Estudio señala que el perro se domesticó en dos ocasiones, al este y al oeste de Eurasia

[Total:0    Promedio:0/5]

La discusión sobre la domesticación del perro es bastante antigua, algunos creen que se domesticó en Europa y otros opinan que ocurrió en Oriente. Pero todo parece indicar que, por primera vez, la respuesta podría satisfacer a casi todos los expertos, ya que todo parece indicar que el perro se domesticó en dos sitios de forma independiente, aunque en esta investigación queda afuera América a pesar de que había perros en América miles de años antes de la conquista.

Este estudio señala que ambas domesticaciones ocurrieron hace más de 12.000 años y que se dieron con poblaciones de lobos muy distintas.

Por un lado, los orientalistas creen que tienen más derecho a ser quisquillosos con los investigadores oponentes de Europa debido a la composición actual que tienen los perros en todo el mundo. Mientras que las razas actuales de perros orientales suelen ser razas genuinas y casi idénticas a las que domesticaron hace miles de años, los perros europeos modernos están muy mezclados con las razas orientales. Esto es una consecuencia de las migraciones desde el este al oeste que se dieron en la prehistoria.

Esta investigación se ha convertido en el estudio de ADN canino más grande de la historia, ya que en él se ha incluido el primer genoma antiguo de perro que ha sido extraído de un hueso (del oído interno) que tiene más de 4.800 años de antigüedad y que se encontraba muy bien preservado en una tumba de Newgrange, en Brú na Bóinne, un sitio arqueológico muy conocido en Irlanda.

huskies siberianos
Un grupo de huskies siberianos

Por otro lado, los científicos también analizaron el ADN mitocondrial de 59 huesos provenientes de todo el continente que fueron datados entre hace 14.000 y 3.000 años), los cuales fueron comparados con la información preexistente de 2.500 perros y lobos modernos. El equipo de científicos, liderado por Greger Larson, profesor de la Universidad de Oxford, presentó los resultados en la revista Science.

Distintos expertos opinan que los primeros perros se domesticaron a partir del lobo hace más de 30.000 años, durante el periodo Paleolítico. Sin embargo, los restos de perros más antiguos datan de 15.000 años atrás en el continente europeo, mientras que en Asia oriental datan de hace 12.500 años atrás.

Los estudios realizados en Oxford señalan una división entre los perros de Europa y de Asia. El carácter parcial de los estudios de ADN que se habían hecho anteriormente habían oscurecido la línea divisora en el tiempo. De esta forma, la separación que hay entre el este y el oeste se había datado entre 6.000 y 14.000 años atrás.

“La domesticación de estos animales fue un fenómeno muy raro”, señala Larson, “y se requiere de mucha evidencia para poder eliminar la suposición de que este hecho solo ocurrió una vez por cada una de las especies; ya que nuestros resultados de ADN antiguo, en conjunto con el registro arqueológico de perros antiguos, indica que tenemos que pensar de nuevo en el número de veces que los perros fueron domesticados”.

La diferencia que podemos encontrar entre uno y dos es más elocuente de lo que muchos piensan. Una domesticación que sólo ocurrió una vez es un fenómeno muy improbable, aunque al ser tan útil se pudo propagar entre otras culturas. Pero, por otro lado, si el fenómeno de la domesticación ocurrió en dos ocasiones, entonces todo parece indicar que es un proceso más sencillo, algo que estaba a punto de ocurrir de forma natural y sólo bastó con un pequeño “empujón” para que se creara la domesticación de los perros.

About the author

Alicia Lime

Leave a comment: