Akita, el perro japonés que enamora a todos los extranjeros

[Total:0    Promedio:0/5]

Si eres una persona a la que le gustan mucho los perros lo más seguro es que hayas disfrutado mucho de la película ‘Siempre a tu lado’, que fue protagonizada por Richard Gere y por un perro japonés de la raza akita inu llamado Hachiko, el cual esperaba a que su dueño regresará de trabajar en la estación Shibuya de Tokio. Un día su dueño murió en la Universidad por culpa de una hemorragia cerebral y nunca regreso a la estación de tren. Sin embargo, Hachiko siguió esperando a su dueño durante 10 años. Hoy en día se puede ver una estatua de Hachiko como un homenaje al amor de las mascotas y su lealtad.

Se trata de una raza muy parecida a los huskys rojos y se ha hecho con una gran fama desde la película, pero también desde que la patinadora de Rusia, Alina Zagitova, proclamó el gran amor que sentía por estos perros luego de haber visto varios de ellos mientras entrenaba en Japón. Hace algunos años se trataba de una raza que era desconocida en gran parte del mundo, pero ahora la gente de Europa y América siente un gran deseo por tener uno de estos perros.

“La raza akita se ha vuelto extremadamente popular en todo el mundo, especialmente después de que se estrenó la película”, comenta Kosuke Kawakita, responsable de la asociación de perros akita en Tokio, quien ha tenido más de 30 perros durante 60 años.

Por otro lado, Osamu Yamaguchi, un criador de akitas en Takasaki que tiene 64 años de edad, comenta que “antes, la mitad de mis clientes eran japoneses y la otra mitad eran extranjeros, pero ahora el número de extranjeros ha aumentado notablemente”.

akita
Uno de los akita que Osamu Yamaguchi tiene en su criadero de Takasaki. BEHROUZ MEHRI / AFP

Según la información revelada por la Asociación de Preservación de Akita, el número de estos perros que tienen dueños extranjeros era de 33 en el año 2005, de 359 en 2013 y 3.967 en 2017.

Durante mucho tiempo la raza akita fue criada para la caza, recibiendo su nombre de una región que se encuentra al norte de Japón, de la que es originario. El perro mide entre 60 y 70 centímetros y puede llegar a pesar entre 40 y 50 kilos. Sus orejas son rectas, tiene unos ojos hundidos y un cabeza que recuerda a la de un oso.

Akita es una de las seis razas japonés que son reconocidas como un “tesoro natural” dentro de Japón. Las adopciones de los perros akita han disminuido notablemente en territorio japonés, por lo que ahora se registran menos de 3.000 perros de esa raza al año, en comparación a los 40000 que se registraron en 1970.

“Es un hecho que mucha gente quiere tener uno, pero no pueden porque las normas de sus edificios lo prohíben o porque viven en lugares que son bastante pequeños”, explicó Kosuke Kawakita.

Por su parte, el gobernador de la región de Akita, le regaló uno a Vladimir Putin, el presidente de Rusia. Asimismo, la demanda de los perros akita en China es muy elevada, tanto que algunas tiendas venden “falsos akitas” que tienen certificados de pedigrí falsificados.

About the author

Javier Fornell

Redactor y comentarista freelance para diferentes plataformas digitales y amante de los animales. Novelista, historiador y bibliotecario. Como decía Borges 'los libros son el camino al paraíso'.

Leave a comment: