Ha muerto Capitán, el perro que visitó la tumba de su dueño durante más de 10 años

By mrcolubi / 21/07/2018
[Total:0    Promedio:0/5]

En muchas ocasiones ha quedado claro que los perros son los animales más leales que podemos haber domesticado los humanos, por lo que hemos podido ver varias historias de perros que siguen esperando o visitando a sus amos aun después de que han muerto.

‘Capitán’ es un perro que se hizo famoso debido a que durante más de una década visitó la tumba de su dueño en Villa Carlos Paz, en Córdoba, Argentina. El perro falleció en el mismo cementerio al que iba a visitar a su dueño.

“Jamás había visto a un ser vivo que fuera tan fiel”, señaló Marta Clot, florista del cementerio, quien recordó con lágrimas como Capitán, aquel perro mestizo de casi 16 años de edad siempre visitaba a su dueño. Capitán falleció en el baño del cementerio, ya era muy grande y tenía algunas dificultades para caminar y para ver.

Capitán fue un regalo sorpresa para su dueño, Miguel Guzmán, por parte de su hijo Damián en 2005. Lamentablemente, al año siguiente Miguel falleció y Capitán desapareció de la vista de la familia durante un tiempo, aunque después regresó y se quedó en la calle cerca de su casa durante unos días.

Luego el perro volvió a desaparecer y la familia pensó que había muerto o que alguien se lo había llevado, hasta que un día el perro fue encontrado en el cementerio sentado a un lado de la tumba de Miguel.

“Yo estaba afuera en mi puesto de flores. Pensé que se trataba de un perro que se había escapado de una casa, pero no. Empezó a olfatear por todo el lugar y después llegó su dueña y le pregunté si era su perro. Ella me respondió: ‘Seguro que viene buscando a Miguel’ y yo quedé sorprendida”, comentó la florista sobre la llegada del perro en 2007.

Capitán

Fotografía de ‘Capitán’ en el cementerio en el que veló a su amo durante más de una década

Según la gente que trabajaba en el cementerio o que iba frecuentemente, Capitán se paseaba por todo el cementerio sin molestar a nadie, cuando llegaba el atardecer buscaba la tumba de Miguel y se acostaba para dormir.

“Siempre dormía sobre la tumba de su dueño, pero al final tenía problemas en su cadera y tenía problemas para llegar hasta Miguel”, comentó Clot.

Clot y otras personas que trabajaban ahí cuidaban del perro, incluso cuando empezó a envejecer y a tener dificultades, por lo que le daba de comer y su medicación.

Ahora que Capitán ha muerto, como pasó toda la vida en el cementerio acompañando a su dueño, esperan que lo puedan enterrar junto a Miguel, aunque aún falta la aprobación de las autoridades locales.

Sin duda algunas e trata de una historia muy conmovedora, mostrándonos como la conexión que Miguel y Capitán crearon en poco más de un año pudo ser suficiente para que el perro lo visitará hasta su muerte.

 

 

About the author

mrcolubi

Titulada en adiestramiento y etología canina. Formación en diferentes cursos sobre cambios de conducta, perros para seguridad, nutrición canina, peluquería canina. Mi mayor hobby es ir a las exposiciones caninas de belleza a competir con mi perra.

Leave a comment: