Las perreras de Madrid han colapsado por la ley ‘Sacrificio Cero’

By EFE / 24/07/2018
[Total:0    Promedio:0/5]

El Centro de Protección Animal de Madrid (CPAM), que es el más grande en toda la región, ha comentado que ya no tiene espacio para poder acoger más perros. Las 200 plazas que el centro tiene disponibles ya están ocupadas. Asimismo, podemos ver que la saturación que se presentó en este centro de Carabanchel se ha repetido en todas las perreras que se encuentran dentro de la Comunidad de Madrid.

perrera-carabanchel
Un voluntario para pasear perros, en uno de los pasillos de cheniles del CPAM

Las plazas se han llenado como una respuesta a la ley Sacrificio Cero que fue aprobada por Cristina Cifuentes junto con el apoyo de los partidos. La ley se hizo efectiva en febrero de 2017 y ha ocasionado que todas las perreras se encuentren al límite de su capacidad durante más de un año, ya que la mayoría de los perros que viven ahí no encuentran un hogar. Suelen ser razas potencialmente peligrosas o que tienen enfermedades complicadas, por lo que las personas no los adoptan.

“Aunque cada vez son más las personas que deciden adoptar perros para darles una segunda oportunidad y un hogar, aún la mayoría de las personas prefiere comprar un perro de raza que un perro que ha quedado abandonado. Anteriormente estos animales hubieran sido sacrificados por tener un comportamiento agresivo, por ser muy grandes o por tener enfermedades complicadas de tratar. Son animales que van a vivir encerrados hasta que mueran y no tienen una buena calidad de vida”, comentó Sofía Ochoa, adjunta del Departamento de Servicios Veterinarios del CPAM.

El CPAM afirma que el 70% de los perros que tienen son potencialmente peligrosos y que algunos de ellos no tienen la posibilidad de socializar pese a que adiestradores externos asisten al centro para intentar entrenarlos y educarlos.

Por su parte, los avisos ciudadanos para recoger animales callejeros son más de 2.000 al año, al mismo tiempo que las adopciones se redujeron en un 40% durante el 2017.

“Aún vienen muchas personas a adaptar perros, pero simplemente no encuentran el perro que están buscando. Los pasillos se encuentran llenos de perros Pit-Bull y American Standford. La mayoría de ellos salta de forma agresiva al paso de las personas, saltan y dan vueltas sobre sí mismos. Estos son síntomas de un gran estrés agudo.”, señala Ochoa.

Por su parte, la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid (FAPAM), tiene la intención de dar voz a este problema y sobre el aumento de los animales que son abandonados en las calles. La Ley necesita algunas mejoras, por lo que se ha publicado un borrador en el que se desarrollara un nuevo reglamento para la ley.

La FAPAM considera que es importante que el Gobierno regional se encargue de controlar la cría de animales domésticos particulares, un pilar que creen podría evitar el colapso.

“Podemos encontrar una superpoblación de perros y gatos, y no hay personas o espacios disponibles para mantenerlos. La mejor forma que tenemos para reducir la entrada de estos animales a los centros es limitar la crianza de los mismos, ya que por el momento está descontrolada y se ha convertido en un problema muy grave.”, comentó Arancha Sanz, abogada por parte del FAPAM.

About the author

EFE

Leave a comment: