Este artículo trata sobre las diversas razas de perros braquicéfalos, características, historia, curiosidades y cuidados.

No es nuestra intención desarrollar aquí los numerosos problemas que padecen los perros pertenecientes a este tipo de razas, pues ya los exponemos en nuestro anterior artículo sobre los problemas más comunes de los perros braquicéfalos.

Razas de perros braquicéfalos

Boston Terrier

El boston terrier es un perro pequeño, de constitución fuerte y aspecto robusto. Su hocico es similar al del Bulldog, pero más largo y sin pliegues.

Es conocido como el “gentleman americano” por sus manchas blancas que recuerdan a un smoking y por su carácter tranquilo y cordial.

El origen de esta raza debemos situarlo en Boston, hacia 1870, fruto del  cruce entre el Bulldog inglés y varios tipos de Terriers provenientes de Inglaterra.
Al principio fue conocido con el nombre de “cabeza de bala” , “cabeza redonda” e incluso “Bull Terrier“,  lo cual molestó a los propietarios de los auténticos Bull Terrier, por lo que se terminó cambiando a Boston Terrier.

En 1891 se registra este nombre por vez primera en el American Kennel Club.

En 1915 se convirtió en la raza canina más popular de los Estados Unidos y en el perro de compañía de la gente famosa de entonces, como la actriz Paola Negri, quien se dejaba ver con  su Boston Terrier, de nombre “Patsy”, en todos los eventos sociales. “No Patsy, No Paola!“ era su frase favorita.

Razas de perros braquicéfalos
Boston Terrier

Carácter y cuidados del Boston Terrier

El Boston Terrier responde bien al adiestramiento y si están bien socializados son muy cariñosos.

Es un excelente animal de compañía.

Es conveniente bañarlo una vez al mes ya que su piel tiende a resecarse y producir caspa. Aparte de esto, el cuidado de su pelo es bastante sencillo ya que apenas pierde.

Bóxer

El bóxer es una raza canina de origen alemán, fruto del cruce de las desaparecidas razas bullenbeisser y  bulldog antiguo.

Debemos situar su origen en el Munich de 1895 de la mano de Philip Stockmann y su esposa Miriam.

Llegó a ser utilizado en las dos grandes guerras, sirviendo al ejército alemán como mensajero e incluso para arrastrar hasta la trinchera amiga a los heridos en el combate.

Razas de perros braquicéfalos
Pareja de bóxers

Carácter y cuidados del Bóxer

Es una raza muy fiel al dueño y su familia y muy válido como perro guardián, ya que es valiente y vigilante. También se caracteriza por su obediencia, especialmente si está bien adiestrado y socializado.  Generalmente es juguetón y, gusta de los niños.

Se le utiliza como bombero y perro policía (especialmente en EEUU), gracias a su  excelente olfato y a su coraje.

Necesita realizar suficiente ejercicio y debe controlarse bien su dieta.

Bulldog Inglés

El bulldog o bulldog inglés, como su propio nombre indica tiene su origen en el Reino Unido. Es una raza creada durante el siglo XVII para utilizarse en las peleas de perros hasta su prohibición en 1835.

Origen e Historia

El bulldog original era más ligero que el actual y más semejante al bóxer de hoy día.  En otros artículos de Toppercan, hemos hablado profusamente de esta raza y su origen. Tan sólo recordaremos que el origen de su nombre proviene de su función de apoyo a los carniceros, haciendo correr a los toros para que su carne fuera más suave.

Su origen puede remontarnos hasta el mastín tibetano, que fue traído a Europa por los fenicios. Esta raza llegó a Britania en la antigüedad y se cruzó con perros locales britanos, dando origen a una especie de mastín británico. Ese tipo de mastín llegó a emplearse en las luchas contra las legiones de César cuando, en el año 55 a C. desembarcaron por vez primera en Britania.

Este animal impresión de tal modo a los romanos, que estos se llevaron algunos a Roma donde se le empleó en los juegos para luchar contra osos y leones e incluso, tiempo después contra los primeros cristianos.

El Bulldog Inglés en la actualidad

El Bulldog Inglés actual está tan modificado que es la raza braquicéfala con más problemas de salud.

Razas de perros braquicéfalos
Bulldog inglés

Carácter y cuidados del Bulldog Inglés

El bulldog inglés actual es un animal orientado a la competición en exposiciones de belleza. Es inteligente, limpio y muy manso; es un excelente animal de compañía.

Deberemos prestar especial atención a sus huesos, pues los trastornos más frecuentes en la raza son  la displasia de cadera, y la cojera en las patas traseras.

Es recomendable el ejercicio diario con moderación sin realizar paseos que sean excesivamente largos ni salir a correr. Cuidar su dieta y mantener su entorno limpio para evitar alergias.

El Bulldog Francés

El bulldog francés hay que situarlo en el siglo XIX, cuando algunos ejemplares de bulldog inglés, fueron importados a Francia durante la revolución industrial, donde continuó su desarrollo como raza.

Realmente es el resultado de sucesivos cruces que los criadores de París hicieron con esta raza a finales del siglo XIX con objeto de conseguir un perro más ágil y atlético que pudiera participar con éxito en las peleas de perros.

Razas de perros braquicéfalos
Bulldog francés

Carácter y cuidados del Bulldog Francés

El Bulldog francés es un perro sociable y juguetón que necesita practicar ejercicio, aunque no es bueno someterlo a grandes caminatas ni apto para correr con él. Es protector, le encanta vivir en familia y es muy casero. Amante de los niños y respetuoso con otras mascotas de la casa. Poco ladrador. Un poco testarudo debido a su origen como perro de presa, requiere de un buen adiestramiento. Tranquilo y dormilón.

El sonido que hacen los ronquidos tanto por la noche como de día son característicos de la raza pero si el sonido es exagerado o se ve claramente que el cachorro le cuesta respirar, se trata de un defecto que puede acarrearle graves problemas de salud.

Las complicaciones más frecuentes están relacionadas con desproporciones en el tamaño o exceso de peso y pueden ser tan graves como la dificultad respiratoria, complicaciones cardíacas y problemas de columna. Estos problemas no son fáciles de prevenir puesto que esta raza está muy seleccionada y aunque los cachorros aparentemente sean sanos no se puede prevenir una posible patología futura.

Como el resto de razas de perros braquicéfalos, su salud de suele ver afectada por los problemas típicos de estas, (dificultades respiratorias asociadas al Síndroma Braquicéfalo, que en algunos casos requieren de cirugía, problemas oculares, torsión estomacal, etc.

Pug Chino o Carlino

El Pug Chino es una de las razas más antiguas que existen, si bien la raza ha variado muchísimo a lo largo de la historia. Hoy en día es un perro mucho más pequeño, la cola enroscada y un  hocico completamente hundido, lo cual condena a la raza a sufrir las clásicas complicaciones de los perros braquicéfalos.

Se piensa que “Pug”, deviene del inglés arcaico pugg, que significaría “perro juguetón”, mientras que “carlino”  proviene de Francia, y se lo debe a un actor italiano del siglo XVIII llamado Carlo Antonio Bertinazzi, conocido como Carlin, que interpretaba a Arlequín en el teatro parisino, y cuyo aspecto se asemejaba al antifaz negro del Pug Chino.

Es una raza pequeña y robusta de aspecto compacto, bien proporcionada. Curiosamente, sus excrementos apenas dejan olor.

Razas de perros braquicéfalos
Pug Chino o Carlino

Carácter y cuidados del Carlino

El pug es un perro bastante tranquilo y apacible, siempre que esté bien socializado. Sólo en el caso de maltrato puede llegar a morder. En caso contrario, suele llevarse bien hasta con perros de mayor tamaño.

Es juguetón que se lleva bien con los niños, y al igual que la mayoría de razas braquicéfalas, muy leal a la familia y muy amigo de los niños.

Conservan la toducez del perro de presa y a veces hay que tener un poco de paciencia con ellos, especialmente en lo que respecta  a la llamada.

Es más ladrador y vital que el Bulldog francés, especialmente en su etapa de cachorro y juventud, si bien con la edad tiende a mostrarse más tranquilo, casero y reposado.

Debe ponerse especial cuidado en sus ojos, que al ser más saltones que en el resto de razas, están más expuestos a roces y lesiones. Es aconsejable limpiárselos una vez por semana con un algodón húmedo (de agua hervida y enfriada) para eliminar la suciedad y las secreciones.

También hay que poner atención en sus oídos, ya que al tener las orejas caídas, y no circular bien el aire, se forman humedad que puede ocasiones infecciones. Para evitarlo es necesario limpiar las orejas una vez a la semana con una gasa ligeramente humedecida, y secarlas bien posteriormente. No debemos utilizar bastoncillos, que pueden causar serios daños en el oído interno.

Cavalier King Charles Spaniel

El Cavalier King Charles Spaniel es una raza de perro pequeño cuyo origen debemos situarlo en la Inglaterra del siglo XVI.

Fue muy popular entre la nobleza de la época como animal de compañía y posó con numerosas damas en los retratos de la época.

Curiosamente, se ganaron el apodo de “perro de aguas suave” y el de “consolador”, ya que las damas de la época lo usaban para mantener el calor durante los viajes en carruaje en  las épocas frías. Estos perros fueron llamados a veces “perro de aguas suave” o “Consolador”, cuando las señoras viajaban en carruajes llevaban un perro de aguas en sus faldas para mantener el calor durante el invierno.

El propio emperador Carlos I adoptó un Charles Spaniel durante el tiempo que residía en su castillo de Carisbrooke.

Será, sin embargo, con Carlos II con quien alcance su mayor popularidad. Existe la leyenda de que este monarca promulgó un edicto que no podía negarse la entrada a lugares públicos a cualquier que portase un perro de esta raza.  Del cruce del Pug, con los originales perros de agua ingleses, proviene el actual King Charles Spaniel.

Es decir, desde el siglo XVI el perro se fue achatando cada vez más hasta convertirse en la raza que hoy conocemos, si bien se realizaron intentos de recrear la raza original, cruzándolo esta vez con el Toy Spaniel Trawler.

Razas de perros braquicéfalos
Charles Spaniel

Carácter y cuidados del Spaniel

El Charles Spaniel es una raza muy vital y con mucho instinto para la persecución, incluyendo a los vehículos. Por eso se recomienda la utilización de correa, aunque la perseverancia el adiestramiento, pueden compensar este temperamento natural.

No es un perro agresivo ni gusta de pelear con otros perros. Ni siquiera ladra a los extraños, pues considera amigo a todo el mundo y por ello no es un buen perro guardián.

Como todos los Spaniel tienen un poderoso instinto de caza y debemos poner fuera de su alcance a otras mascotas, como pájaros, u otros animales de pequeño tamaño.

Es una raza noble y amistosa. Gusta de los niños, con los que muestran gran paciencia y también del resto de los perros.

Suelen sufrir problemas de salud debido a su genética, como el prolapso mitral la dolorosa siringomielia, displasia de cadera y luxación de rótulas. También puede padecer cataratas.

Lhasa Apso

El lhasa apso es una raza canina de origen tibetano, de tamaño pequeño y pelo largo.

Su origen podría situarse en el año 800 a C. Se le utilizaba junto con el mastín tibetano, al que alertaba con sus ladridos de la presencia de intrusos. Para los monjes budistas, fue considerado un símbolo de buena suerte y solían regalarse por estos a los altos mandatarios los países vecinos.

Razas de perros braquicéfalos
Pareja de Lhasa Apso

Carácter y cuidados del Lhasa Apso

Es un perro muy alegre, juguetón, glotón y testarudo.

Quizá debido a su pasado, implícito en su genética, suele mostrarse desconfiado con la gente que no conoce y por eso mismo le cuesta un tiempo tomar confianza. Pero después se convierten en amigos leales de por vida.

Es algo dominante hacia otros perros, algo que debe corregirse durante su socialización y adiestramiento.

Pequinés

El  pequinés, como su propio nombre indica, tiene su origen en Pekín, y en un antigua raza de perros de compañía.

Deriva de los antiguos perros lanudos del Tíbet y ya aparece la raza como tal en documentos y grabados coreanos que datan del 2000 a C, y también aparece en otros muy posteriores del siglo octavo después de Cristo.

Existe una gran mitología oriental para el origen de esta raza. Se cuenta que al principio era un león que se prendó de una mona y al pedir permiso al dios Hai Ho para poder tomarla, este le respondió que sólo le daría su consentimiento si estaba dispuesto a sacrificar su tamaño y fuerza. Según esta leyenda, el pekinés es el fruto de aquel amor entre un león y una mona, del que este heredó la valentía y el orgullo de su padre y el tamaño y la inteligencia de su madre.

Un origen indudablemente hermoso,

Sin embargo, el pekinés fue durante mucho tiempo un privilegio exclusivo de nobleza y de la familia imperial.

El pequinés o pekinés llega a Europa en 1860, en el período de la 2ª Guerra del Opio, a raíz de las incursiones inglesas en Pekín, tomados como botín después del saqueo del Antiguo Palacio de Verano

Uno de los tres perros que sobrevivió al hundimiento del Titanic fue un pequinés llamado “Sun Yat Sen“, propiedad del millonario británico Henry Harpe.

Razas de perros braquicéfalos
Pekinés

Carácter y cuidados del pekinés

Debido a su origen, el pequinés es un perro que gusta del hogar y de la familia. No es muy ladrador, pero siempre está alerta y enseguida se manifiesta ante la presencia de ruidos extraños o sospechosos. Es por esto que es un buen perro guardián. No necesita realizar demasiado ejercicio.  Como en la fábula, su valor no se corresponde con su pequeño tamaño, ya que posee una gran seguridad y no tiene reparos a la hora de atacar a un perro mucho mayor si siente que invade su espacio. No le gusta la soledad y necesita sentirse acompañado.

Al igual que otras razas de perros braquicéfalos, sus ojos saltones pueden ocasionarle más de un disgusto debido al roce o infecciones, por lo que se recomienda la observación y la limpieza semanal.

También es susceptible de padecer el síndrome braquicefálico, y disnea (dificultad para respirar).

Shar Pei

Mezcla de mastín tibetano y Chow Chow,  debemos situar el origen del Shar Pei, como mínimo en la Dinastía Han, de cuando ya tenemos las primeras pruebas de su existencia (hacia finales de la III centuria a C).

El Shar Pei (Piel de arena en Chino), fue el símbolo de la antigua Dinastía Han, siendo considerado en China un símbolo de energía, afecto y amor.

Esta raza se utilizó para guardar tumbas en la antigüedad y después fue empleado como perro de defensa y guardián del ganado. También se la explotó para las peleas de perros.

Estuvo a punto de desaparecer durante los años 60 a manos del régimen comunista por ser considerado un símbolo de la burguesía y llegó a utilizarse como alimento. En 1978 fueron nombrados como la raza de perro más rara del mundo por la revista Time y el Libro Guinness de los Récords .

Hoy en día, existen dos ramas de Shar Pei: La Americana y la Tradicional. La primera es de tamaño más pequeño y grueso con las arrugas más pronunciadas, pelo más largo y hocico más ancho.

El de la rama China es más delgado, alto y de patas rectas y altas.

Razas de perros braquicéfalos
Pareja de Shar Pei cachorros

Carácter y cuidados del Shar Pei

Es una raza tranquila y equilibrada. Muy fiel a su amo, de carácter reservado, semejante al de los gatos. A veces juega con los objetos dando zarpazos al igual que estos. De pequeño tiene una tendencia excesiva a morder las cosas de la casa, por lo que debe ponerse especial cuidado con los objetos de madera.

A medida que madura se vuelve tranquilo, pudiendo caer en un excesivo sedentarismo, por lo que ser recomienda sacarlo a pasear varias veces al día.

Es un perro muy familiar y acostumbra a mostrarse indiferente con los extraños.

Es importante una correcta socialización y adiestramiento desde cachorro para compensar su temperamento obstinado y un tanto antisocial, utilizando siempre el refuerzo positivo como método.

Además de los problemas típicos de las razas de perros braquicéfalos, el punto débil del Shar, es su piel que, debido a las arrugas se vuelve delicada. Los veterinarios suelen recomendar la alimentación con pienso hipoalergénico a base de pescado para prevenir afecciones como la dermatitis.

Una dolencia frecuente en esta raza es el entropión; que se produce cuando el borde del párpado se pliega o invierte hacia la superficie del ojo, lo cual puede causar una ulceración de la córnea. Es más frecuente en la línea americana de Shar Pei, aunque también en la china.

Para prevenir esto se recomienda la suturación de los párpados cuando son cachorros. En cualquier caso, es una medida temporal ya que algunos ejemplares al terminar su crecimiento no suelen requerir cirugía para retirarles pequeñas porciones de piel en los párpados.

También pueden sufrir de otitis debido al pequeño tamaño de sus orejas.

Shih Tzu

Es una raza de tamaño pequeño que tiene su origen en el Tibet. Fueron criados para que se asemejaran a alfombras vivientes, en consonancia con la cultura china. Al igual que la raza Lhasa Apso, está estrechamente emparentada con la religión budista.

Incluso se piensa que proviene del cruce de esta raza y la Pequinés.

De hecho, Shih Tzu proviene de  “perro león”  en chino, ya que esta raza fue criada para asemejarse al león, tal y como son representados en el arte tradicional.

También se le conoce como el perro “Xi Shi” (西施犬) porque Xi Shi fue considerada como una de las mujeres más bellas de la antigua China.

Razas de perros braquicéfalos
Shih Tzu

Carácter y cuidados del Shih Tzu

El Shih Tzu es una raza muy activa y estética

Es un perro leal, sociable y cariñoso. Muy válido como perro guardián por su permanente estado de alerta, si bien no fueron criados expresamente para tal función y, a diferencia del Lhasa Apso, que sí lo fue, suele mostrarse más amistoso y receptivo que este ante las nuevas visitas. Es juguetón y amante de los niños.

Además de los problemas derivados de las razas de perros braquicéfalos, debemos Los ojos son siempre enormes, por lo cual hay que prestarles un cuidado especial si se quieren evitar problemas de salud en esta zona.

Alimentación de las razas de perros braquicéfalos

Hay que tener cuidado con la alimentación de las razas de perros braquicéfalos, pues son de estómago delicado que no aceptan bien otra cosa que no sea el pienso seco.

Debemos procurar ponerles el plato a una altura suficiente como para no tener que agachar su cabeza, ya que, de lo contrario, tienden a tragar más aire.

Contenidos relacionados

Publicado por Pablo Chaves

Redactor y comentarista freelance para diversas plataformas y periódicos digitales. Amante de la naturaleza y estrechamente vinculado con el mundo animal. Músico y escritor vocacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *