¿Tu perro es obeso? Descubre qué debería comer

¿Has ido recientemente al veterinario y te ha comentado que tu perro es obeso? Si es así, lo más probable es que ya estés pensando en ponerle menos cantidad de comida o en fomentar su actividad física. Ambas opciones son adecuadas, pero te recomendamos que te plantees un cambio de dieta más profundo para alcanzar tu objetivo en menos tiempo.

¿Dieta BARF para perros obesos?

Las siglas aluden a «alimentación cruda biológicamente adecuada». Resulta muy habitual pensar que un perro debe comer exclusivamente pienso seco o comida húmeda. Si bien estas opciones han demostrado su eficacia, a la larga estarás evitando que el instinto de tu mascota desaparezca. Es decir, un perro está genéticamente preparado para degustar comida cruda sin problemas y, de hecho, es la mejor manera de alimentarlo. Entre otros aspectos, destacamos:

Puppies Dogue de Bordeaux – Raw food meat
  • Una mayor claridad en los ingredientes que contiene el producto. En los piensos estándar aparecen huesos molidos, ceniza y otros elementos diseñados exclusivamente para engordar el resultado, pero con cero aporte nutricional. En la dieta BARF siempre vas a saber qué come tu perro.
  • El uso de materia prima de calidad. Es frecuente la inclusión de trozos de carne magros, de vísceras y de otras opciones como el pescado. La variedad de sabores y aromas juega a tu favor para que tu perro disfrute más de la comida.
  • La mayor implicación que vas a necesitar para medir la cantidad de comida necesaria en cada toma. No vas a poder dejar un bol lleno de pienso y que tu perro coma cuando quiera. Esta dieta te exige mayor detenimiento y también observar cuáles son las costumbres de tu perro a la hora de comer.
  • El periodo de adaptación. A la hora de comenzar con esta dieta vas a tener que ir intercalando las nuevas opciones con las que viene ya tomando. En menos de 15 días podrás conseguir tu propósito de renovar totalmente la dieta de tu fiel amigo.

¿Cuáles son las ventajas de la dieta BARF contra la obesidad?

Son diversas, por lo que consideramos más adecuado dividirlas en distintos apartados explicativos para que te sea más fácil consultar cada una de ellas.

Una dieta a medida

La propuesta de Natuka, por ejemplo, te solicita que incluyas todos los datos de tu perro antes de hacer el pedido: su raza, su edad, su sexo y su peso actual. Puedes añadir si quieres una dieta de mantenimiento o de adelgazamiento. A partir de ahí, el sistema te recmienda automáticamente cuál es la opción más adecuada. En cada pedido se incluye una carne de tu elección, verduras (aportan fibra y facilitan la digestión) y minerales. Las dietas las hacen veterinarios especializados por lo que ganarás en seguridad y en fiabilidad.

La pérdida de peso

La reducción drástica de esos componentes de relleno de muchos piensos va de la mano de una mayor actividad en tu perro. Al aumentar las vitaminas y los minerales que ingiere, tendrá más energía que nunca y no tardará en querer moverse, explorar, pasear y estar más activo. Los casos de sobrepeso en los perros pueden tener como causa una enfermedad concreta o el sedentarismo. Este está provocado por una dieta pobre en nutrientes que invita al perro a descansar durante buena parte del día.

Cuando en su comedero vea algo apetitoso, con un aroma distinto y con una textura que su genética reconocerá al primer mordisco, no tardarás demasiado en comprobar cómo tu perro disfruta al máximo de cada toma. Recuerda que debes dejarle la dosis recomendada unos 10 minutos. Lo que no tome en ese momento, deséchalo para que cada vez que coma tenga sus alimentos en perfecto estado de conservación.

Los efectos sobre el cuerpo del perro

Hablábamos antes de enfermedades que provocan que tu mascota se mueva menos. Las dolencias articulares más frecuentes (artrosis o artritis entre otras) provocan molestias a la hora de ponerse de pie o caminar. La dieta BARF ayuda a regenerar el cartílago de las articulaciones, tiene un alto aporte de proteínas para fortalecer el músculo y mejora la salud de tu perro con enorme facilidad.

Progresivamente comprobarás cómo le cuesta menos trabajo moverse, lo que le llevará a perder peso. Además, sus uñas y dientes estarán más fuertes que nunca. Incluso su pelo lucirá más brillante y sedoso. Tu perro rejuvenecerá y volverá a tener la energía de antaño.

¿Es cara la dieta BARF?

Es posible que las ventajas anteriores te hayan convencido, pero llega el momento de tener en cuenta un aspecto importante: el precio. Hay formatos para todo tipo de presupuestos. Piensa que es un producto que se sirve congelado en formato de medallones o salchichas. Los 7, 5 kilogramos cuestan menos de 50 euros, en torno a tres o cinco euros menos que un pienso seco de excelente calidad. Además, te resultará más rentable al poder pesar las porciones de forma exacta.

Asimismo, la opción más barata cuesta menos de cinco euros por 500 gramos de producto. Así, puedes variar la propuesta gastronómica para conseguir que cada comida sea totalmente distinta. Piensa que la carne que se emplea suele ser de ternera, buey, pollo de corral o pavo entre otras. El pescado suele ser salmón y las verduras son siempre frescas y de temporada. Para que te hagas una idea, la comida de un perro mediano te saldría por unos dos euros al día.

¿Vas a alimentar mejor a tu perro obeso?

El sobrepeso de tu perro acelera su envejecimiento y su deterioro. En lugar de seguir con la misma dieta, pásate a la BARF para comprobar sus excelentes resultados. Combínala con algo de ejercicio y comienza a comprobar los cambios que experimentará tu perro en su cuerpo. Te aseguramos que vas a sorprenderte al verle más musculoso, más rápido y, sobre todo, con muchas más ganas de hacer algo distinto a estar tumbado todo el día en tu casa. Ha llegado el momento de mejorar la calidad de vida de quien te acompaña a diario. No lo olvides, si tu perro es obeso merece todo lo mejor y ahora ya sabes cómo ofrecérselo.

David López