¿Qué diferencias hay entre la comida seca y húmeda?

En la alimentación comercial para nuestros peludos, básicamente podemos distinguir entre dos tipos de comida: la seca y la húmeda. En este blog, vamos a mencionar las principales diferencias entre éstas y cuál es la mejor opción para la salud de ellos.

COMIDA SECA

La comida seca para perros es lo que conocemos como pienso. Se trata de comida procesada sin humedad, por lo que, los expertos en nutrición canina la descartamos completamente.

Dentro de la comida seca, existen diferentes gamas de pienso. Si elegimos esta opción para alimentar a nuestros peludos, deberemos tener en cuenta algunos aspectos:

No creer todo lo que pone en la etiqueta: la lista de ingredientes y los componentes analíticos nos informarán realmente de lo que se compone el envase.

-Buscar piensos en los que los primeros tres o cuatro ingredientes provengan de proteínas animales: evitemos que tengan un solo tipo de proteína fresca en primer lugar seguido de carbohidratos.

-Elegir piensos que no contengan cereales y sean bajos en carbohidratos: evitemos piensos con más de un 40% de carbohidratos. Para saberlo, deberemos restar a 100 la cantidad de proteínas, grasas, humedad y cenizas que contenga.

Evitar piensos que contengan una larga lista de nutrientes sintéticos, ya que suelen ser aditivos y son perjudiciales para su salud.

-Evitar comprar piensos en oferta y que vengan en bolsas grandes: cada vez que se abre la bolsa, el pienso entra en contacto con el oxígeno y las grasas comienzan a oxidarse, hecho que puede perjudicar su salud.

COMIDA HÚMEDA

Cuando hablamos de comida húmeda, nos referimos a latas y a comida casera, ya sea cruda o cocinada.

Este tipo de comida se caracteriza principalmente por contener humedad en su resultado final. La humedad es un factor muy importante en la alimentación. De hecho, cuando hay una carencia, observaremos a nuestro peludo ingerir grandes cantidades de agua para poder hidratarse correctamente.

Diferencias entre comida húmeda y comida cocinada:

La comida húmeda y la cocinada son muy similares, ya que su principal característica es la humedad. Sin embargo, deberemos fijarnos bien en las materias primas, ya que las latas suelen tener materias primas de menor calidad.

Otro punto importante a tener en cuenta son las consecuencias de las altas temperaturas (hasta 120ºC) a las que se someten los alimentos para poderse cocinar y enlatar debidamente.

¿Qué nutrientes se ven afectados por las altas temperaturas?

Aminoácidos: pueden perderse hasta en un 60%.

Grasas: afectadas por la formación de peróxidos y la destrucción y transformación de los ácidos grasos esenciales.

Almidones: cocidos en exceso cambian su estructura molecular y se comportan en el colon como fibras insolubles, afectando negativamente al sistema del peludo.

Vitaminas y minerales: se pueden perder hasta en un 60%.

La gran diferencia con la comida cocinada es la calidad de las proteínas, que suele ser óptima ya que utilizamos productos de supermercado que son de consumo humano y de calidad. Sin embargo, corremos el riesgo de no ofrecer una dieta equilibrada y balanceada si decidimos hacerlo por nuestra cuenta.

Para ello existe Dogfy Diet, una empresa que ofrece alimentación natural para perros cocinada a baja temperatura. Resulta una opción muy acertada para ofrecer una alimentación libre de aditivos químicos y formulada específicamente para las necesidades de los perros. Además, se encuentra a disposición del usuario cliente un equipo de nutricionistas caninas que se encargan de asesorar y hacer seguimiento a todos los peludos para personalizar todavía más sus dietas según sus casos concretos.

Dogfy Diet

Dieta Barf Cocinada

USA EL CUPÓN TOPPERCAN20

Deja un comentario