El Greyhound o Galgo inglés es un cazador que ha sabido adaptarse al hogar. Afable, tranquilo y cariñoso, sufre la maldición de los galgos. Debido a sus peculiaridades como cazador y corredor, muchos sufren abandono o maltrato. Lo que ha motivado la aparición de asociaciones, en todo el mundo, en defensa de los miembros de este grupo de perros. 

Los galgos fueron criados originalmente como perros de caza para perseguir liebres, zorros y ciervos. Lo que los convierte en los Ferrari del mundo canino. No es sorprendente que los Greyhounds se hiciera un nombre como perros de carreras. También participan en muchos otros deportes caninos, pero más allá de su gracia y velocidad, las personas los aman por su naturaleza dulce y suave.

Greyhound o Galgo inglés
El Greyhound o Galgo inglés es un perro diseñado para correr

Características del Greyhound

Ya sea que lo hayas visto físicamente o no, sabes cómo es un Greyhound solo con decirte que es un galgo. Es un perro diseñado con una aerodinámica perfecta que le da una velocidad única. Desde su cabeza estrecha, sus patas largas y su trasero musculoso, está preparado para correr y disfruta con ello. Todos hemos visto imágenes de este velocista, aunque solo sea al verlo pegado al costado de un autobús, pero muy pocos conocen realmente la raza.

Se trata de una de las razas más antiguas y probablemente se originaron en Egipto. De hecho, ha lo largo de la historia  han sido apreciados por grandes figuras. Desde Cleopatra a la reina Isabel I de Inglaterra, pasando por el general Custer, que cabalgó con sus perros el día antes de emprender su fatídico viaje a Little Big Horn.

El Greyhound combina una apariencia majestuosa con una actitud amistosa hacia las personas y otros perros. Leal y afectuoso con su familia, no es agresivo con los extraños, aunque te hará saber, a través de un ladrido o un sutil movimiento de sus pequeñas orejas, que alguien se está acercando a su hogar.

¿Enérgico o tranquilo?

Los galgos tienen una reputación de altos niveles de energía, pero en realidad su pasatiempo favorito es dormir. Diseñados como velocistas, no como corredores de distancia, se sentirán satisfechos con una caminata diaria, aunque las personas activas consideran que son buenos para correr. De hecho, a los galgos les va bien en apartamentos o casas con patios pequeños, aunque necesitan una valla sólida para evitar que persigan animales que podrían considerar presas, como ardillas, conejos o gatos.

Independientemente de su fuerte instinto de presa, no hay duda de que esta es una raza maravillosa que merece muchas caricias en el vientre. Ya sea porque has comprado un Greyhound de un criador o lo hayas adoptado de la pista de carreras, te encontrarás mostrando a esta raza el mismo respeto que otros le han dado a lo largo de su larga y gloriosa historia.

Aspecto físico

Estos perros tienen abrigos cortos que son muy suaves y pueden ser de diferentes colores. Esto incluye cervatillo, negro, azul, blanco, rojo o gris, y la combinación de blanco con al menos otro color. El galgo es alto y delgado, con piernas largas y un cuerpo fino. Sus cabezas son largas y angostas, pero son anchas entre las orejas, y tienen un hocico largo sin parar.

Las orejas rosadas son pequeñas y dobladas hacia atrás, pero se pondrán de pie cuando el perro esté excitado. Los ojos estarán oscuros y el largo cuello se arqueará. Los galgos tienen cofres que son anchos y profundos, con colas largas que terminan en una curva ascendente. Estos hermosos perros tienen espaldas anchas y musculosas, con un lomo ligeramente arqueado y cintura estrecha. Es normal que sean muy flacos, y de hecho, puede ser peligroso que se vuelvan obesos.

Personalidad

Los galgos generalmente tienen un temperamento maravilloso. Son amables y nunca se muestran agresivos, aunque algunos pueden ser distantes con los extraños. Sin embargo, si les das un regalo es probable que se haga tu amigo de por vida.

Son inteligentes e independientes, incluso felinos en muchos aspectos. Pero también tienen un lado sensible y reaccionan rápidamente a las tensiones en el hogar, por lo que debes evitar gritos y lloros frente a él. Piensa que la primera consecuencia será que se vuelvan tímidos con el maltrato, incluso si no es intencional, cerrándose en sí mismo.

El Galgo Inglés con niños y otros animales

Los galgos pueden ser pacientes con los niños y se sabe que tratan delicadamente a los niños pequeños. Eso sí, les va mejor en hogares con niños mayores que saben cómo actuar alrededor de los perros. Es más probable que se alejen de un niño travieso que se burle de él.

Con perros y otras mascotas

Aunque los Greyhounds se llevan muy bien con otros perros, pueden ver perros pequeños, gatos u otras mascotas pequeñas como presas, especialmente si los animales huyen de ellos. Algunos tienen un instinto de presa mucho más bajo que otros, pero siempre es mejor supervisar a tu Galgo inglés con animales más pequeños. El instinto puede superar el entrenamiento y se sabe que los galgos lesionan o incluso matan a las mascotas más pequeñas. E incluso si son los mejores amigos con su gato de interior, pueden ver gatos al aire libre que entran en su propiedad como un elemento para cazar.

Información básica

[one_half_first]Altura a la cruz:  de 71 a 76 cm. Peso: de 30 a 35 kg. Capa: cervatillo, negro, azul, blanco, rojo o gris. Promedio de vida: de 10 a 15 años. Carácter: tranquilo, sensible e inteligente. Relación con los niños: muy buena. [/one_half_first]

[one_half_last]Relación con otros perros: buena. Aptitudes: perro de carrera y de compañía. Necesidades del espacio: necesita ejercicio diario. Alimentación: según peso y actividad. Consultar con el veterinario. Arreglo: cepillado regular. Coste mantenimiento: moderado. [/one_half_last]

Estándar

Clasificación FCI: Grupo 10: Lebreles. Sección 3: Lebreles de pelo corto.

Greyhound o Galgo inglés
EL Greyhound o Galgo inglés es de esos perros que devuelve el amor duplicado por mucho

Historia

El galgo es una raza antigua que se originó en el Medio Oriente y el norte de África y ha ganado la admiración de muchas culturas diferentes. Ya habían sido mencionados por los griegos, representados en el arte por los egipcios, alabados por un poeta romano, y son la única raza de perros mencionada en la Biblia.

Los galgos encontraron su camino hacia Europa durante la Edad Media. Eran tan respetados por su destreza en la caza que las leyes de la época protegían las reservas reales de caza al prohibir que cualquier persona que viviera a menos de 16 kilómetros  de los bosques del rey poseyera un galgo.

El galgo inglés

La popularidad del galgo continuó creciendo en Inglaterra, gracias a la popularidad del coursing (el deporte de perseguir a la presa) y las carreras. Los exploradores españoles y los colonos británicos los llevaron a América. Lugar en el que destacaron enfrentándose y persiguiendo a los ladrones y coyotes en las planicies abiertas.

El Greyhound fue una de las primeras razas en aparecer en las exposiciones caninas estadounidenses. La primera carrera oficial de coursing tuvo lugar en 1886, y la National Coursing Association en los Estados Unidos se fundó en 1906. Las carreras de galgos despegaron y son populares hoy en día en muchos estados. Aunque es un deporte controvertido ya que muchos perros son abandonados, sacrificados o vendidos a laboratorios si no les va bien en la pista.

Reconocimiento internacional

Al haber entrado en Estados Unidos casi desde la propia fundación, fue una raza conocida desde antiguo. Tanto es así que el American Kennel Club la reconoció en 1885.  La FCI por su parte lo reconoció en 1955. Aprobandose y publicándose su estándar válido en 2010.

Educación y entrenamiento

Es un perro muy sensible, por lo que debemos evitar el uso de gritos. Si usamos el refuerzo positivo lograremos mejores resultados con el Greyhound. Siempre usando el ejercicio como centro del trabajo. Son perros inteligentes y obedientes. Lo hacen mejor con paciencia, consistencia y métodos de entrenamiento que usan recompensas en lugar de castigos; les gustan más las recompensas de comida.

Los galgos de carreras retirados son especialmente susceptibles de entrenar en jaulas -si han sido educados desde cachorros- y lo harán bien siempre y cuando los mantengas en un horario regular. Pero el resto de perros es mejor no usar estas técnicas ya que por su sensibilidad pueden verse afectados por ansiedad.

Entre los aspectos que debemos cuidar es su instinto de caza. Cuando salgamos a pasear, el galgo inglés necesita correr, pero si encuentra una presa saldrá corriendo tras ella y podemos perderlo. Debemos establecer reglas claras sobre qué es una presa. Y, también, enseñarle a pasear con correa sin dar tirones, o podrá arrastrarnos a donde quiera. 

Posibles problemas en el entrenamiento

El entrenamiento de su Greyhound, ya sea adoptado como adulto o comprado como cachorro, debe comenzar tan pronto como esté en casa. Los galgos pueden tener una racha obstinada y, a menudo, se acercan al entrenamiento con un “¿qué obtengo de eso?” mentalidad. Son independientes y necesitan un propietario seguro y consistente.

Los galgos a veces tienen dificultades con el comando de sentarse, ya que no es una posición natural para ellos y, a menudo, los verás balancearse en su cola. Así que no te preocupes si no llega a obedecerte en esta orden.

Socialización

También es muy importante cuidar la socialización. Todos los galgos, y el inglés también, son tímidos. Y esa timidez puede llevarles a ser asustadizos y temerosos. Será muy extraño ver una reacción agresiva por su parte, ya que no forma parte de su temperamento. Pero no es bueno que se esconda en sí mismo ya que sufrirá profundamente a causa del miedo. 

Salud

Son perros generalmente saludables, pero como todas las razas, son propensos a ciertas condiciones de salud. No todos los galgos ingleses tendrán alguna o todas estas enfermedades, pero es importante estar al tanto de ellas si estás considerando esta raza. O si ya la tienes para poder prevenir males mayores.

Sensibilidad a la anestesia

Los galgos, incluídos los ingleses, son sensibles a la anestesia y algunos otros medicamentos. Una dosis normal para cualquier otro perro de su tamaño puede matar a un galgo, probablemente debido al bajo porcentaje de grasa corporal de la raza. Elige un veterinario que esté al tanto de esta sensibilidad y sepa cómo tratar a tu galgo. Si no puedes encontrar un veterinario que tenga conocimientos sobre ellos, asegúrate de alertar al veterinario que trata a tu perro de esta sensibilidad.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo implica niveles bajos de la hormona producida por la glándula tiroides. Un leve signo de la enfermedad puede ser la infertilidad. Los signos más obvios incluyen obesidad, embotamiento mental, letargo, caída de los párpados, niveles bajos y ciclos de calor irregulares. La piel del perro se vuelve áspera y quebradiza y comienza a caerse, mientras que la piel se vuelve dura y oscura.

El hipotiroidismo se puede tratar con medicamentos diarios para la tiroides, que deben continuar durante toda la vida del perro. Un perro que recibe tratamiento diario de tiroides puede vivir una vida plena y feliz.

Osteosarcoma

Generalmente afecta a razas grandes y gigantes, el osteosarcoma es un cáncer de huesos agresivo. El primer signo de osteosarcoma es la cojera, pero el perro necesitará radiografías para determinar si la causa es el cáncer. El osteosarcoma se trata de manera agresiva, generalmente con la amputación de la extremidad y la quimioterapia.

Con tratamiento, los perros pueden vivir de nueve meses a dos años o más. Afortunadamente, los perros se adaptan bien a la vida en tres patas y no sufren los mismos efectos secundarios a la quimioterapia que los humanos, como las náuseas y la pérdida de cabello.

Torsión gástrica (hinchazón)

La hinchazón es causada por la entrada repentina de gases y aire en el estómago. Esto hace que el estómago se distienda y gire y puede causar la muerte en un perro si no se trata de inmediato. Por lo general, el giro debe ser reparado quirúrgicamente. En caso de que veamos que nuestro perro trata de vomitar sin conseguirlo debemos acudir inmediatamente al veterinario. 

Cuidados básicos

Aunque en el interior de casa son muy tranquilos y hasta vagos, debemos obligarles a realizar ejercicio. Una buena opción, con la que disfrutan mucho es el coursing.  Los galgos requieren un horario regular de tiempo de ejercicio y oportunidades para correr (de manera segura). Y si no se ejercitan regularmente, pueden aburrirse, lo que puede llevar a un comportamiento destructivo.

Solo se les debe dejar sin correa en un área bien cercada, ya que es posible que no puedan resistir la tentación de huir en busca de la presa percibida. También deben mantenerse con correa durante los paseos. Ese fuerte impulso de presa hará que ignoren las órdenes si algo interesante les llama la atención. Y con su velocidad, pueden fácilmente alejarse de su dueño y perderse.

Alimentación

Los galgos pueden tener sobrepeso, lo que es malo para su salud. Es común que un galgo de carreras retirado gane aproximadamente 3 kilos después de la jubilación, pero no se le debe permitir ganar más que eso. Debido a que es muy alto, ponle los platos de alimentación elevados para que la comida sea más cómoda. Eso te ayudará también a evitar la torsión gástrica. 

Es un perro enérgico, pero deberemos estar atento a al ejercicio realizado para su alimentación. Lo recomendado es entre 600 y 1000 gr de comida seca de alta calidad al día; pero si vemos que está engordando debemos bajar la ingesta. 

Higiene y cepillado

El abrigo corto y liso del galgo requiere poco de aseo personal más allá de los baños regulares y frotamientos semanales con un paño húmedo o un guante para perros. Sus uñas fuertes y de rápido crecimiento deben recortarse regularmente si no se desgastan de forma natural, ya que las uñas demasiado largas pueden causar molestias al perro.

Las orejas deben revisarse por lo menos semanalmente para detectar cualquier acumulación de cera o suciedad que pueda producir infección, y limpiar si es necesario. Los dientes deben cepillarse regularmente, diariamente si es posible, con una pasta de dientes formulada para perros.

Cómo conseguir un Galgo inglés

Los galgos tienen una maldición. Debido a que por su velocidad son usados para la caza y las carreras, cuando dejan de ser útiles muchos son asesinados o abandonados. Por eso, el primer lugar al que debes acudir para hacerte con Greyhound es a la perrera más cercana. El segundo paso es contactar con Asociaciones de defensa de los galgos. Y, finalmente, buscar un vendedor. 

Si buscas un perro de pura raza, con pedigree o un cachorro, entonces debes acudir a criadores profesionales. Y, por supuesto, seguir toda la normativa vigente referente al control de perros y su registro. 

Otros perros similares a nuestro Greyhound

Si no logramos encontrar un Greyhound, tal vez sí consigamos hacernos con alguno de los siguientes. En el caso español, obviamente nuestro galgo será más frecuente y sencillo de conseguir. 

Contenidos relacionados

Publicado por Javier Fornell

Redactor y comentarista freelance para diferentes plataformas digitales y amante de los animales. Novelista, historiador y bibliotecario. Como decía Borges 'los libros son el camino al paraíso'.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *