Conoce a Blat, el perro que detecta cuando una persona tiene cáncer de pulmón

[Total:1    Promedio:1/5]

No es la primera ocasión en la que un perro ha detectado un síntoma o una enfermedad en una persona, ya que hay varios casos de perros que han encontrado tumores y problemas de salud en sus dueños y otras personas.

Esta es la historia de Blat, un perro que sólo tiene que olfatear el aliento de una persona para detectar si esa persona tiene cáncer de pulmón.

Blat es un cruce entre labrador retriever y un pitbull, se trata de un perro muy cariñoso que estuvo a punto de ser abandonado cuando tenía solo 11 meses de edad. En la actualidad tiene 3 años y medio y se encuentra participando en una investigación del hospital Clínic en Barcelona, la cual tiene el objetivo de mejorar la detección temprana de cáncer de pulmón.

Los resultados de la investigación fueron publicados en el European Journal of Cardio-Thoracic Surgey, en el que ha Blat se le presentaban muestras de aliento de personas con cáncer de pulmón y personas saludables. El perro obtuvo un 95% de aciertos al momento de detectar las muestras que tenían cáncer, incluso si se trata de un cáncer incipiente que mide sólo 4 milímetros de diámetro.

En los casos en los que se le dieron muestras de personas que no tienen cáncer, el porcentaje de acierto de Blat fue de un 98%, incluso en el caso de los pacientes que sufrían otra enfermedad respiratoria.

“Blat puede detectar si una persona está enferma o no con una alta tasas de fiabilidad a partir de una simple muestra de aliento”.

El porcentaje que muestra Blat en sus resultados son muy altos, incluso más elevados que los que se obtienen en las pruebas convencionales de diagnóstico precoz con respecto a otros tumores, como es el caso de la mamografía para el cáncer de mama o en el caso de la detección de sangre oculta en las heces.

Ángela Guirao, la primera autora de la investigación, señaló: “Blat es un perro capaz de detectarlo todo, incluso si la persona tiene lesiones bastante pequeñas. Están sumamente asombrados con los resultados que ha arrojado el perro”.

El objetivo principal de la investigación no es usar a los perros para la detección temprana de cáncer, sino que podemos desarrollar un test de diagnóstico que pueda servir de forma rutinaria en todos los hospitales.

Blat perro detecta cancer pulmon

Blat, un cruce de labrador retriever y de pitbull que ahora tiene tres años, juega con Ingrid Ramón, especialista en perros de asistencia y detección

“Los resultados de Blat han demostrado que hay moléculas que son muy específicas en el caso de cáncer de pulmón y que dichas moléculas pasan al aire cuando persona espira”, comentó Laureano Molins, cirujano torácico en Clínic y coautor de la investigación que involucra a Blat.

“Nuestro siguiente objetivo es identificar cuáles son estas moléculas, ya que una vez que las hayamos identificado esperamos que se pueda desarrollar un test que pueda funcionar como una nariz de Blat electrónica”, añadió Molins.

Es importante tener en cuenta que el aliento humano puede tener hasta 3.000 moléculas distintas, comenta Molins, por lo que, según sus estimaciones, “una decena o unas cuantas decenas pueden ser informativas para el diagnóstico prematuro de cáncer de pulmón”.

El aprendizaje del perro Blat comenzó cuando él tenía un año. Ingrid Ramón es una adiestradora que se especializa en perros de asistencia y detección, ella adoptó al perro cuando tenía 11 meses cuando se enteró que sus propietarios lo habían abandonado.

“Se trata de un cruce de razas que son muy buenas para el adiestramiento. El perro llegó hecho un hooligan porque no tenía ninguna educación previa. Pero cuando le hice unas pruebas, noté que tenía un gran potencial y decidí quedármelo. Ahora es mi perro y lo quiero mucho”.

Blat aprendió a identificar las muestras con cáncer de pulmón en sólo seis meses. Las muestras tenían tejidos de lana en los que los pacientes habían exhalado aire y las moléculas se conservaron en los tubos cerrados herméticamente. Cuando Blat olfateaba una muestra procedente de un paciente con cáncer, se le daba un premio. Cuando olfateaba una prueba de un paciente saludable no se le daba ningún premio.

Blat también aprendió a sentarse al detectar una muestra con cáncer, de forma que Ramón podía saber cuándo una muestra de un paciente tenía cáncer o no, dependiendo de si el perro se sentaba o no al olfatear una muestra.

About the author

Europa Press

Leave a comment: