Conoce el caso de “cadena perpetua” para el perro ‘Yanko’

By EFE / 16/07/2018
[Total:0    Promedio:0/5]

Yanko era un perro que llevaba mucho tiempo sin ver a ninguna persona, por lo que cuando vio a los dos policías de Lugo que entraron a su cuarto escapó tan rápido que, sin pensarlo bien, se tiró desde la ventana hacia el asfalto de la calle. Su terror hacia el exterior era tan elevado que se levantó con mucho sufrimiento y se metió de nuevo a su habitación llena de basura e insectos, habitación en la que había estado encerrado los últimos cinco meses.

Yanko vivía en un cuarto que sólo tenía un colchón, en el que hacía sus necesidades y dormía. Este perro estaba lleno de pulgas y vivía en condiciones muy pobres.
Todo esto ocurrió 20 días después de que una perra llamada Katalina fuera defenestrada de un piso aún más alto en otro edificio que se encontraba muy cerca. Los dos inmuebles estaban siendo ocupados en pésimas condiciones.

Los dos casos fueron investigados por la misma magistrada, Pilar de Lara, que era la titular del Juzgado de Instrucción #1 de Lugo. Pilar tuvo un caso que le dio la vuelta a España, debido a que dictó la primera orden de alejamiento a los propietarios de Katalina para poder mantener a la perra a salvo.

Con respecto a Yanko, De Lara aún no ha acordado ninguna medida cautelar, pero si un “decomiso” en el que insiste a llamar al perro “guardia y custodia”, adelantándose de esta forma a la reforma del Código Civil en el que los animales ya no serán vistos como “cosas”, sino como sujetos con derechos que sienten y sufren.

cuarto perro yanko
Imagen del cuarto en el que vivía ‘Yanko’ desde hacía al menos cinco meses obtenida del informe policial

Así, para poder asegurar una tutela judicial efectiva, Yanko recibirá los cuidados de la Sociedad Protectora de Animales de Lugo, y posiblemente después sea entregado a una familia que se muestre interesada en cuidar a este animal mientras se investiga el delito de abandono por parte de sus dueños o los residentes del hogar.

De esta forma, se ordenará la investigación sobre la caída del perro (que fue amortiguada por el toldo de un auto), la falta de alimentación y de limpieza, la convivencia con sus excrementos y su maltrato como una “suerte de cadena perpetua” que hayan dañado la salud física y mental del perro. En caso de que la investigación sea exitosa, los culpables podrían ser castigados por “el delito de maltrato más grave”, condenó la juez.

Entre todos los daños que sufrió Yanko, la juez destaca el aislamiento por el que pasó el perro. “Los perros son animales que, por naturaleza, son sociables y necesitan de la compañía de otros seres para poder vivir bien y estar satisfechos emocionalmente; cuando los perros sufren de aislamiento es uno de los peores castigos y maltratos que se les puede dar”. Este tipo de situaciones terminan creando “miedo, ansiedad, desconfianza y mucho estrés en el perro”.

Al igual que en el caso de la perrita Katalina, que fue protegida por una familia voluntaria, la magistrada se ha quejado de la actuación de la Policía Local en este tipo de situaciones.
Los policías entraron a comprobar el estado de Yanko luego de que una vecina del barrio les dijera sobre el sufrimiento por el que estaba pasando ese animal, algo que se podía ver a través de la ventana.

En el primer intento Yanko se tiró por la ventana y no pudieron revisarlo. En el segundo intento, con la ayuda de sus dueños (de quienes tambien huía), lograron agarrarlo y comprobaron que, además de tener muchísimas pulgas, los policías no pudieron ver otras señales de maltrato. Pero este perro de 6 años de edad nunca había sido vacunado, ni registrado y no contaba con una cartilla sanitaria, por lo que los policías sólo declararon que “malvivía igual que sus dueños”.

La policía no declaro nada al respecto, así que la magistrada se enteró 3 días después por la prensa, así que abrió una investigación de oficio.

perro yanko
Fotografía del informe policial realizado por orden del juzgado el 25 de noviembre
About the author

EFE

Leave a comment: