Guardería para perros

Seguro que te encanta viajar y que siempre que puedes lo haces con tu mascota, ¿No es cierto? La cuestión es que no siempre puedes viajar con tu mascota y tienes que tener un lugar en el que dejarla. Si tienes suerte, algún amigo o familiar podrá cuidarte a tu mejor amigo durante unos días, los que estés fuera, pero no todo el mundo cuenta con ello. En estos casos lo mejor es optar por una guardería de perros que se encargue de mimar y cuidar a tu mascota durante esos días.

Escoger una guardería de perros no es una elección sencilla y es normal que sientas un poco de reparo al hacerlo. Por ese motivo queremos asesorarte en la búsqueda de guardería de perros, así estarás totalmente seguro de que tu perro está en buenas manos.

¿Qué es una guardería de perros?

Lo primero que debes saber es qué es exactamente una guardería de perros. Seguro que estás acostumbrado a escuchar el término guardería en referencia a los niños pequeños, pero una guardería de perros no es exactamente lo mismo. Una guardería para perros es un espacio de acogida temporal, algo así como una residencia para perros, no un espacio al que llevar al perro unas horas al día.

guarderia de perros

A la hora de dejar al can en una guardería de perros deberás asegurarte de que los servicios son de calidad. No querrás irte a una boda, por ejemplo, y pensar que tu perro está mal cuidado, ¿No es cierto? Por ello debes analizar muy bien la residencia canina que has escogido antes de dejar a tu mejor amigo. Si no te convence, cámbiala.

Qué debe ofrecer una buena guardería de perros

Debes tener en cuenta que los perros son muy sensibles a los cambios bruscos, por lo que hay que actuar con mucho cuidado a la hora de llevarlo a una residencia canina. Debes estudiar los siguientes aspectos para garantizar la comodidad de tu perro:

Personal cualificado para cuidar de los perros

Que a alguien le guste los animales no significa que tenga habilidad para cuidar de ellos de la forma adecuada. Es por ello por lo que te recomendamos que acudas a un centro que tenga un personal cualificado para cuidar de los perros. Educadores, veterinarios, auxiliares…, todos ellos están capacitados para ofrecer al can una buena estancia. Una persona que no sepa cómo tratarlo en estas circunstancias podría llevarlo a una situación de estrés no deseada.

Alimentación apta

Aunque lo más común es que te pidan la comida que suele tomar tu perro, en alguna que otra guardería de perros prefieren poner ellos el pienso. En este caso, asegúrate que le ofrecen el mismo pienso o uno con las mismas características que el que suele comer en casa. Cambiar la alimentación de un animal de un día para otro no resulta nada beneficioso, especialmente si días después vuelve a su rutina diaria.

Si la residencia canina que estás investigando no te pregunta por el tipo de comida que toma tu perro, descártala y busca otra. Será lo mejor tanto para ti como para tu amigo de cuatro patas.

guarderia de perros

Habitaciones amplias y camas mullidas

Como norma general se suele visitar el centro de acogida temporal antes de dejar al perro para poder ver las instalaciones en primera persona. Asegúrate en esta visita que las habitaciones son amplias y que las camas que usan están mullidas y separadas del suelo, al igual que en casa. Es la única forma de garantizar una comodidad excelente a los perros.

Un gran espacio en el exterior

Las guarderías de perros deben tener un gran espacio en el exterior para que puedan correr y jugar sin parar, es un requisito indispensable para que el perro no sienta estrés durante ese periodo de tiempo. Además, también es importante que los cuidadores hagan salidas al exterior varias veces al día con los animales para que no se sientan encerrados.

Esto último es muy importante. No basta con tener un espacio grande en el exterior, también deben salir a dar paseos y hacer sus necesidades en otro entorno. Pregunta sin ningún tipo de pudor sobre las salidas que hace esa guardería de perros al exterior.

Servicio veterinario

Otro de los servicios imprescindibles en una guardería o residencia de perros es el servicio veterinario. Nunca se sabe cuando un perro va a necesitar cuidados médicos especializados y mucho menos en una residencia en la que conviven muchos perros diferentes.

El hecho de tener un veterinario dentro de la guardería canina no es solo un punto a su favor, sino que es algo fundamental que todas deben tener y ofrecer a los clientes.

guarderia de perros

No todos los perros pueden estar en una guardería de perros

Tal y como hemos comentado, los cambios bruscos de rutina pueden alterar al animal y es por eso por lo que no todos los perros pueden hospedarse durante unos días en una guardería de perros, especialmente aquellos que sean mayores o no se relacionen adecuadamente con otros perros.

En esos casos, además de contratar a un adiestrador para que las habilidades sociales del perro mejoren, lo mejor es optar por una canguro. Existen muchas aplicaciones  hoy en día que te ponen en contacto con cuidadores de perros particulares, así estarás más seguro de que tu perro recibe el trato adecuado para su situación.

Estos son nuestros consejos para conseguir una guardería de perros fiable y adecuada para esas vacaciones a las que no pueda acudir.

¿Te ha resultado útil esta publicación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *