¿Cómo funcionan los seguros para perros?: Preguntas frecuentes

Los seguros para perros son una herramienta cada vez más popular para proteger a nuestras mascotas y ofrecerles la atención médica necesaria. Estos seguros funcionan de manera similar a otros tipos de seguros, ofreciendo cobertura para gastos médicos, responsabilidad civil y otras necesidades relacionadas con nuestras queridas mascotas. En este artículo, os contamos cómo funcionan los seguros para perros, desde el proceso de contratación hasta la tramitación de los partes de incidente.

Contratación de un seguro para perros

Mujer con perro con seguro
Asegurar a nuestros perros es importante para su bienestar

El proceso de contratación de un seguro para perros es similar al de otros seguros:

Investigación y comparación

Lo primero que debemos hacer antes de contratar un seguro para nuestras mascotas es investigar y comparar diferentes compañías aseguradoras. Es importante revisar las coberturas que nos ofrecen, así como los límites de gastos, las exclusiones y los precios. Con toda esta información en mano, seremos capaces de determinar cuál es la compañía que mejores condiciones nos ofrece.

Solicitud y evaluación

Una vez hemos seleccionado la compañía que creamos que se ajusta mejor a nuestras necesidades, será necesario completar una solicitud. Esta solicitud puede completarse en línea en algunos casos, mientras que, en otros, deberemos hacerla llegar a la empresa a través de alguno de los canales que ponga a nuestra disposición. Además, será necesario aportar toda la información de nuestro perro, como su edad, raza, historial médico y cualquier otra enfermedad preexistente. Seguidamente, la aseguradora evaluará la solicitud y determinará si acepta o no al perro para la cobertura.

Aceptación de la póliza, documentación y pago de primas

Por último, si la compañía acepta la póliza, esta requerirá el pago de la prima acordada para activar primas para activar la cobertura. Las primas pueden ser mensuales, trimestrales o anuales, y el importe variará según la cobertura y la compañía aseguradora con la que hayamos hecho la contratación.

Tipos de seguros: Coberturas y beneficios

Los seguros para perros ofrecen diferentes niveles de cobertura y beneficios, los cuales debemos conocer y tener en cuenta para ofrecer la mayor protección a nuestro perro:

Gastos médicos y veterinarios

Esta es la cobertura principal de un seguro para perros. Incluye los gastos relacionados con enfermedades, accidentes, tratamientos, medicamentos, cirugías y hospitalización. Algunos seguros también cubren consultas de rutina, vacunas y servicios preventivos, aunque es necesario consultar la cobertura en la póliza final.

Responsabilidad civil

Los seguros para perros también ofrecen cobertura de responsabilidad civil, que protege al dueño en caso de que su perro cause lesiones o daños a terceros. Esto puede incluir indemnización por lesiones, daños a la propiedad y gastos legales.

En algunos casos, la responsabilidad civil puede quedar integrada con la cobertura de gastos médicos, pero es algo que siempre debemos comprobar. Además, esta cobertura también puede contratarse por separado en el caso de que no queramos el seguro veterinario.

Pérdida o robo

Algunas pólizas de seguro para perros también cubren la pérdida o el robo de la mascota. En este caso, la aseguradora puede ofrecernos una compensación económica o puede ofrecernos asistencia para buscar y localizar al animal.

Apoyo veterinario telefónico y servicios adicionales

Por último, es importante destacar que algunos seguros para perros ofrecen servicios adicionales, como asesoramiento veterinario telefónico las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Además, también pueden incluir terapias de rehabilitación, asistencia para el cuidado de la mascota en caso de hospitalización del dueño o ayuda para el duelo en caso de fallecimiento del perro.

Proceso de notificación de incidente

perro feliz con su propietaria

Cuando ocurre un evento cubierto por el seguro, los propietarios debemos seguir una serie de pasos para activar la póliza que hayamos contratado. El proceso para presentar los partes de accidente suele incluir los siguientes pasos:

  • Obtención de la documentación necesaria: Lo primero de todo será recopilar toda la documentación relacionada con el incidente, como facturas médicas, informes veterinarios y cualquier otro registro relevante. Es fundamental mantener un registro detallado de todos los gastos y tratamientos relacionados con la atención médica del perro. Del mismo modo, debemos presentar toda la documentación necesaria en caso de daños a terceros, robo del perro, etc.
  • Presentación del parte: Cada compañía aseguradora tiene sus medios propios para presentar toda la documentación sobre el incidente. Por lo general, se debe completar un formulario de reclamación y adjuntar la documentación requerida.
  • Evaluación y procesamiento de la reclamación: La compañía aseguradora, una vez recibida toda la documentación, evaluará la reclamación y verificará que se cumplen todos los términos y condiciones específicas de la póliza. Esto puede implicar revisar la documentación, solicitar información adicional y, en algunos casos, contactar al veterinario para obtener más detalles.
  • Pago de la compensación: Una vez que la reclamación ha sido aprobada, la compañía aseguradora emitirá el pago correspondiente según los términos fijados en la póliza. El plazo de pago varía entre las diferentes aseguradoras y el incidente que se notifique. De todos modos, estos plazos también suelen venir especificados en la póliza, por lo que es necesario comprobar todas estas cláusulas antes de proceder a la contratación.

Los seguros para perros son una forma efectiva de proteger a nuestras mascotas y garantizar que reciban la atención médica necesaria y adecuada en caso de enfermedad o accidente. Sin embargo, es necesario conocer su funcionamiento y los pasos que se deben seguir tanto en la contratación de la póliza como en la reclamación. De este modo, nos evitaremos muchas sorpresas y estaremos seguros de que tenemos la mejor cobertura para nuestro amigo peludo.

Nuria Capdevila