Mejor conocido por su largo abrigo atado que se parece a las rastas, el Puli es un perro de pastoreo y compañero de familia muy trabajador. Enérgico y animado, esta raza parece mucho más grande de lo que es debido a ese distintivo pelaje. Gracias a su confianza en sí mismo y su inteligencia, el Puli no tendrá problemas para ser el centro de atención en su hogar.

Características del Puli

Puli
El Puli es fácilmente distinguible por sus ‘rastas’

El Puli, también conocido como perro de agua húngaro, todavía se usa para pastorear ovejas en su tierra natal. Los pastores húngaros se enorgullecen mucho del Puli y sus habilidades; hay un dicho entre ellos: ‘no es un perro, es un Puli’, con el que tratan de indicar que es mucho más que un simple animal.

Los pulik (la forma plural de Puli) son seguros de sí mismos, muy inteligentes y sensibles con sus dueños. Muchos tienden a actuar como niñeras y tutores de niños y otros animales en la familia. Pueden ser muy sensibles a las necesidades de los ancianos y los enfermos. Eso les  hace excelentes perros de terapia. Aunque es cariñoso y disfruta (y espera) la adoración de su familia y amigos, desconfía de los extraños.

El Puli es un perro de voluntad fuerte que intentará controlarte, a veces sin siquiera darte cuenta. Su instinto es proteger y pastorear, lo que a veces se extiende a decirte cuándo es el momento de acostarse o dónde sentarse o, por ejemplo, decir que es el momento de mover a los niños de una habitación a otra.

El distintivo abrigo del  Puli, que puede durar unos cuatro años en crecer y ser completamente un cordón, viene en colores sólidos de negro oxidado, negro, todos los tonos de gris y blanco. En Hungría, un color común es fako, que se describe como el color del interior de un rollo de trigo integral.

Su capa de pelo hace que el Puli se vea mucho más grande de lo que realmente es. El ancho del abrigo en la parte posterior puede ser tres veces más ancho que el perro real. Debajo de todo ese pelo, el Puli pesa alrededor de 13 kg y mide medio metro de alto.

El característico pelo del Puli

Sin embargo, este abrigo único requiere una gran cantidad de cuidado para mantenerlo limpio y atractivo. Lo que hace que no sea un perro para principiantes. De hecho, incluso muchos peluqueros profesionales no saben cómo cuidar adecuadamente un abrigo con cable, no necesariamente porque carecen de habilidades, sino porque el dueño promedio de una mascota rara vez tiene un perro con rastas. Si tu corazón está decidido a ser dueño de un Puli, tendrás que aprender a mantener el pelo por tu cuenta.

Algunos propietarios optan por recortar el abrigo para que sea más fácil cuidarlo, aunque los entusiastas de Puli  se estremecen al pensar en esto: las cuerdas son una parte vital de la identidad Puli, dicen. Mientras que recortar el abrigo es perfectamente aceptable para una mascota, el programa Puli aparece solo con cuerdas en la mayoría de los países. Sin embargo, se lo puede mostrar con cordones o cepillado en los Estados Unidos.

El Puli no nace con estas rastas. Los recién nacidos son cachorros redondos con un poco de pelo rizado en sus abrigos, que pronto se convierte en pelusa. El abrigo adulto aparece aproximadamente al año de edad, en ese momento la pelusa se separa a mano en cuerdas. Este proceso de separación de cables continúa durante aproximadamente tres o cuatro meses hasta que se establecen las rastas tipicas del Puli.

En la madurez (aproximadamente cuatro años de edad), el pelaje puede llegar al suelo. Los cordones de la cabeza caen sobre la cara, tapando los ojos. Algunos propietarios amarran estas cuerdas para mantenerlas alejadas de la cara del perro.

Personalidad

El inusual abrigo con cable a menudo llama la atención de aquellos que no están familiarizados con la raza. Pero para aquellos que conocen y aman a los Puli, es su personalidad la que se destaca.

El Puli es amante de la diversión y afectuoso, y disfruta de la compañía de su familia. También es inteligente, trabajador y atlético. Al ser distante con los extraños, es un buen perro guardián. También es un perro de voluntad fuerte, que requiere un dueño firme pero amable.

Información básica

[one_half_first]Altura a la cruz: de 37 a 44 cm.
Peso: de 10 a 15 kg.
Capa: negra completa, negra rojiza, gris o blanca.
Promedio de vida: de 10 a 15 años.
Carácter: cariñoso, extremadamente hábil para el aprendizaje.
Relación con los niños: excelente.
[/one_half_first][one_half_last]Relación con otros perros: buena.
Aptitudes:
perro de compañía y perro pastor.
Necesidades del espacio: se adapta a cualquier espacio, pero necesita ejercico diario.
Alimentación: según tamaño y peso.
Arreglo: muy alto.
Coste mantenimiento: moderado. [/one_half_last]

Estándar

  • Clasificación FCI: Grupo 2: Perros tipo pinscher y schnauzer – Molosoides – Perros tipo montaña y boyeros suizos. Sección 2: Molosoides. Tipo 2.1 Dogo.Grupo 1: Perros de pastor y perros boyeros (excepto perros boyeros suizos) > Perros de pastoreo
Puli
El Puli es un perro pastor cargado de energía

Historia de la raza

El Puli es una raza antigua, con una historia que se remonta al menos a 2.000 años. Algunos creen que un perro similar al Puli existió hace 6.000 o más años; otros creen que el Puli deriva más recientemente del Terrier tibetano.

El Puli en la Antigüedad

Hay indicios de que los sumerios usaron perros Pulik o Puli para pastorear ovejas hace miles de años. Las placas de arcilla encontradas en las excavaciones de la ciudad de Eridu revelan las leyes sumerias sobre los animales. Uno de estos tiene líneas que se refieren a un Puli y un Komondor, otro perro de pastoreo. También en el mismo sitio de excavación, se encontró una estatuilla intacta de un Puli en la cripta de una niña de ocho años.

Alrededor del cambio de siglo, las tripulaciones que excavaban en busca de petróleo en lo que ahora se conoce como Iraq, que una vez fue el hogar de la antigua civilización conocida como Sumeria, encontraron la tumba de un hombre que había sido sepultado con un perro de tamaño mediano y una oveja. Entre los artefactos en la tumba, encontraron un nudo largo y áspero que era casi blanco con la edad. La composición de ese cabello era muy similar a la de Puli de hoy. Se cree que este hombre era un pastor, enterrado con su perro pastor favorito y una oveja.

La llegada a Hungría

Hace unos 1.100 años, los miembros de la tribu Magyar llevaron a Pulik a Hungría, donde fueron muy apreciados por sus habilidades de pastoreo. Muchos de los pastores preferían los perros negros porque eran más fáciles de ver entre los rebaños blancos. Se cree que el Puli se usó para arrear y conducir las ovejas, mientras que el Komondor más grande se usó para proteger a los rebaños.

En aquel entonces, un buen Puli costaba tanto como el salario anual de un pastor. Por mucho que valoraran a sus perros, sin embargo, fueron despiadados al sacrificar a aquellos que no eran tan inteligentes o que no podían realizar bien sus deberes. Muchos piensan que este sacrificio es la razón por la cual el Puli es una raza tan inteligente y saludable en la actualidad.

En la década de 1800, los pastores húngaros determinaron las mejores características de estos pequeños perros pastores, y trataron de reproducirse específicamente para producir animales de alta calidad. A fines de 1800, se escribió la primera descripción del Puli, pero para entonces la necesidad del perro ovejero estaba disminuyendo, y también su número.

El Puli en el siglo XX

En 1912, el Dr. Emil Raitsits, profesor de la Universidad Húngara de Medicina Veterinaria, comenzó un programa para salvar a los Puli de la extinción. Adolf Lendl, el director del Zoológico de Budapest, se unió al esfuerzo. Juntos remodelaron parte del zoológico para un programa experimental de reproducción y exhibición. El programa se expandió, y finalmente nombraron a su criadero Allatkert. Las existencias básicas para muchas perreras húngaras provienen de la perrera Allatkert.

En 1915, los entusiastas escribieron el primer estándar de raza para los Puli. En 1924, la Federation Cynologique Internationale (International Kennel Club) aprobó este estándar. Al principio había tres categorías de Puli: el Puli ancestral (de trabajo) con un pelaje hirsuto; el lujo o espectáculo Puli; y el enano Puli.

En 1935, se reconocieron cuatro tamaños de Pulik: el Puli policía (50 cm de alto); el Puli de trabajo o mediano (40 a 50 cm de alto); el pequeño Puli (30 a 40 cm); y el Puli enano, en miniatura o de juguete (30 cm o menos). El Puli de tamaño mediano era el más popular.

En este momento, poseer un Puli, un Komondor u otras razas húngaras nativas se convirtió en una fuente de orgullo en Hungría. Aproximadamente al mismo tiempo, el Departamento de Agricultura de los EEUU se interesó en el Puli y, en 1935, importó cuatro Pulik de pura raza para participar en las pruebas de pastoreo de perros realizadas en las instalaciones del Departamento en Beltsville, Maryland. Se dice que los Pulik obtuvieron altas calificaciones en estas pruebas, aunque los resultados nunca se publicaron.

La Segunda Guerra Mundial

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, las pruebas se detuvieron y el Pulik se vendió a criadores profesionales. Se cree que los cuatro perros originales y su progenie son los primeros Pulik en los Estados Unidos.

La Segunda Guerra Mundial fue devastadora para Hungría y también para los criadores de perros, en particular los de Europa. La comida era escasa y no había suministros médicos. Las perreras tuvieron que entregar su valioso ganado a personas de otros países, y los Pulik que quedaron atrás fueron a menudo asesinados con bombas o con disparos de soldados alemanes o rusos. Si la raza no hubiera sido tan popular antes de la guerra, probablemente ya estaría extinta.

Así como los Pulik sobrevivieron a las duras llanuras de Hungría, venció a las probabilidades y, después de la guerra, el número de Pulik en Hungría creció. En 1959, el Puli Club húngaro creó un estándar de raza Puli que eliminó el Pulik de juguete y tamaño policial e incluyó todos los tamaños restantes en una categoría. En la década de 1960, el número de Pulik en Hungría había alcanzado los números anteriores a la guerra.

El Puli fue aceptado para el registro del American Kennel Club en 1936, y el Puli Club of America se formó en 1951.

Puli
Las rastas del Puli son inolvidables

La salud

Los Pulik son generalmente saludables, pero como todas las razas, son propensas a ciertas condiciones de salud. Y es importante conocerlas si estás considerando esta raza. Aunque, por suerte, ni son muchas ni es mortal ninguna de ellas.

Displasia de cadera

Se trata de una afección hereditaria en la cual el hueso del muslo no encaja perfectamente en la articulación de la cadera. Los criadores están tratando de eliminar este problema, por lo que los perros con displasia de cadera no se cruzan. Algunos perros muestran dolor y cojera en una o ambas patas traseras, pero otros no muestran signos de incomodidad. A la larga, suelen degenerar en artritis, pero de cualquier forma, esta puede desarrollarse a medida que el perro envejece.

Atrofia de Retina Progresiva

Esta es una familia de enfermedades oculares que involucra el deterioro gradual de la retina. Al principio de la enfermedad, los perros afectados se vuelven ciegos durante la noche, es decir, cuando menos luz entra en sus retinas; pierden de vista durante el día a medida que la enfermedad progresa. Muchos perros afectados se adaptan bien a su visión limitada o perdida, siempre que su entorno permanezca igual.

Cataratas

Las cataratas causan opacidad en el cristalino del ojo, lo que produce una visión deficiente. Los ojos del perro tendrán una apariencia turbia. Las cataratas generalmente ocurren en la vejez y, en ocasiones, pueden extirparse quirúrgicamente para mejorar la visión.

Adiestramiento

Gracias a su inteligencia, es relativamente sencillo entrenar al Puli. Pero hay que evitar el uso de técnicas de dominación. Aprovecha su gusto por los juegos y utiliza técnicas vinculadas al agility, así mantendrás su atención y lograrás mayores avances. Aunque siempre es bueno ir a adiestradores profesionales, puedes usar sencillas técnicas en casa para enseñar comandos sencillos a tu perro. Por ejemplo, muchos Pulik son vocales y les gusta ladrar: un comando ‘silencioso’ debe ser parte del entrenamiento temprano.

Al igual que todos los perros, el Puli necesita una socialización temprana, la exposición a muchas personas diferentes, imágenes, sonidos y experiencias, cuando son jóvenes. La socialización ayuda a asegurar que tu cachorro Puli crezca y se convierta en un perro bien redondeado.

Inscribirlo en una guardería desdea cachorros es un gran comienzo. Invitar a los visitantes con regularidad y llevarlo a los parques ocupados, las tiendas que permiten perros y los paseos tranquilos para conocer a los vecinos también lo ayudarán a pulir sus habilidades sociales.

El entrenamiento apropiado y la socialización son esenciales para que tu Puli no se imponga sobre ti. Debe aprender buenos modales caninos, y  tú debes aprender a no dejarte guiar por él. Este perro es un líder, y él te guiará si lo permites.

Cuidados diarios

El Puli es un perro de pastoreo  y eso no lo ha perdido. Por eso, vivirá mejor en un hogar con espacio suficiente para que pueda competir con su energía natural. Un gran patio cercado (hacer una cerca muy alta) o una granja sería lo ideal. Puede adaptarse a espacios de vida más pequeños, pero correrá y saltará por toda la casa usando para ello tus muebles.

Es un compañero leal que le gusta estar con gente, y no debería ser relegado permanentemente al patio trasero. Pero debido a su energía, es necesario ofrecerle oportunidades de correr y desfogarse, por lo que es fundamental darle horas de juego y carrera todos los días.

El ágil Puli es un buen candidato para muchos deportes caninos, especialmente las pruebas de pastoreo, la agilidad y la competencia de obediencia (aunque el trabajo de obediencia puede parecer repetitivo para el divertido Puli). Si no es un perro trabajador, necesita los desafíos mentales y físicos disponibles en los deportes caninos. De lo contrario, puede aburrirse, lo que puede llevar a comportamientos destructivos como ladrar, cavar y masticar.

La agilidad de Puli puede meterlo en problemas. Se ha demostrado que un Puli puede saltar cercas de seis pies, así que asegúrate de que tu jardín tenga una cerca segura y alta para evitar que se escape y se hiera.

Higiene y cepillado

Algunos abrigos Puli se dividen en cuerdas de forma natural, aunque la mayoría son ayudados por los humanos, que separan las cuerdas a mano cuando entra el abrigo adulto. A medida que la textura del pelaje cambia de pelusa de cachorro a pelaje de adulto, la capa interna se empaqueta en el interior del zarcillo del pelaje externo para formar una estructura similar a un fieltro. El saco tarda aproximadamente cuatro años en madurar por completo.

Manten el abrigo de tu Puli suave y sin enredos mediante cepillado y peinado regulares para eliminar los enredos y la suciedad y para distribuir los aceites naturales de la piel.

La capa con cable nunca debe cepillarse, sino que se maneja a mano: primero se humedece con agua, luego los cables se separan y se giran. La longitud de la capa con cable a veces se recorta para evitar que se acumule polvo y suciedad.

Puli
Su pelaje necesita muchos cuidados

El baño

Bañar una capa Puli esponjosa es como bañar a cualquier otra raza. Coloca el perro en la bañera, agrega agua y jabón, y frota. Sin embargo, meter a tu Puli en la bañera es una tarea que lleva mucho tiempo y que requiere mucho trabajo:

  1. Los cables deben estar completamente empapados con agua (esto lleva un tiempo), y luego puede usar un poco de champú diluido. El enjuague puede tomar hasta 30 minutos.
  2. Las cuerdas se exprimen, primero a mano y luego con una toalla. Después de un baño, algunos propietarios ponen una sudadera sobre el Puli para continuar absorbiendo el agua.
  3. Secar al aire el pelaje puede tomar hasta dos días. Pero no se recomienda el secado por calor debido al tiempo que lleva secar los cables; el Puli puede sobre-calentarse y, más comúnmente, irritarse con el largo proceso de secado.

Por razones obvias, no es aconsejable bañar al Puli con frecuencia. Sin embargo, hay momentos en que es necesario: las rastas recogen alimentos (alrededor de la cara), materia ocular, orina, heces y rebabas.

¿Cómo adquirirlo?

Si estás buscando un perro de raza o pedigree, ponte en contacto con la  Real Sociedad Canina Española (RSCE) para informarte de aquellos que cumplen los requisitos legales y éticos.  En España, existen media decena de criadores de esta raza, por lo que podrás hacerte con uno con relativa facilidad.

Recuerda que el temperamento de un perro se ve afectado por una serie de factores, que incluyen la herencia, el entrenamiento y la socialización. Los cachorros con buen temperamento son curiosos y juguetones, dispuestos a acercarse a las personas. Elige el cachorro con cuidado, para que no sea excesivamente nervioso ni tímido.

Si prefieres adoptarlo, será más complicado, ya que es una raza que raras veces encontrarás en perreras o refugios, pero quizás encuentres algún particular dispuesto a regalar / vender sus cachorros. Puede que no sean de raza pura, pero si lo quieres par tu hogar es una buena opción.

Otros perros similares a nuestro Puli

Si el Puli no es tu perro o no puedes cubrir sus necesidades, quizá prefieras elegir otro perro pastor. Y en ese caso, te ofrecemos varias opciones:

Contenidos relacionados

Publicado por Javier Fornell

Redactor y comentarista freelance para diferentes plataformas digitales y amante de los animales. Novelista, historiador y bibliotecario. Como decía Borges 'los libros son el camino al paraíso'.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *