¿Sabes con quién se debe quedar una mascota luego de una separación amorosa?

[Total:0    Promedio:0/5]

Hace unos meses el congreso decidió la reforma del Código Civil en la que los animales son considerados de forma legal como seres “sintientes” y no como una simple pertenencia, de forma que si se presenta una separación la pareja pueda establecer un régimen de visitas para la mascota.

El 12 de diciembre de 2017 comenzó la tramitación de la nueva reforma legal para poder cambiar el estado jurídico de los perros y las mascotas para que sean considerados como “seres sintientes” y no como “pertenencias”, como se hacía hasta ese momento. De esta forma, el Grupo Popular presentó su Proposición de Ley ante el pleno, en donde se presentó la modificación de tres leyes: la Ley Hipotecaria, el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil. Esto con el objetivo principal de poder evitar que las mascotas puedan ser embargadas y crear un régimen de visitas cuando se presente una separación.

Tendremos que esperar hasta que la reformas sean aceptadas, ya que hasta el momento las mascotas son susceptibles de apropiación, estando consideradas como bienes tal y como señala el artículo 333 del Código Civil. Entonces, ¿quién se queda con la mascota cuando hay una separación en la relación?

Generalmente, en caso de que los dos sean propietarios de la mascota, al igual que en cualquier otra disolución de copropiedad indivisible, es necesario que ambas partes lleguen a un acuerdo para ver quién se queda con la mascota y esa persona tendrá que abonar una compensación a la otra parte por la pérdida de los derechos sobre el animal.

mascota separacion
Dos personas pasean con sus perros

En caso de que una parte sea propietaria de la mascota antes de que se contrajera el matrimonio o de hacer una comunidad de bienes, entonces se considera como un bien privativo y esa persona será quien se quede con la mascota.

Por otro lado, también se puede presentar el régimen de tenencia compartida, aunque es menos frecuente. En este, se reparten los gastos de manutención de la mascota y se establece un régimen de visitas para que ambas partes puedan ver a la mascota.

En el caso de las disoluciones de las parejas, tanto por uniones de hecho con comunidad de bienes o con separación de bienes, que tengan una o varias mascotas puede presentarse la duda sobre quién de las dos partes se quedará con la mascota. En estos casos la jurisprudencia no suele ser bastante abundante, ya que en casi siempre las partes llegan a un acuerdo sin tener que ir a tribunal. De cualquier forma, aquí tienes algunos de los casos en los que la justicia se pronuncia sobre este tema:

Pacto sobre derecho a visita de mascota

Dentro de este pacto sólo se contempla la posibilidad de visitar a la mascota, pero no se determina la periodicidad de las visitas o el lugar en el que se harán las visitas.
Las mascotas son vistas como activos de la sociedad de gananciales

La Audiencia Provisional de Málaga, en abril de 2012, declaró que en ningún escenario los animales se pueden equiparar a las personas en cuestión de efectos de “custodia”. En este caso se estableció que los perros son jurídicamente bienes semovientes, por lo que lo indicado sería que formen parte del activo de la sociedad de gananciales.

Divorcios con niños a cargo

En los casos en los que se lleve a cabo una separación en la que haya niño a cargo, las mascotas suelen irse con la persona que se quede con la custodia de los niños.

Tenencia compartida de mascotas

Estos casos se pueden resolver de dos formas: La tenencia compartida o que el animal se entregue a una de las dos partes con el correspondiente abono de compensación hacia la otra parte.

About the author

Javier Fornell

Redactor y comentarista freelance para diferentes plataformas digitales y amante de los animales. Novelista, historiador y bibliotecario. Como decía Borges 'los libros son el camino al paraíso'.

Leave a comment: