Cómo hacer que un perro confíe en ti

En ocasiones nos podemos encontrar con una situación de desconfianza por parte de un animal. ¿Cómo hacer que un perro confíe en ti? Pues siempre con sumo cuidado, cariño y con un lenguaje corporal tranquilo.

Un perro puede desconfiar por múltiples razones: ha sufrido un maltrato, tu forma de posicionarte no es la correcta, tu tono de voz, etc. Aunque amamos a los perros, es muy importante entender que somos de especies diferentes y que esto, al fin y al cabo, puede suponer ciertos problemas.

El perro y el ser humano han basado su relación en la confianza desde el principio, por ello es de suma importancia que la conexión entre ambos se haga con sumo cuidado y respeto. De lo contrario, lo único que vamos a conseguir es un perro con miedo y que no termine de sentirse cómodo ante personas.

Deja espacio y tiempo

Cuando un perro llega por primera vez a tu domicilio y éste presenta miedos o desconfianza, es de suma importancia dejarle espacio. No vayas directamente a por él, déjalo que visite todas las estancias, que lo pueda ver y oler todo.

Es importante que si el animal se queda en un sitio, como una camita de perro, le dejemos estar ahí todo el tiempo que requiera. Por norma, si son perros que no tienen un miedo irracional, serán ellos mismos los que, pasado un tiempo, muestren curiosidad por nosotros y se acerquen sin problema.

No a los movimientos bruscos y sí a la calma

Si quieres que un perro confíe en ti, los movimientos y la tranquilidad son sumamente importantes. Hay que intentar no dar miedo ante ellos y esto, realmente, solo se consigue con mucha calma. Una persona que hable muy alto, que gesticule de manera fuerte o que sea muy nerviosa, solo puede acarrear más inseguridad en el perro.

La mejor manera de hacer todo esto es en zonas muy controladas y que el animal conozca. Es importante que esté a su aire, que no vea que es una presa fácil. No vayas detrás de él ni lo cojas del collar y, mucho menos, fuerces al perro para que se acerque a ti. La mejor manera es ir poco a poco y que pueda comprobar que no eres una amenaza.

Lo mejor es realizar juegos suaves y que no produzcan una excitación en el animal. Y por supuesto, una vez que el animal coja algo de confianza contigo, no se te ocurra abrazarlo. Para nosotros, un abrazo es una señal de afecto y cariño. Para un perro, es una señal de invasión de espacio vital y personal.

como ganar la confianza de un perr odesconocido
como ganarse la confianza de un perro miedoso

Cómo hacer que un perro confíe en ti: La comida, tu gran aliado

La comida también funciona muy bien en estos casos, ya sabemos que los perros son aspiradoras. Es cierto que un perro que se encuentre en una situación de estrés, es probable que no quiera comer nada, pero intenta darle un trozo de jamón york o pavo y, muy seguramente, se acerque.

Si no se acerca, vete tirando trocitos cerca de él y cada vez los tiras más cerca de ti. Recuerda siempre que esto es un proceso largo y que la confianza en un perro no se gana de la noche a la mañana. Puede darse el caso de que el animal confíe en ti en poco tiempo o que llegue a tardar semanas o meses. Cada perro es un mundo y siempre hay que respetarlo.

Los juegos divertidos también ayudan

Los perros que desconfían de una persona, tienden a no acercarse y a querer estar alejados. Pero, en ocasiones, el instinto es más fuerte que esa inseguridad. Puedes aprovechar esto de diferentes maneras. Sabemos que los perros tienen un olfato muy desarrollado, puedes utilizar diferentes juegos caninos para activar ese instinto. Y es que, cuando un perro está inseguro, no olfatea. Si conseguimos que se centre en otra cosa, haremos que se relaje y nos facilitará mucho el trabajo.

Otra forma de hacer que un perro confíe en ti es activando el instinto de caza. Son muchos los perros que disfrutan con los juguetes de pitido, ya que al morder recuerda a la presa. Este tipo de juguetes pueden ayudarte mucho a la hora de acercarte a él.

Paseos y horarios rutinarios

Para un perro conocer su entorno es sumamente importante y, además, le crea mucha seguridad. Para conseguir esto, lo más importante es realizar unos primeros paseos cortos, en los que el animal pueda oler y reconocer el lugar.

Si tu perro es muy asustadizo ante ruidos extraños, es aconsejable que lleves una correa y un arnés de seguridad para evitar escapes. También los horarios son importantes, para que él pueda identificar y controlar en todo momento. Por ejemplo, dar paseos a una hora determinada le ayudará a regular su nivel de actividad.

Deja un comentario

//