escaparse en algún paseo.

Cómo escoger un buen cuidador canino: Muchos de estos cuidadores son estudiantes que buscan sacarse un dinero extra. Debes tener mucho cuidado al escoger a tu cuidador, ya que en sus manos pones la vida de tu perro.

  1. Tiene nociones de los cuidados que necesita un perro.
  2. Sabe controlar un perro en caso de conflicto con otro animal.
  3.  En caso de ser a través de una APP, no tener valoraciones negativas de otros propietarios.
  4. Que viva en tu barrio o lugar de residencia y pasee a tu perro en los parques donde habitualmente lo hace.
  5. Que no le importe mandarte fotos o vídeos a tu móvil y te mantenga informado todos los días de cómo está el animal.
  6. Que no se ocupe de más animales de los que pueda controlar. Se han visto casos de cuidadores con más de 8 perros y es realmente difícil poder hacerte con todos de una sola vez si el cuidado debe realizarse en la ciudad y sacar todos a la vez.

También hay cuidadores caninos que te dan la opción de pasar en tu casa los días que vas a estar fuera. Esta opción es para gente que ya tiene mucha confianza en sus cuidadores y para nosotros, personalmente, es la mejor. Tu perro se encuentra dentro de su entorno, con los olores y artículos que conoce, con el olor de la familia y con todas sus pertenencias, por lo que hay menos posibilidades de que tu perro pase por una situación de estrés.

Si decides llevar a tu perro a una residencia, hotel o dejarlo en casa de un cuidador, te aconsejamos que le lleves efectos personales y alguna prenda con tu olor.

¿Cómo saber si mi perro ha estado bien cuidado?

La mejor señal es cuando el que se ha quedado al cuidado del animal te da su correa y éste prefiere estar con su cuidador. En Toppercan llevamos años con perros y siempre que los hemos dejado con su cuidador y volvíamos, nos miraban como diciendo: «Anda hola, si ya habéis vuelto». Para nosotros, esta es la mejor señal que podemos tener de que nuestro perro ha sido cuidado.

Deja un comentario